Caras de felicidad las que se han visto hoy entre los máximos responsables de Vodafone España durante el trancurso de la rueda de prensa celebrada para señalar los aspectos más destacados de la reciente adquisición de la cablera ONO  por 7.200 millones de euros. Unos rostros que se han acompañado de una rotunda manifestación: “estamos muy satisfechos con el precio pagado por ONO, porque crea mucho valor para nuestros clientes”.

Y además de satisfacción, una palabra ha flotado de forma permanente durante la hora y media larga que ha durado la rueda de prensa: convergencia. Y es que gracias a esta adquisición Vodafone da un paso de gigante en poder ofertar una oferta conjunta de diferentes servicios y a partir de ahora, también a los de ONO, lo que le permite competir con Telefónica en todos los ámbitos. Todo este terremoto tiene claramente un perdedor, que nmo es otro que Orange que ve como su acuerdo con la operadora británica para llegar con fibra a seis millones de usuarios se quedará en simplemente en tres y por imperativos contractuales, ya que Vodafone se comprometió con la francesa a poner 1,5 millones hasta 2015. A partir de ahí, en Vodafone dan por hecho que el acuerdo no se renovará.

Así que, ¿qué le aporta a Vodafone la adquisición de la principal cablera española? Según han manifestado durante la rueda de prensa, cinco puntos fundamentales:

1.- Negocio altamente atractivo
Ono es el operador líder en España en redes de nueva generación (NGN) con 7,2 millones de hogares comercializables (equivalente al 41% del total de hogares en España), que ofrece a sus Clientes servicios de banda ancha a velocidades superiores a 200 Mbps y la propuesta más innovadora de TV interactiva del país a través de TiVo.
Ono ha invertido unos 7.000 millones de euros en su red desde 1998. Esta ha sido construida con altos estándares y un diseño consistente a lo largo de sus actuales zonas de cobertura para ofrecer servicios de banda ancha de alta velocidad y de telefonía. La red tiene una arquitectura flexible y con capacidad para evolucionar en el futuro, cuenta con 500 hogares por nodo y con abundante capacidad sobrante en su espectro de 862 MHz. Ha sido completamente actualizada a DOCSIS 3.0 y permite conseguir mejoras adicionales en las velocidades y capacidades de conexión a un coste relativamente limitado, pues Ono posee cerca del 96% de los conductos en la red de acceso.

2.-Aceleración significativa en la estrategia de comunicaciones convergentes de Vodafone en un mercado clave
La Operación permite a Vodafone tomar ventaja del rápido crecimiento en la adopción de productos y servicios convergentes en el mercado español y facilita a Vodafone un acceso inmediato a 7,2 millones de hogares con una ventaja competitiva considerable. La red de Ono es complementaria con el programa de construcción de una red FTTH mutualizada ** que Vodafone está desplegando en España. Este programa será reenfocado hacia las áreas geográficas donde Ono tiene una menor presencia. Vodafone prevé completar el despliegue de la red de FTTH mutualizada hasta 1,5 millones de hogares, completando una red de banda ancha ultrarrápida que dará cobertura hasta 10 millones de hogares comercializables, equivalente a un 57% del total de viviendas españolas.

3.-Consolidación del mercado con ahorros significativos en costes e inversiones
Está previsto que la operación genere importantes ahorros en costes y capex, con ahorros recurrentes de aproximadamente 240 millones de euros, antes de costes de integración en el cuarto año posterior al cierre de la compra, equivalente a un valor actual neto superior a los 2.000 millones de euros después de los costes de integración. Los ahorros se derivarán de la utilización de la red de Ono para la red troncal de móviles, del ajuste del plan de despliegue de la red FTTH de Vodafone hasta los 1,5 millones de hogares iniciales, de la migración del tráfico móvil de ONO a la red de Vodafone y de la eliminación de actividades solapadas.

4.-Considerable potencial para acelerar el crecimiento en España
Vodafone utilizará su destacada red de distribución para aumentar la penetración en los hogares comercializables de Ono, que actualmente es menor que la de los principales operadores de cable en Europa. También se presenta una importante oportunidad para la venta cruzada de ofertas de banda ancha de alta calidad de Ono, telefonía fija y TV interactiva a los actuales clientes de Vodafone. Vodafone también prevé realizar una venta cruzada de sus servicios de telefonía móvil a los clientes de Ono y ofrecer nuevos servicios, utilizando la gama de productos y redes de ambas compañías. Vodafone estima que las ventas cruzadas darán como resultado una sinergia en ingresos de aproximadamente 1.000 millones de euros después de costes de integración.

5.-Una operación que crea valor
La Operación supone una valoración de Ono a un múltiplo de 7,5 veces el EBITDA de 2013 y de 10,4 veces el Flujo de Caja Operativo de 2013, tras ajustes derivados de las sinergias en costes y capex ***. La Operación cumple con holgura los criterios en operaciones de compra de Vodafone y se espera que la transacción genere valor tanto en el Beneficio por Acción**** como en el Flujo de Caja por Acción a partir del primer año completo posterior al cierre de la adquisición, después de obtener las sinergias de costes y capex y antes de los costes de integración.

>