madrid bots
madrid bots

Madrid es la ciudad con más bots de toda Europa. Un año después del primer gran ataque perpetrado por la red de bots Mirai, Norton by Symantec  revela cómo ha crecido la red mundial de bots y los países y ciudades que sin darse cuenta han albergado el mayor número de infecciones zombis. Un total de 6.700 millones nuevos bots se unieron en 2016 a la botnet mundial. Europa concentra casi una quinta parte (18,7 %) de la población de bots total en el mundo.

Madrid aparece como la ciudad con mayor número de bots de toda Europa. Solo en la capital española hay más bots que en toda Holanda

De acuerdo a esta investigación internacional de Norton:

  • España ocupa el quinto puesto en el ránking europeo de infecciones por bots, liderado por Rusia.
  • Madrid aparece como la ciudad con mayor número de bots de toda Europa. Solo en la capital española hay más bots que en toda Holanda.
  • En España, hay un bot por cada 30 habitantes. Algunas de las ciudades y municipios españoles con mayor densidad de bots son, por este orden, Madrid, Barcelona, Derio (Bilbao), A Coruña, Valencia, Pozuelo de Alarcón (Madrid), Alicante, Gijón, Vigo y Santa Cruz de Tenerife.
  • El 31 % de los ataques contra dispositivos IoT se origina en Europa.
  • El Vaticano, el país más pequeño del mundo, posee la densidad de bots más alta respecto al número de infecciones por internauta.

Los bots son dispositivos conectados a internet (PCs portátiles, teléfonos, dispositivos IoT) e infectados con malware que permiten a los hackers controlar de forma remota, y al mismo tiempo, un gran número de dispositivos. Combinados, estos dispositivos forman potentes redes de bots (botnets) que pueden propagar malware, generar spam y cometer otro tipo de delitos y fraudes online.

Más de 689 millones de personas fueron víctimas del crimen online el año pasado, y los bots y las redes de bots constituyen una herramienta clave dentro del arsenal de los ciberatacantes, declara Candid Wueest, experta de Norton Security. “Cualquier dispositivo conectado a internet podría ser vulnerable a la infección de un bot. No son solo los ordenadores los que están proporcionando a los ciberdelincuentes su ejército de bots; en 2016, hemos visto cómo los ciberdelincuentes utilizaban cada vez más los smartphones y los dispositivos del Internet de las Cosas (IoT) para reforzar sus filas de botnets. Los servidores ofrecen también una capacidad de ancho de banda mucho mayor para un ataque DDoS que la de los PCs domésticos tradicionales.

De hecho, los dispositivos IoT podrían formar parte del repunte en las infecciones por bots registradas en todo el mundo en 2016. Durante el pico sufrido el año pasado, cuando la red zombi Mirai se estaba expandiendo rápidamente utilizando casi medio millón de dispositivos conectados como cámaras IP y routers domésticos, se producía un ataque sobre dispositivos IoT cada dos minutos. Sin que lo supieran los propietarios de dispositivos, casi un tercio (31 %) de los ataques se originaron en dispositivos ubicados en Europa.

Sin embargo, el lugar donde resida un bot no constituye un indicio sobre dónde puede vivir su creador -un dispositivo infectado en Europa, por ejemplo, podría contribuir a un ataque en Asia y ser controlado por un ciberdelincuente desde cualquier lugar de Estados Unidos.

España ocupa el quinto puesto en el total de infecciones por bots de toda Europa, con un 6,4 % de bots residiendo en el país. La mayoría de estos bots se encuentran en Madrid (72,1 %) y Barcelona (14,8 %). De hecho, Madrid sobresale como la ciudad con mayor número de bots de toda Europa, con más bots que toda Holanda. Debido al alto número de internautas, en España hay un bot por cada 30 usuarios de internet, lo que la sitúa en el 69º puesto mundial y el 40º dentro de Europa.

Madrid, Estambul y Moscú tienen más bots en sus ciudades de los que la gran mayoría de países tienen en todo su territorio nacional. Madrid, con el 4,64 % de la población de bots en Europa; Estambul, con el 4,62 %; y Moscú, con el 4,59 %, tienen más bots que Holanda, el octavo país más infectado por bots en Europa.