La confianza de los consumidores españoles ha caído hasta 1.5 puntos, siendo el valor más bajo alcanzado desde el inicio de la crisis en 2008. Además, según desvela el informe GfK Clima de Confianza del Consumidor Europeo, las expectativas económicas de los españoles han caído 13 puntos sólo en los tres primeros meses del año hasta situarse en   -21.5 puntos.

El Clima de Confianza del Consumidor Europeo, es un informe que se difunde con carácter trimestral y que analiza las expectativas de la población de 12 países europeos: Alemania, Austria, Bulgaria, España, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa y Rumania.

Luego de terminar 2011 con un ligero repunte, el indicador GfK relativo a las expectativas de gasto evidencia que los españoles prevén una reducción en sus compras en los 29 sectores analizados, siendo esta caída más acusada en bienes de primera necesidad, cuidado personal y en el sector más elástico: el gasto destinado al ocio.

Sí se percibe, por el contrario, una leve mejoría en cuanto a las expectativas sobre la duración de la crisis. Así, los españoles consideran que ésta se prolongará todavía otros 2.8 años más. Esta cifra, sin embargo, ha disminuido ligeramente ya que a finales de 2011 superaba los 3 años.

En materia de empleo, la difícil coyuntura laboral se traslada a la percepción de los consumidores. Así, un 53% de los ciudadanos en búsqueda activa de empleo ve poco o nada probable encontrarlo. En cuanto a la población ocupada, continúa elevándose el temor a perder el trabajo. Un 15.2% considera que esta situación es muy probable o bastante probable. A finales de 2011 esta cifra era del 12%.

La confianza europea comienza a repuntar ligeramente

La evolución de la economía en los países de la Unión Europea se sigue viendo con mucho pesimismo. No obstante, en comparación con el último trimestre de 2011 se perciben algunas mejoras. Alemania sigue siendo el único país que registra expectativas positivas.  En Francia, la proximidad de las elecciones ha llevado a que sus consumidores contemplen el futuro con un mayor optimismo y es el país que mayor repunte registra. Así, los franceses consideran que la economía se recuperará en el curso de los próximos meses. En este sentido, pasaron de situar sus expectativas económicas en -48 puntos a finales de 2011 a  los -27,5 puntos actuales. Italia también registra una tendencia positiva, aunque menos acusada. Así, sus consumidores el indicador de previsiones económicas ha pasado de situarse en -42 puntos en diciembre de 2011 a -32 puntos al cierre del primer trimestre del año.

Aunque en términos negativos, también es notable la mejora que registra Portugal. Los ciudadanos siguen esperanzados en que las duras medidas de austeridad impuestas por el Gobierno den resultados a medio plazo, y que, a partir de ahí, la economía vuelva a crecer. Este optimismo puede palparse en el indicador de previsiones económicas, que actualmente se encuentra en -45,1 puntos y ha experimentado una mejora continua en los últimos meses.  El valor de finales del año pasado era de -58,5 puntos.

Las previsiones en Reino Unido mejoran también notablemente, pasando de -38 a -28 puntos en el primer trimestre del año. De esta forma, y unido a la caída que registra España, los indicadores británicos pasan a situarse en posiciones similares a las de nuestro país.