servicios Big data, Big Data en el sector financiero
servicios Big data, Big Data en el sector financiero

En la era del Big data, las empresas necesitan una plataforma de almacenamiento robusta y de confianza. La clave del Big data reside en el análisis de datos. Esta tendencia lleva a que usuarios quieran tener un gran sistema de almacenamiento para guardar y administrar las enormes cantidades de datos para el análisis de dichos grandes volúmenes. Para todos estos tipos de almacenamiento debemos proponer sin duda un sistema con un rendimiento fiable, escalable y con un rendimiento ultra elevado para poder facilitar finalmente su análisis. Gracias a la enorme cantidad de datos almacenados, las empresas pueden servir mejor a sus clientes y aumentar su productividad. Sin embargo, cualquier información no necesariamente crea valor para las empresas, algunos datos son inútiles o sin interés para la empresa, otros no lo suficientemente fiables. Atribuimos por tanto un valor estratégico a los datos, y las empresas tendrán que buscar la mejor manera de estructurar toda esta información. La información bien estructurada y bien gestionada puede efectivamente convertirse en una ventaja competitiva real y marcar la diferencia en el mercado. Por ello las soluciones de almacenamiento deben ser eficientes y eficaces y proporcionar las siguientes características:

  • Fácil acceso a los datos:

Las empresas quieren guardar y compartir los datos con un gasto mínimo de tiempo de configuración y gestión. Las empresas quieren así mismo ser capaces de realizar una gestión de datos multi-protocolo rentable y reducir el coste total. En dichas condiciones, las empresas buscan una solución que pueda integrarse rápida y fácilmente en las principales soluciones de TI existentes. En otras palabras, necesitan unos protocolos de soporte de red que incluyan un soporte de virtualización para un acceso directo a los datos con una sola cuenta y sincronizar archivos a través de múltiples dispositivos para facilitar la colaboración en los proyectos.

  • Alta escalabilidad:

Las necesidades y requerimientos de almacenamiento crecen de forma más dinámica y exponencial, y es por eso que es muy difícil, casi imposible, predecir las necesidades de almacenamiento de las empresas. Con todo ello, las empresas necesitan por tanto una alta escalabilidad que les permita la posibilidad de invertir en una solución y pagar en función de su crecimiento, con el fin de maximizar dicha inversión. Si para un negocio, la posibilidad de una alta escalabilidad es tan importante, lo es aún más para evitar una interrupción del servicio. Para esto, la posibilidad de realizar un escalado horizontal del almacenamiento se convierte en una cuestión clave.

  • Alta disponibilidad:

Por lo general, las empresas almacenan datos y no pueden permitirse el lujo de estar durante horas o días sin acceso a sus datos, mientras que una «recuperación completa» está en marcha. Por esta razón, las empresas necesitaran funcionalidades que les aporten fiabilidad, como la redundancia de hardware, flexibilidad en los planes de protección de datos y las soluciones de servidores de conmutación por error.

En el caso de Synology, DSM que es el Sistema operativo de nuestros NAS, por ejemplo, es compatible con ODX para descargar los recursos, necesarios en el servidor host, hacia el NAS Synology, así reducimos el tráfico de red del servidor cliente y el uso de CPU a la vez que mejoramos la velocidad de transferencia de datos de gran tamaño tanto en entornos físicos como virtuales.

Además, con la innovadora tecnología de clonaje de Synology, DSM de Synology puede ofrecer una mejora de hasta 10 veces más del rendimiento y ahorrar hasta un 99,9% de espacio de almacenamiento. Así mismo, la tecnología TRIM SSD mejora la eficiencia de la re-escritura de datos y prolonga la vida del SSD. La Alta Disponibilidad de Synology (Synology’s High Availability, SHA) evoluciona también con un nuevo asistente de gestión de hardware y de clusters, además de soportar “Link Aggregation” y VLAN.

Con todo ello, los DiskStation y RackStation de Synology sacarán el máximo provecho de las mejoras en Windows Server 2012 para hacer frente a los desafíos críticos en torno a la virtualización, el Cloud computing y la gestión de Big data. El objetivo es ayudar a los administradores de TI de las empresas en la creación de data centers dinámicos e infraestructuras de nube que proporcionen alta disponibilidad y agilidad.