Próximos eventos

Adaptando Cloud con Ciberseguridad, 7 de marzo (evento presencial)

asesorías

10 preguntas para comenzar la digitalización de una asesoría

Una asesoría debe ser contundente a la hora de dar pasos hacia la digitalización. Como cualquier otra organización, este tipo de empresas debe apoyar sus procesos en soluciones que automaticen y agilicen sus procesos.

Ahora bien, más allá de la búsqueda de la agilidad, la eficiencia y la transparencia, las asesorías deben digitalizarse para dar respuestas más sólidas a un cliente que ya es digital. Según explican desde Datisa es un cliente que practica la digitalización, en algunos casos, sin ser plenamente conscientes de ello. El nuevo cliente de las asesorías genera y dispone de información electrónica que el asesor puede aprovechar para mejorar la eficiencia de sus procesos de entrada de datos contables y para prestar mejores servicios al cliente.

Pablo Couso, DIRCOM de Datisa asegura que “estamos hablando de clientes que buscan opciones para gestionar su contabilidad vía Internet, que demandan información en tiempo real y conectividad online al sistema de datos contables y de negocio del asesor y, en definitiva, son clientes que, como el asesor, viven en una realidad en la que la digitalización avanza y en la que las relaciones con los bancos, con Hacienda y con sus clientes y proveedores son electrónicas”.

Puesto que el asesor contable debe moverse en la misma dirección que su cliente, un factor muy importante en el proceso es que deberá avanzar hacia la digitalización, al menos, a la misma velocidad. Para ayudarle en estos primeros pasos, la compañía Datisa ha elaborado una lista de preguntas clave cuyas respuestas pueden ayudar a los asesores a identificar cuál es su situación respecto a la digitalización y cómo pueden avanzar en la dirección y ritmo correctos.

Estas son las 10 preguntas que hay que responder para comenzar la digitalización de una asesoría:

  • ¿Puede tu cliente conectarse a tu sistema contable desde cualquier ordenador con conexión a Internet sin que un técnico deba poner en red ese equipo con el servidor del asesor?
  • ¿Puedes darle acceso solo a lo que consideras adecuado ya sea únicamente funciones de entrada de datos o de generación de informes?
  • ¿Puedes evitar que tu cliente remoto sepa con qué otros clientes trabajas?
  • ¿Puedes teletrabajar desde cualquier ordenador que tenga conexión a Internet?
  • ¿Tu sistema contable dispone de funciones de generación automática de asientos por importación de datos bancarios?
  • ¿Puedes automatizar la entrada de asientos y datos fiscales a través de ficheros Excel o de funciones de integración con la facturación de tu cliente?
  • ¿Generas y envías automáticamente tu facturación en formato electrónico al cliente?
  • ¿Digitalizas tus documentos y dispones de acceso inmediato a ellos desde tu contabilidad?
  • ¿Integras electrónicamente con Hacienda?
  • ¿Utilizas tu web como herramienta activa para tu posicionamiento y captación de nuevos clientes?

Todas estas cuestiones ayudarán a la asesoría a saber en qué punto se encuentra, es decir, cuál es su punto de arranque y a avanzar en la dirección que mandan los nuevos hábitos digitales de la sociedad. Hábitos que son también los nuevos hábitos de sus clientes.

Deja un comentario

Scroll al inicio