Importancia de la plataforma IoT (Internet de las cosas) para el futuro de las empresas

Sin software, el Internet de las cosas no puede funcionar, incluyendo el middleware o nube IoT. Entre las capas de los dispositivos y las puertas de enlace IoT, encontramos  las plataformas IoT, en paralelo y junto con las aplicaciones que nos permiten crear o construir.

Seleccionar la plataforma IoT que mejor se ajusta a sus necesidades empresariales, no es tarea sencilla, ya que las capacidades esenciales de cada una deben coincidir con la evolución del mercado y tener en cuenta las características de los potenciales compradores.

Una vez analizado el impacto de las estrategias de los proveedores de la plataforma, debemos tener muy clara la descripción y guía de objetivos y servicios que nos proporcionará. Por lo general los técnicos señalan que un operador de red será de mucha utilidad en torno al área de las comunicaciones y capacidad, pero una plataforma diseñada para habilitar aplicaciones concretas, ofrece mayor robustez en este sentido, siendo las plataformas de los fabricantes de dispositivos probablemente las más fuertes en esa gestión.

Los softwares comerciales que integran la gestión de puntos finales IoT, conectividad, acceso y procesamiento y análisis de los datos, así como herramientas de desarrollo e integración de aplicaciones, son las que mejor se suelen ajustar a las necesidades de la empresa, y esto es en esencia lo que permite una buena plataforma IoT.

La implementación del IIoT o IoT industrial cuenta con varios proveedores muy especializados que plantean sus propios enfoques y estrategias comerciales. La mayoría de plataformas IoT: ofrecen capacidades similares, seguridad análoga, y se enfocan a distintos tipos de clientes, como es el caso de las plataformas genéricas en la nube IoT con proveedores de la talla de Amazon, Google, Microsoft e IBM, entre otros.

Tampoco hay que olvidar otras categorías como las plataformas de proveedores de red IoT, en las que encontramos a Orange Business Services, Telefónica, AT&T, Vodafone y Verizon. Y las plataformas de negocios de IoT pensadas y creadas para aplicaciones concretas y mercados verticales como es el caso de los servicios públicos, energía, logística, transportes, industria de recursos, administración de edificios…etc.

De lo que no cabe duda es que el futuro empresarial pasa por las plataformas IoT, en un viaje hacia el mañana que ya ha comenzado y que promete ser una gran aventura y revolución  tecnológica y comercial. Aunque es cierto que todo depende de su modelo y plan de negocio, así como de la naturaleza de su empresa.