Pleo ha presentado las principales conclusiones de la nueva adopción de los pagos digitales, las cuales han dotado a las empresas de un crecimiento exponencial sin presentes. Pues, el 70% de los españoles ha reducido el uso de dinero en efectivo a raíz de la Covid-19, en favor del pago mediante tarjetas de crédito o vía móvil. 

Del total de transacciones analizadas por la compañía, el 55,5% se ha realizado con tarjeta virtual online, y un 44% se efectuó con tarjeta física en el comercio. Mientras que el 0,5% restante corresponde a operaciones con dinero en efectivo, convirtiendo este tipo de método de pago en algo residual.

 “Vemos cómo se está invirtiendo esta proporción, y cada vez, se pronuncia más la diferencia entre transacciones virtuales y físicas. Las empresas están apostando por ofrecer a sus empleados soluciones que les permitan recrear en el entorno laboral los hábitos de compra que tienen en su vida diaria”, explica Aiyana Moorhead, Country Manager para Pleo en España.

Auge de pagos digitales en el mercado empresarial

Siguiendo este aumento de los nuevos formatos de pago, las compañías comienzan a adoptar otras metodologías alternativas, como el pago vía móvil con tecnología NFC, que ofrecen a sus empleados una experiencia de compra y gestión de gastos más simple, rápida y digital. 

Los pagos digitales han dotado a las empresas de un crecimiento exponencial sin presentes

Y es que, en 2020 el 18% de las compras de los clientes de la compañía en España se realizaron mediante Apple Pay, es decir, a través de un iPhone, iPad o Apple Watch.

La comodidad, seguridad, y facilidad en el reporte son las principales razones que explican la adopción de modelos digitales por parte de las empresas para el pago de gastos relacionados con el trabajo. 

El uso de Pleo permite el registro y clasificación de los gastos de manera automática en el momento de la compra, independientemente del método de pago. De esta manera, se consigue que el proceso de reporte sea más ágil y sencillo, a la vez que se reduce el trabajo del equipo contable y el volumen de informes de gastos incompletos o con errores. 

>