Ciberseguridad y fútbol, ¿cuáles son sus similitudes?

A veces, la diferencia entre ganarlo o perderlo todo puede estar en un pequeño despiste. Unas milésimas de segundo que hacen que todo lo conseguido hasta el momento pase a perderse en tan solo un abrir y cerrar de ojos. Ante estas palabras podrás estar pensando en dos cosas muy diferentes entre sí, pero con grandes cosas en común: el fútbol y la ciberseguridad. Y es que, a pesar de ser dos mundos diferentes, en ocasiones, en ambos campos, defender suele ser mejor estrategia que atacar. Y puede que te preguntes, ¿qué tiene que ver el fútbol con la ciberseguridad? Pues bien, probablemente mucho más de lo que puedas imaginar.

Una buena defensa puede evitar grandes derrotas. Y es que cualquier despiste puede hacer perder un partido o información importante. España, una de las selecciones favoritas a llevarse la Euro 2020 según Oddschecker, cayó eliminada de la anterior copa de Europa tras un mal despeje del guardameta De Gea. Al igual ocurre en el mundo de internet, un pequeño click puede hacernos perder toda la información almacenada en nuestro dispositivo, una verdadera pesadilla para muchos.

Así pues, defenderse tanto en el fútbol como en la ciberseguridad es un éxito asegurado. Tanto jugadores como trabajadores de empresas deben estar bien formados y organizados y, además, hay que desarrollar una buena estrategia de juego en la que el guardameta reciba los mínimos ataques posibles, ya que todos aquellos que reciba pueden convertirse en gol, es decir, un ataque llevado a su fin. De la misma manera ocurre con la ciberseguridad, cualquier página o dispositivo debe tener un buen “guardameta”, es decir, un gran sistema de seguridad para que, a pesar de todos los ataques que pueda recibir, no acabe entrando ninguno. En ambos casos el trabajo en equipo es esencial. De la misma manera que ocurre en el fútbol cuando un buen equipo prepara a fondo las jugadas para ayudar a defender a su portero para que no entre ningún gol, los profesionales que se dedican a la ciberseguridad deben asegurarse de que no se les mete ningún gol que pueda hacer estallar sus sistemas de seguridad.

Para tener un buen sistema de seguridad hay empresas que se encargan de mejorarlo y de renovarse, como ocurre en el caso de Lumu Technologies que a raíz de priorizar el cibertrabajo durante los últimos meses decidió desarrollar la seguridad para sus usuarios. Para disminuir la amenaza de los atacantes han diseñado un modelo de seguridad que nos permite saber si el enemigo está dentro y nos ayuda a medirlo de forma continua para así asegurar el rendimiento deseado y saber a qué nos estamos enfrentando y eliminar cualquier tipo de amenaza de una forma efectiva. El nombre que han dado a este modelo es Continuous Compromise Assessment (Evaluación continua de compromiso) y que se encarga de recoger y analizar metadatos de cualquier organización para medir los niveles de compromiso de la red de una organización durante el ciclo de retroalimentación completo.

A su vez, compañías como Banco Santander están creando campañas para concienciar sobre la importancia de tomarnos en serio y cuidar nuestra ciberseguridad, algo tan necesario en el mundo que vivimos hoy en día. Para hacer más sencillo su entendimiento al público han utilizado esta similitud con el fútbol para explicarlo en sus campañas. Para saber anticiparnos a los hackers y que puedan marcarnos un gol, podemos seguir los siguientes consejos:

Ciberseguridad y fútbol, ¿cuáles son sus similitudes?

En primer lugar, proteger tu equipo es vital y con ello, tu información. Una forma de hacerlo es tener actualizado el software y las diferentes aplicaciones de nuestro dispositivo. Si es posible, se recomienda hacerlo de una forma automática ya que así nos aseguramos de que lo tenemos todo al día.

Por otro lado, la discreción es siempre nuestro mayor aliado. Cualquier tipo de información que podemos compartir en nuestras redes sociales puede ser utilizada en nuestra contra. A pesar de que vivimos en un mundo en el que parece ser que compartir nuestro fin de semana es importante para que sea un fin de semana completo, estamos dando a los hackers una serie de información que es preferible, por nuestro bien, que se quede en nuestra intimidad. La mejor jugada contra esto es revisar periódicamente los ajustes de privacidad.

Pensar antes de actuar es probablemente una de las mejores estrategias en el campo de fútbol y en el de la ciberseguridad. La gran mayoría de ataques en las redes se producen tras un pequeño click en el cual se descarga en nuestro dispositivo un documento o tras abrir un mensaje el cual no estábamos esperando. Pararse un momento a pensar antes de hacer el siguiente movimiento evitará muchos goles en nuestra contra y victorias para los hackers.

¿Qué mejor forma de defenderse que una contraseña segura? Tener una contraseña fácil de predecir o la misma en todas nuestras cuentas, solo hace el camino más fácil para el atacante. Las contraseñas son las llaves de nuestras cuentas y al igual que no dejarías la llave de tu casa mal cerrada, tampoco lo hagas con tus redes sociales o cuentas bancarias. Además, cambiarlas de vez en cuando siempre viene bien ya que ayuda a despistar aquel que quiere atacarnos.

Por último, si alguna vez has recibido una llamada o un mensaje en nombre de alguna empresa por la que se están haciendo pasar, repórtalo. Ponerte en contacto con la policía o con la propia empresa a la que están intentando suplantar para denunciarlo hará que los profesionales se pongan manos a la obra y acaben pillando al hacker, evitando así posibles estafas y ataques.

En definitiva, una buena defensa dentro y fuera del campo es siempre nuestro mejor aliado. No hay que bajar la guardia ante posibles amenazas y trabajar en equipo ayuda a tener una buena defensa. La similitud entre el fútbol y la ciberseguridad ayuda a entender cómo mantener a los rivales alejados y evitar que nos metan un gol y podamos perder mucho más que un partido.