Samsung no podía desperdiciar el suculento mercado del almacenamiento. Y lo aprovecha con su SSD 840 EVO, un dispositivo que incorpora características básicas para estas aplicaciones, como son la seguridad, potencia y rapidez, además de una utilización sencilla e intuitiva, y mejoradas con respecto a sus antecesores.

Destaca primeramente la nueva tecnología TurboWrite, que mejora el rendimiento de escritura secuencial significativamente dándole mayor velocidad. Además, gracias a la actualización NAND, un nuevo controlador y firmware, 840 EVO tiene una capacidad de respuesta mucho más rápida que los modelos precedentes para traslado de información habitual. Están disponibles con capacidades de 120 GB, 250GB, 500 GB, 750 GB y 1 TB.

Facilidad

Para soportar la actividad a la que es sometida un SSD, es necesario que el proceso de instalación sea lo más simple posible. Install Navigator de Samsung es una completa guía para que la configuración del software, el proceso de migración de datos y la instalación del hardware se reduzca a un único paso. Además, gracias al nuevo Samsung Data Migration Tool 2.0 se simplifica mucho el copiado de datos personalizado que traslada de manera inteligente los archivos multimedia a un dispositivo de almacenamiento secundario cuando los datos de origen son mayores que la capacidad del SSD.

Con respecto a la serie 840, la versión EVO mejora en gran medida muchos puntos en cuanto a rendimiento. Dos de los más importantes son: el rendimiento secuencial de escritura y el aumento de velocidad de lectura QD1.

Para solventar lo tedioso que supone muchas veces la espera del arranque del ordenador, esto discos de estado sólido, basadas en memoria flash, aportan muchas mejoras con respecto a los discos duros tradicionales.

Al margen de las ventajas comunes que tienen todos los dispositivos basados en SSD, cada compañía trata de incorporar  sus propias mejoras. En el caso de la familia SSD 840 EVO, Samsung ha dispuesto 1 GB de memoria caché de tipo LPDDR2, que complementa con la tecnología TurboWrite. Permite superior velocidad de escritura secuencial gracias a la incorporación de un buffer específico donde el sistema va guardando temporalmente información.