Wincor Nixdorf AG completa el año fiscal 2012/2013 con un crecimiento anual del 5% en ventas netas y un significativo incremento del 31% en beneficio operativo (EBITA). En total, las ventas netas generadas por el proveedor de soluciones TI para bancos y retailers en el año fiscal 2012/2013 ascienden a 2.465 millones de euros (2011/2012: 2.343 millones), mientras el EBITA aumenta a 132 millones de euros (2011/2012: 101 millones). El beneficio para el año fiscal se ha incrementado un 40% hasta los 88 millones de euros (2011/2012: 63 millones). El dividendo propuesto ha subido notablemente a 1,48€ por acción (2011/2012: 1,05€). Aunque se espera que el primer trimestre sea ligeramente más débil que el del año anterior, Wincor Nixdorf quiere mantener su patrón de crecimiento en el año fiscal en curso 2013/2014, con un incremento del 4% previsto en ventas netas y un crecimiento rápido adicional en el EBITA del 17%, que podría conllevar ganancias de 155 millones de euros.

“El crecimiento generado en los mercados emergentes durante el año fiscal 2013/2014 será una vez más suficiente para compensar la extendida debilidad en inversiones en el mercado europeo”, explica el CEO y Presidente Eckard Heidloff. A pesar de un panorama ligeramente más halagüeño en el plano macroeconómico para algunos de los países industrializados claves en Europa, Wincor Nixdorf no ha visto aún una mejora significativa en sus previsiones de negocio en la Región. Al mismo tiempo, Heidloff señaló que los esfuerzos de negocio del Grupo en países emergentes estarán acompañados por una presión continuada en los márgenes de negocio.

Comprometida con la expansión de su negocio con vistas al futuro, Wincor Nixdorf hará un esfuerzo aún mayor con la realineación estratégica de sus operaciones. El objetivo de medidas de remodelación que actualmente persigue la compañía es explotar una partida aún mayor de los beneficios asociados con el cambio en sus mercados y sostener el ritmo de crecimiento al que ha regresado recientemente. Además del firme posicionamiento en los mercados emergentes y los avances de su negocio en el área de métodos de pagos móviles y sin efectivo, el objetivo particular es expandir las actividades de software de Wincor Nixdorf. “Queremos doblar nuestro negocio de software a más de 600 millones de euros en los próximos cinco años”, asegura Heidloff enfatizando el compromiso de la compañía. Continúa explicando que Wincor Nixdorf tiene la intención de centrarse en un crecimiento orgánico, complementado por adquisiciones apropiadas.

Según Heidloff, el software –junto con hardware innovador-, está jugando un papel cada vez más importante en los cambios de procesos de negocio que están llevando a cabo bancos minoristas y retailers. En este contexto, señaló tendencias fundamentales del sector como la integración de múltiples canales de venta, nuevas funcionalidades introducidas en la sucursal y en la tienda, y conceptos de comunicaciones y distribución móviles. Al mismo tiempo, la creciente importancia del software —acompañada por una demanda también cada vez mayor— se ha hecho patente en el campo de la optimización de infraestructuras TI. Wincor Nixdorf también cree que los desarrollos dentro del entorno competitivo abrirán atractivas oportunidades para la expansión. “El mercado cubierto por fabricantes de software está mostrando actualmente signos de consolidación, como fue el caso hace varios años en el sector del hardware. Estamos preparándonos”, asegura Heidloff. El directivo ha explicado que la tendencia hacia la consolidación estaba siendo dirigida en buena medida por la fragmentación del mercado, con muchas pequeñas compañías fabricantes de software compitiendo por el negocio. Al mismo tiempo, muchas compañías estaban aún desarrollando aplicaciones propias que ahora parecen obsoletas, dada la velocidad de la evolución de este mercado y los costes que supone.

Wincor Nixdorf ya genera ventas netas de más de 300 millones de euros en el segmento de software. De la plantilla global del Grupo de aproximadamente 9.000 personas, alrededor de 1.500 están centradas en desarrollo de software y Servicios Profesionales asociados, como análisis de procesos, servicios de integración y customización, formación y mantenimiento.

Regiones: Asia ha tenido el crecimiento más sólido en el año fiscal 2012/2013

En Alemania, las ventas netas habían bajado ligeramente el año anterior a 567 millones de euros (2011/2012: 572 millones de euros). De acuerdo con esto, reflejando el ritmo de fuerte crecimiento en otras regiones, la cuota de Alemania de las ventas totales del grupo se contrajo algo más hasta el 23% (2011/2012: 24%). En Europa (excluyendo Alemania), las ventas netas subieron un 7% en el año anterior a 1.216 millones de euros (2011/2012: 1.134 millones). Como proporción del total de ventas netas del Grupo, la contribución de Europa (excluyendo Alemania) se ha mantenido en el 49% (2011/2012: 49%). Así, Europa mantiene su posición como el mercado de ventas más fuerte para Wincor Nixdorf. La región Asia/Pacífico/África ha dejado atrás al resto al alcanzar un crecimiento del 9%. Las ventas netas crecieron hasta los 418 millones de euros (2011/2012: 385 millones). La contribución total de Asia/Pacífico/África a las ventas netas totales del grupo ha sido del 17% (2011/2012: 16%). Las ventas netas en las Américas han crecido un 5% hasta los 264 millones de euros (2011/2012: 252 millones). Expresado como porcentaje de las ventas netas totales del Grupo, la cifra se ha mantenido sin cambios en el 11% (2011/2012: 11%).

Sectores: Crecimiento en Banca
Las ventas netas generadas en el sector de Banca ascendieron a 1.614 millones de euros  (2011/2012: 1.524 millones de euros). Esto corresponde a un incremento interanual del 6%. El EBITDA de este sector mejoró respecto al pasado ejercicio en un 49 % hasta alcanzar los  103 millones de euros  (2011/2012: 69 millones de €). Las ventas netas logradas dentro del sector de Retail aumentaron un 4 %  logrando los  851 millones de euros  (2011/2012: 819 millones de euros). En este sector el EBITDA disminuyó un 9 %, 29 millones de euros  (2011/2012: 32 millones de euros).

Crecimiento sustancial  en el negocio de Hardware  – Software / Servicios también crece
La recuperación del crecimiento del Grupo se debió principalmente a un notable aumento en las ventas de hardware. El total de las ventas netas consolidadas de hardware aumentaron un 8 %, logrando 1.185 millones de euros (2011/2012: 1.100 millones de euros). El principal factor que esconde este aumento significativo fue una buena evolución del negocio de hardware de Banca en los mercados emergentes. Como resultado, la proporción de las ventas totales netas del Grupo generados por el negocio de hardware mostró un ligero aumento interanual de hasta el 48% (2011/2012: 47 %). Las ventas netas de Software/Servicios aumentaron un 3 % alcanzando los 1.280 millones de euros (2011/2012: 1.243 millones de euros). La desaceleración del crecimiento en comparación con años anteriores se debe a un comportamiento ligeramente más tenue de servicios gestionados y de outsourcing.  En general, el porcentaje del total de ventas netas del Grupo generados por el negocio de Servicios de Software fue de 52 % (2011 /2012: 53 %).

Gasto en I+D: Mayor aumento cada año
Wincor Nixdorf ha invertido en nuevas tecnologías y en el desarrollo de nuevos productos a lo largo del año fiscal que acaba de terminar. Los gastos relativos a investigación y desarrollo (I + D) se situaron en 99 millones de euros,  9 millones por encima del año anterior (2011/2012: 90 millones de euros). La inversión  en I + D relacionada con el Software representó aproximadamente el 30 % de esta cifra. La proporción de I + D se sitúa en el 4% (2011/2012: 3,8 %).

Propuesta de dividendos: 1,48€  por acción
Wincor Nixdorf sigue comprometido con su política de dividendos vigente de distribuir el 50% de las ganancias del año en forma de dividendo. En comparación con el año anterior, el dividendo propuesto al Consejo de Administración ha aumentado en un 41 % siendo el actual precio de la acción de 1,48€ (2011/2012: 1,05€ la acción). El dividendo propuesto se calculó en base a un beneficio de 88 millones de euros para el año fiscal.