Yoigo ha diseñado para sus clientes un nuevo proceso de acceso a los servicios Premium que ofrecen otras empresas, con el objetivo de mejorar la protección de sus usuarios frente a potenciales abusos que se dan con algunos de estos servicios, principalmente los servicios Premium de suscripción, y así evitar sustos en las facturas. El nuevo sistema se está implantando de forma progresiva a todos los clientes actuales, y los nuevos clientes ya cuentan con ello desde el momento del alta de línea.

Gracias a este nuevo modo de control, activado por defecto, cuando un cliente intente activar un servicio Premium de suscripción, se le pedirá confirmación mediante un SMS para desbloquearlo y tener acceso a ellos si está realmente interesado. En caso de que el cliente no quiera tener acceso a estos servicios Premium, solamente tendrá que responder “NO” al mensaje de confirmación recibido para seguir teniendo activo el bloqueo.

Los clientes que decidan tener acceso a los servicios Premium de suscripción sabrán en todo momento que están usando este tipo de contenidos, el importe que les va a cobrar el proveedor y el teléfono de atención al cliente de este último. Además, los usuarios podrán solicitar la baja inmediata en este tipo de servicios de forma muy sencilla: respondiendo con la palabra BAJA al SMS que se les envió en el momento de la confirmación de su activación. Estos mensajes son estándar y controlados por Yoigo directamente, no por el proveedor del servicio.

Otra de las características de este nuevo sistema es que el cliente tiene disponible un nivel de control de su consumo mensual de todos los servicios Premium: llamadas de voz, mensajes de texto y compra de contenidos con pago móvil. Cuando el usuario llegue a los 40 € de consumo Premium mensual se le comunicará, de manera que si quiere seguir accediendo a estos servicios en el mes en curso, se le solicitará que lo confirme contestando al SMS que ha recibido al alcanzar dicho límite.