Sogeti, compañía perteneciente al Grupo Capgemini, especializada en servicios y soluciones de tecnología, y HP, empresa tecnológica que opera en más de 170 países del mundo, impulsarán conjuntamente las practicas de Testing de aplicaciones de negocio dentro de las empresas de nuestro país, y como paso imprescindible para asegurar su calidad. Ambas compañías están convencidas de que la competitividad empresarial actual pasa indefectiblemente por una modernización de las infraestructuras tecnológicas, capaces de asumir las nuevas demandas de los clientes, surgidas de las nuevas tecnologías (cloud computing, internet móvil o Web 2.0). En este sentido, Sogeti y HP aseguran que la calidad de las aplicaciones que sustentan el negocio es una pieza clave de este proceso de modernización.


Este nuevo paso que emprenderán conjuntamente ambas compañías contempla un conjunto de acciones encaminadas, tanto a concienciar al tejido empresarial español de la necesidad de modernizarse, como a ofrecer soluciones concretas en materia de Testing y Calidad de Software.


A este respecto, Sogeti y HP organizarán una serie de eventos dirigidos a diversos sectores de actividad, tanto en Madrid como en Barcelona, a finales del mes de abril. Con ello, reforzarán su alianza tecnológica para ofrecer soluciones de Testing a clientes finales. Cabe recordar que HP dispone de la solución HP ALM 11, primera en integrar la metodología de pruebas TMap® de Sogeti, un modelo estructurado para diseñar y poner en marcha un proceso de pruebas de software aceptado como estándar por el mercado.  

 

Necesidad de modernizar las aplicaciones


Una de las consecuencias de la actual situación económica es la creciente competitividad de los mercados y la reducción de los presupuestos de los departamentos de IT. Esto ha hecho volver la vista de las empresas hacia su portafolio tecnológico y buscar fórmulas para recortar costes sin perder eficacia. Según los principales analistas del mercado, actualmente el 70% de los gastos en tecnología de las empresas está destinado al mantenimiento de las aplicaciones, arrinconando así las inversiones en innovación y desarrollo. Este alto porcentaje dedicado exclusivamente al mantenimiento lo fuerza la obsolescencia de muchas aplicaciones, desarrolladas décadas atrás, cuya actualización e integración con plataformas modernas supone un coste elevado.


Según Sogeti y HP, esta situación provoca que muchas empresas no puedan aprovechar las enormes ventajas que ofrecen hoy en día los nuevos entornos, tales como la “nube”. Ambas organizaciones coinciden en que una buena parte del tejido empresarial español se encuentra actualmente en esta situación y ha de afrontar un proceso de modernización de sus TI, valiéndose del Testing y la Calidad de Software.


Para ambas empresas, dicha modernización también tiene que aplicarse al modo de entrega de las aplicaciones. Hoy en día es necesario asegurar la calidad, la fiabilidad y la capacidad de predicción de las aplicaciones durante todo su ciclo de vida, desde su planificación y desarrollo hasta su implantación, gestión y mantenimiento posterior.


Es precisamente en este aspecto donde juega un papel fundamental la práctica del Testing y su ejecución de manera profesional, ya que sólo mediante un proceso de pruebas de software estructurado es posible conseguir su calidad.


Según José Luis Antón, Director de la Unidad de Testing de Sogeti España, “la mayoría de las empresas están superando la actual recesión económica mediante la modernización de sus infraestructuras tecnológicas y a través del Cloud Computing, que permiten reducir la complejidad y costes, y responder a las necesidades cambiantes del negocio. Esta estrategia –termina diciendo Antón- ha provocado un crecimiento de la importancia de asegurar la calidad de sus soluciones, dado que se ha transformado en una exigencia absolutamente esencial a la hora de trabajar en este nuevo entorno”.


Según Luis Colino, Director de ventas del área de Aplicaciones de HP Software España, “En el entorno actual, la calidad en el desarrollo y la entrega de soluciones es más crítica que nunca. La complejidad que conllevan las nuevas tecnologías, las nuevas formas de entrega y el consumo de las aplicaciones, hacen que la situación sea retadora, y si a esto unimos las nuevas metodologías de desarrollo como “Agile”, y la propia complejidad de las organizaciones actuales (Outsourcing, Globalización, Factorías, etc.) se convierte en una obligación abordar el desarrollo y entrega de aplicaciones modernas desde otra perspectiva. Esta situación –añade Luis- provoca que  los métodos clásicos de aseguramiento de la calidad no generen los resultados esperados. En definitiva, para alcanzar los objetivos esperados, el desarrollo moderno, requiere soluciones modernas”.