5 fallos que dejan nuestra contraseña accesible a los hackers y cómo evitarlos

La compañía experta en seguridad informática ID Agent ha publicado recientemente un informe en el que señalan que en 2019, ocho de cada diez accesos no autorizados en la Red sucedieron por no utilizar contraseñas potentes. La seguridad de los datos privados personales se ha convertido más que nunca en algo vital ante el aumento del uso de las plataformas online, para trabajar y estudiar, durante este período de pandemia por el Covid-19.

Los hackers dedican mucho tiempo y esfuerzos a romper esas barreras de seguridad que en muchos casos, resultan muy frágiles, y exponen nuestros datos a la Internet oscura, donde nuestra información privada nos puede colocar en situaciones delicadas e indeseables.

5 errores que dejan nuestra contraseña accesible a los «hackers»

Los expertos en seguridad señalan que los cinco errores más comunes, que la mayoría cometemos a la hora de elegir una contraseña para nuestras cuentas privadas son:

  1. La utilización del nombre de nuestro equipo favorito, como ‘realmadrid’, ‘fcbarcelona’; son las primeras en probar los delincuentes para tener acceso.
  1. La utilización del nombre de nuestro deporte favorito, como ‘fútbol’, ‘tenis’; son también de las primeras en probar los delincuentes.
  1. Utilizar cifras y letras que hacen referencia a un grupo de música que nos gusta como por ejemplo ‘maroon5’, ‘U2’; son también de las primeras opciones de los ladrones a la hora de descubrir nuestra contraseña.
  1. Utilizar el nombre de un grupo artista preferido como por ejemplo ‘Beatles’, ’Bonjovi’…etc,  son también de las primeras opciones de los ladrones.
  1. Poner un nombrepropio siempre es un gran error, porque los intrusos exploran nuestras redes para conseguir los más cercanos y lograr el acceso.

Cómo evitarlo

Los hackers sólo deben revisar nuestros perfiles públicos y sabrán en un click todos los datos anteriores, por lo que lo mejor es evitar utilizar ninguno de ellos y optar por opciones más rebuscadas y privadas.

Esto es un problema que afecta a particulares pero también a grandes corporaciones como es el caso del reciente ciberataque por activistas neonazis a la OMS, que demostró que al menos unos cuarenta empleados utilizaban como contraseña la palabra: ‘password’.

Los expertos señalan que la autenticación de múltiples factores o AMF es la mejor opción de seguridad en estos momentos, ya que combina la fuerza de una buena contraseña con un código de seguridad que se envía mediante una plataforma de SMS a los móviles, consiguiendo así un doble blindaje, robusto y con ciertas garantías.