Los Laboratorios de Fujitsu han desarrollado una tecnología de refrigeración, que utiliza el calor residual de la CPU, para producir agua fría y enfriar los datacenter. La producción de agua, a una temperatura lo suficientemente baja para el uso en equipos de refrigeración, requiere de una gran cantidad de energía. Actualmente, el agua suele ser fría para su uso en calderas y otras fuentes de energía térmica. Ahora, gracias a esta tecnología, se puede enfriar el agua, incluso la que esté a una alta temperatura, como es 55 grados centígrados de forma continua. Este importante avance ha sido presentado en “The 2011 International Conference on Power and Energy Engineering” realizada el pasado 28 de octubre en Sanghai.


Gracias a esta tecnología, se puede ahorrar hasta un 20% de la potencia del aire acondicionado de un centro de datos, lo que representa el 40% de toda la tecnología que necesita un datacenter. Como ejemplo, para un rack como servidor único que consume hasta 12.000 kWh al año, esta tecnología podría llegar a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera en un equivalente a 360 árboles de cedros.

Los centros de datos son la infraestructura necesaria para los servicios en la nube y, por ello, el incremento de los consumos energéticos es algo más que esperado. La reducción de los consumos en aire acondicionado es un aspecto especialmente importante para cualquier plan de desarrollo de un datacenter.

 

De 15ºC a -18ºC


Los laboratorios de Fujitsu han desarrollado, por tanto, esta tecnología que constantemente enfriará el agua desde una temperatura de 15ºC a  18ºC, utilizando únicamente el calor residual de las CPU. Dos son sus elementos más destacados. El primero, es el desarrollo de un nuevo material absorbente que, aprovechando el calor residual que se pierde durante la vaporización, ofrece la capacidad de hacer posible conseguir bajas temperaturas. Segundo, se ha diseñado también una tecnología que mantiene la temperatura de las aguas residuales en la CPU y produce un flujo constante de agua fría, necesario para mantener las aguas residuales a 40ºC a 55ºC, lo cual produce vapor de agua

 Fujitsu, en la actualidad, trabaja para aumentar la fiabilidad de estas tecnologías, para que puedan ser implementadas en los centros de datos alrededor del 2014. Además, espera que este proyecto pueda ser ampliado también a fábricas, edificios de oficinas, generadores de energía solar y otros fines, en relación al aire acondicinado.