Dimension Data acaba de anunciar que ha creado una práctica digital que apunta a ayudar a las empresas de todo el mundo a transformar sus negocios y a digitalizarse.

La nueva práctica une siete empresas de Dimension Data: Oakton, con sede central en Australia, cuya adquisición se concretó en noviembre de 2014; Britehouse, Agile-Xpedia, iFACTORY, Core People y Data-Flo, con sede central en Sudáfrica, así como la empresa de aplicación de servicios de Dimension Data de Medio Oriente y África.

La práctica, que ostenta más de 2.000 empleados, trabajará con un ecosistema variado de socios con el fin de que los clientes dispongan de la infraestructura y las aplicaciones que necesiten, ejecutando cargas de trabajo de forma local, a través de un modelo alojado o en la nube.

Durante los últimos 30 años, Dimension Data logró consolidarse en el sector de las soluciones y los servicios tecnológicos. Su oferta de infraestructura ya incluye una amplia cartera que abarca diversas tecnologías clave: redes, comunicaciones, centros de datos, seguridad e informática para usuarios finales. El Grupo también tiene una gama completa de servicios y unas capacidades sólidas de consultoría, servicios empresariales y de IT as a Service (ITaaS).

Brett Dawson, gerente general del Grupo Dimension Data declaró: «La creación de una práctica digital es otro paso estratégico para ayudar a nuestros clientes a incrementar sus objetivos de negocio. En los últimos tres años, hemos aumentado nuestra competencia digital con la adquisición de las empresas Oakton, Britehouse, iFACTORY y Agile-Xpedia. Nuestro propósito es continuar invirtiendo agresivamente en nuestras capacidades digitales y de aplicaciones, y ofrecerles a nuestros clientes:

– Servicios digitales de asesoría

– Migración de aplicaciones

– Soluciones digitales de aplicaciones

– Gestión de entornos SAP y Oracle»

Scott Gibson, ejecutivo del grupo de prácticas digitales afirmó: «Cada vez más y más clientes de todo el mundo buscan invertir en tecnologías digitales, tanto en el sector privado como en el público. La era de la trasformación digital ya ha llegado y las empresas que se queden fuera corren el riesgo de fracasar. El viaje digital directo hacia la experiencia del cliente debe comenzar con la plataforma tecnológica e incluir la automatización de procesos empresariales, Internet of Things y el análisis de datos».