BBVA sede

BBVA da servicios a más de 80 millones de clientes en 30 países alrededor del mundo. Su visión centrada en el cliente, lo ha llevado a convertirse en el mejor banco digital. Para ello, BBVA desarrolla soluciones que incorporan las mejores prácticas del grupo y utiliza componentes que puedan ser reutilizados, consiguiendo de esta manera ser más eficiente, tener rapidez a la hora de acudir a los mercados y proporcionar una experiencia de usuario única en todos los países donde opera.

Para alcanzar esta transformación, BBVA ha contado con la tecnología de Red Hat, como Red Hat OpenShift y Red Hat Process Automation Manager, para crear una plataforma global e híbrida totalmente automatizada y centrada en los datos que le permite desarrollar aplicaciones bancarias globales de una manera ágil y rápida, adaptándose con eficiencia a los constantes cambios que se están produciendo en el mercado.

La automatización de los procesos dentro de la plataforma es clave para que el banco pueda responder a las necesidades de los diferentes mercados en los que opera, así como para cumplir con los diferentes requisitos empresariales. De este modo, las aplicaciones bancarias que desarrolla se orquestan utilizando las mejores prácticas de la plataforma y los procesos de gobernanza global. Las aplicaciones reciben un alto rendimiento garantizado y un ciclo de vida unificado, lo que significa altos estándares de seguridad durante un tiempo de comercialización muy rápido.

BBVA ha contado con tecnología de Red Hat, como Red Hat OpenShift y Red Hat Process Automation Manager

En la plataforma se han automatizado de manera tradicional los procesos asíncronos, pero la velocidad de los cambios que se viven en estos momentos ha hecho que cada vez sea más necesario resolver en algunos casos la orquestación de microservicios de forma síncrona. Se ha pasado de usar una plataforma tradicional de automatización como es el BPM (Business Process Management) a usar el BPM como servicio. De esta manera, la entidad tiene capacidad para automatizar la evaluación de un microcrédito, la valoración de los poderes que entregan los clientes, la valoración del riesgo, la selección de clientes o en procesos de control de fraude, entre otros muchos procesos.

El uso de BPMaaS en la plataforma de desarrollo de aplicaciones del banco permite habilitar procesos de manera directa a más de 150 o 200 peticiones por segundo en una arquitectura basada en una nube escalable y flexible. Se trata de un sistema que evita interrupciones en Red Hat Process Automation Manager y que permite a los desarrolladores seguir utilizando la misma central de negocio para diseñar procesos. Y además tiene la ventaja de poder utilizar las nuevas funcionalidades de automatización que se están desarrollando en el proyecto de código abierto Kogito.

Para la entidad bancaria, el código abierto tiene un papel importante en la innovación. Junto con el equipo de Red Hat, BBVA sigue trabajando en su transformación digital para dar el mejor servicio a sus clientes. El banco cuenta con Red Hat para desplegar todo el potencial del código abierto permitiendo que accedan y colaboren con la comunidad de código abierto en diferentes proyectos y soluciones.