Ibermática se ha situado en 2007 con un volumen de negocio de 228 millones de euros, un 20% más que el ejercicio anterior. El balance en el mercado estatal ha sido altamente positivo, al igual que en Latinoamérica, donde Ibermática ha comenzado a abordar nuevos proyectos. El crecimiento internacional apunta también hacia Europa. Todo en el año en que Ibermática celebra su 35 aniversario.
El nuevo plan estratégico de Ibermática para el periodo 2007-2009 planteaba retos ambiciosos de desarrollo y crecimiento para la compañía. “Pues bien”, destaca la propia compañía, “el primer examen ha sido superado con buena nota al alcanzar en 2007 un volumen de negocio de 228 millones de euros, con un crecimiento del 20% con respecto al año anterior. Esta cifra se sitúa por encima de las previsiones establecidas para el ejercicio, lo que refleja un año de fuerte actividad en los principales mercados”.
En lo que respecta al resultado, el beneficio antes de impuestos se ha incrementado también prácticamente en un 30% en relación con 2006, hasta situarse por encima de los 6,5 millones de euros. La generación de empleo ha experimentado un desarrollo importante a lo largo del pasado año, alcanzando la cifra de 3.000 profesionales.
La evolución llevada a cabo por Ibermática el anterior ejercicio refleja, en opinión de su presidente, José Luis Larrea, que “la compañía es capaz de alcanzar metas ambiciosas, ya que el crecimiento experimentado en 2007 ha sido, fundamentalmente, un crecimiento orgánico y no fruto de operaciones de adquisición. Para nosotros crecer por crecer no tiene sentido, pero es cierto que necesitamos también ganar tamaño para configurar un proyecto empresarial cada vez más fuerte y con capacidad de liderazgo en el mercado”.
Por áreas de actividad, los servicios de outsourcing representan el 35% de la cifra total de ingresos en 2007; el 31% procede de la integración de aplicaciones; el 18% corresponde a infraestructuras; el 6% proviene de las soluciones de gestión empresarial; el 7% se ha generado en el ámbito de las soluciones de ingeniería; y el 3% corresponde a la actividad de consultoría de negocio.
En lo que respecta a la distribución del volumen de negocio por sectores, el 38% de los ingresos de Ibermática se ha generado en el sector servicios; el 20% en industria; un 17% en banca y los seguros; el 17% en la administración pública; y el 8% restante ha procedido del sector de las telecomunicaciones.
Para el director general de Ibermática, Joseba Ruiz de Alegría, “el comportamiento del sector ha ayudado a esta evolución positiva de Ibermática, pero nuestro crecimiento orgánico se sitúa muy por encima de la media. Estamos incrementando nuestros servicios y estamos desarrollando también proyectos importantes en nuevos clientes”.
Internacionalización
El desarrollo internacional es uno de los ejes principales establecidos por Ibermática para el periodo actual. Durante el pasado año la evolución del negocio en Latinoamérica ha sido muy positiva. Tecnet -filial de Ibermática en Latinoamérica- ha seguido desarrollando su actividad en destacados clientes de Argentina, Chile, Brasil, México, Perú y Uruguay.
En Argentina, asimismo, Ibermática ha instalado su primera factoría de software con el fin de trasladar parte de la producción de servicios ‘off-shore’ para aportar mayor valor a los clientes. En dicha factoría se han creado 30 empleos en el año 2007, si bien la perspectiva para 2008 es crecer hasta alcanzar la cifra de 150 profesionales. Desde esta factoría se prestan servicios de desarrollo, mantenimiento y soporte en tecnologías SAP, J2EE, Cobol y Natural.
Europa
En Europa, Ibermática ha realizado la única adquisición del año, que se ha materializado con la compra de la empresa portuguesa Sqédio. Esta operación permite a la compañía entrar en nuevos mercados, reforzando la actividad de su empresa participada C4, líder en el mercado español de soluciones tecnológicas para ingeniería e industria. Paralelamente a la adquisición de Sqédio, la división de Soluciones Empresariales de Ibermática ha abierto una nueva sede en Lisboa. Se trata de un primer paso sobre el que avanzar en el desarrollo de la empresa en Portugal.
Por otra parte, Ibermática ha seguido impulsando una política de acompañamiento a sus clientes. En cualquier caso, como explica José Luis Larrea, “en Europa tenemos identificados Alemania, Francia y Reino Unido como mercados estratégicos para Ibermática, y nuestro objetivo es materializar alguna operación interesante antes del año 2010”.
Innovación
El Instituto Ibermática de Innovación, i3B, ha consolidado su actividad a lo largo de este año participando en 35 proyectos de I+D+i, con un presupuesto próximo a los 6 millones de euros. Entre ellos destacan los desarrollados en programas europeos como ITEA y el VII programa Marco, los impulsados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y el Ministerio de Educación y Ciencia (como son el Plan Avanza, Profit, Cenit…) y los promovidos desde el Gobierno Vasco (Saiotek, Gaitek…).
Además, i3B ha materializado importantes progresos en una de las principales actividades que realiza, la aplicación del CCi (Código Capital Innovación), que es una metodología de autodiagnóstico asistido que permite medir y desarrollar la capacidad de innovación de las organizaciones. El CCi se ha aplicado en BBVA, Euskaltel e Iberdrola y ha sido verticalizado para el sector de las pymes (CCi-Pymes), para el sanitario (MIOS), para el educativo (MICE-C y MICE-U) y para el sector de la alta cocina mediante el MIRAC (Modelo de Innovación en Restauración de Alta Cocina), donde cuenta con referencias en restaurantes de dos y tres estrellas Michelin como Mugaritz, Akelarre, Arzak y Martín Berasategui.
El objetivo de i3B es acompañar el crecimiento previsto para el Grupo Ibermática en el Plan Estratégico 2007-2009, continuando con la estrategia de aumentar la oferta de servicios y productos de alto valor añadido.
Perspectiva 2008
En el presente ejercicio Ibermática celebra su 35 aniversario. La evolución de la Compañía en los últimos tiempos permite, en opinión del director general, Joseba Ruiz de Alegría, “encarar este nuevo año con nuevos retos a superar en todos los negocios y líneas de actividad desarrolladas por la compañía. El volumen de ingresos previsto pretende acercar a Ibermática hacia los objetivos planteados en el actual plan estratégico para el año 2009”.
La actividad comercial deberá impulsar un incremento de los proyectos en los principales sectores de actividad en los que Ibermática está presente: telecomunicaciones, industria, banca y servicios, administraciones públicas y sanidad. Asimismo, a lo largo de este año, Ibermática pretende seguir reforzando su presencia internacional, tanto en Latinoamérica como en Europa.