Aruba ha publicado una nueva investigación que pone de manifiesto cómo los líderes TI de EMEA han respondido a las demandas tecnológicas y de negocio a raíz de la Covid-19, qué inversiones se han hecho como resultado y qué modelos de consumo se están tomando en consideración.

Los resultados demuestran que los líderes de TI han aumentado sus inversiones en materia de redes cloud e IA, como base para la recuperación tras la pandemia. Por ello se espera que los servicios TI mediante suscripción muestren un crecimiento del 41% en los próximos dos años, con una evolución de un 29% en este año a un 41% en 2022.

“La pandemia ha hecho que muchas organizaciones se replanteen sus inversiones en infraestructura TI para obtener modelos de negocio que sean ágiles y que se adapten a sus objetivos. Es alentador ver cómo hay planes firmes a medio plazo para invertir en el avance de tecnología de red caracterizadas por modelos de consumo más flexibles que limiten las demandas de capital iniciales”, afirma Morten Illum, vicepresidente de EMEA para Aruba, una compañía de Hewlett Packard Enterprise.

Cómo ha afectado la pandemia según los líderes de TI

A través de 2.400 líderes de TI de 20 países y 8 industrias clave, el informe extrae los datos más significativos según la visión de los responsables de TI, sobre el impacto del Covid-19 en sus compañías;

  • El 20% describe el impacto entre sus empleados como “significativo” mientras que el 48% lo consideran “moderado” y el 23% como “leve”. 
  • En EMEA, Rusia (27%), Emiratos Árabes (25%), Suecia y Francia (24% cada uno) encabezan el ranking de impacto “significativo”, mientras que España (13%) y Países Bajos (15%) cierran la lista.
  • El 74% dijo que las inversiones en proyectos de redes habían sido retrasadas o pospuestas por la irrupción de la COVID-19.
  • La mayor cancelación de proyectos se dio en Suecia (59%) y la menor en Italia (11%), mostrando que hubo una gran disparidad entre países de la misma región.

Una visión positiva: inversión para las necesidades emergentes

En contraste, los planes a futuro son agresivos, con una amplia mayoría de responsables de TI planeando mantener o incrementar sus inversiones en redes a la luz de la COVID-19, a la vez que trabajan en dar cobertura a las nuevas necesidades de trabajadores y clientes.

Los líderes de TI han aumentado sus inversiones en materia de redes cloud e IA, como base para la recuperación tras la pandemia

Las soluciones en la nube que permiten la gestión en remoto a gran escala resultan especialmente atractivas cuando el trabajo presencial no es posible o resulta problemático. De ahí que un 38% de los responsables de TI plane3 incrementar su inversión en redes basadas en la nube, mientras que un 45% mantendrá la ya existente y sólo un 15% la reducirá.

Además, se buscan herramientas mejoradas para la vigilancia de la red, lo que incrementa la inversión en análisis y seguridad, para que las organizaciones puedan solucionar problemas y trabajar en la red de forma más eficiente. Al mismo tiempo que crece el interés en las innovaciones que faciliten la resolución de tareas repetitivas.

Se acelera la adopción de nuevos modelos de consumo

A consecuencia de la pandemia, en EMEA el 50% declaró que le gustaría probar nuevos modelos de suscripción en hardware y/o software, el 51% optaría por servicios gestionados de hardware y software y el 29% por leasing financiero. Mientras que los modelos de suscripción de red son más populares en APAC (61%) que en América (52%) o EMEA (50%) y los países que más lo demandan son Turquía (73%), India (70%) y China (65%).

Por su parte, las industrias globales que más están estudiando estos modelos de suscripción son los hoteles (66%), TI, tecnología y telecomunicaciones (58%) y educación (57%). En contraste, sólo el 8% continuarán únicamente con inversiones CapEX y en cuanto a las industrias;

  • el 15% de la distribución y transporte del sector retail continuará centrándose en las inversiones CapEx
  • un 5% en la educación y TI, tecnológicas y telecomunicaciones
  • un 2% en hoteles
>