Microsoft ha reconocido un fallo de seguridad en todas las versiones de su navegador: Internet Explorer. Aunque todavía no existe parche para solventarlo, en la página de Microsoft dan diferentes alternativas de mitigación del problema hasta que publiquen la actualización.

El fabricante de software ha explicado que esta vulnerabilidad podría permitir a un atacante tomar el control completo de un sistema afectado y, a continuación, suprimir datos, instalar programas maliciosos o crear cuentas que darían a los ciberdelincuentes todos los datos del usuario.

En un comunicado enviado a la agencia Reuters, pidió a los usuarios de Windows XP que actualicen a las dos versiones más recientes de su sistema operativo, Windows 7 y 8.

Este fallo es aún más grave para ellos, ya que Microsoft no da soporte desde el pasado 8 de abril, lo que significa que no se publicará la solución para los usuarios de este sistema operativo

Cómo evitar el fallo de seguridad en Internet Explorer

Desde la multinacion española Panda Security han recomendado a los usuarios de Internet Explorer que pasen a utilizar otro navegador, hasta que se publique la actualización que solucione este nuevo fallo.

Además, para aquellos que tengan Windows XP aconsejamos que no vuelvan a utilizar Internet Explorer y se cambien a otra alternativa que soporte actualizaciones sobre el sistema operativo de Microsoft, como FirefoxChrome.