En las últimas semanas se ha detectado un aumento de ataques de Neverquest, un nuevo troyano bancario que ya ha afectado a miles de ordenadores.  El incremento de las compras online por la llegada de la Navidad provoca que los ciberataques crezcan considerablemente, y en especial aquellos que tienen como fin el robo de datos bancarios o personales.

La infección de este nuevo troyano suele ser a través de la clásica ingeniería social: correos electrónicos, redes sociales, descarga de archivos que apariencia son legales… Una vez que el programa malicioso es ejecutado en el equipo crea una  DLL, cuyo cometido es la conexión remota con un servidor de donde se descarga archivos para monitorizar el navegador del sistema infectado y su configuración. Dicha dll es registrada por el sistema, en cada reinicio del sistema,  gracias a una clave de registro creada por el fichero original. Al finalizar estas acciones el fichero es borrado.

El mayor peligro que presenta Neverquest, es que el ciberdelincuente puede  cambiar la configuración del  troyano, de esta manera podrá modificar en cada momento las webs que quiera monitorizar. Es decir, con una sola infección podrá obtener datos bancarios de una determinada entidad o de transacciones de una compra online en una determinada web, modificar la configuración y conseguir datos de otras transacciones.

¿Cómo evitar el ataque de Neverquest?

Como siempre, utilizar el sentido común y evitar cualquier enlace o archivo que te parezca sospechoso.

Por otra parte hay otras medidas de seguridad que puedes tomar:1.

1. Revisar minuciosamente los movimientos de tu cuenta bancaria para comprobar que todos los cargos son conocidos.

2. Tener completamente actualizado tu sistema operativo y tu software antivirus.

3. Instalar un buen antivirus que proteja tus transacciones online.