Terminó el Mobile World Congress, con bastante éxito en todos los aspectos, y es hora de hacer las valoraciones sobre el evento. Como habrán leído o leerán, son muchos los productos y soluciones a destacar. Desde Byte TI nos quedamos con el smartphone de Huawei, la familia Ascend, la cobertura LTE (4G) de Telefónica y, por sorprendente, con el Nokia 808 Pureview. Pero además de estas y muchas más novedades de las que hemos venido informando puntualmente, el MWC 2012 ha traído consigo noticias curiosas, sorprendentes y divertidas.


Los chinos dominan el mundo

Siempre me ha llamado la atención como el MWC es una isla dentro de una ciudad. Un lugar donde se reúnen directivos, usuarios, gente «freak» en el buen sentido, que poco tienen que ver con el mundo que hay detrás de las verjas de la Fira. Por poner un ejemplo, en este reducto cerrado no se habla ni español ni catalán. Toda la información se encuentra en inglés y, por supuesto, todo el mundo habla en inglés. Nada de relacionarse en otro idioma que no sea la lengua de Shakespeare. Pero algo puede estar cambiando: los países asiáticos , coreanos y chinos sobre todo, han ganado mucho terreno. Sobre todo estos últimos. Y es que, en algunos momentos, paseando por algún pabellón, se hacía difícil encontrar alguna cara occidental. Si se fijan en la imagen, puede parecer el juego de «¿Dónde está Wally?», sólo que en este caso la pregunta sería «¿Dónde está el occidental?» Y es que el cambio es brutal en el caso de las empresas chinas (las coreanas ya llevan tiempo marcando el paso): ya no sólo se dedican a imitar a las las multinacionales occidentales y a sacar productos mucho más baratos pero de dusosa calidad. Ahora tienen la tecnología, invierten en I+D y además han dado pasos agigantados en lo que respecta al marketing y la puesta en escena. Y sí, en mi opinión tanto Huawei como ZTE son unas de las claras vencedoras de la última edición del congreso. Así que no debería de extrañar que dentro de unos años, la isla siguiera estando dentro de la Ciudad Condal, pero el idioma que se hable sea el chino en detrimento del inglés.


Y los chinos siguen imitando

Evidentemente, China no podía dejar de traer a esta edición sus tradicionales imitaciones. Esas con las que todos hemos definido a los productos «Made in China». desde luego, la palma se la ha llevado la empresa Konka. El descaro de esta forma ni tiene límites. Copia tal cual, a la finlandesa Nokia. Vayan echando cuentas: Konka, cinco letras. Nokia: cinco letras también. Cuatro de las letras de ambos nombres son las mismas, tan sólo cambia la I que los chinos la cambian por una K. Además la tipografía de la marca es exacta en las dos. No sólo eso, el modelo más relavante de la compañía oriental es exacto al N8 de Nokia, con la salvedad de que el chino, obviamente, no utiliza ni Symbian ni Windows Phone. Su apuesta es por Android. La imagen habla por si sola.







Sin tablets


Dos datos curiosos: los tablets van congiendo su mercado. No se utilizan para trabajar. Como prueba tenemos una sala de prensa en la que ninguno de los 300 periodistas allí reunidos utilizaba una tableta. Todos trabajaban con su portátil. Si se veían tabletas, pero cada vez que aparecía alguna era para mostrar una presentación, ver alguna imagen o como agenda. Como dato curioso, en el stand de Blackberry destacaban entre otras, sus tabletas. ¿Con qué estaban trabajando los recepcionistas del stand de la empresa caniadiense? En efecto, con un portátil (véase nuevamente la foto).




Sumergibles


Uno de los productos que más llamó la atención dentro del evento fue la gama de productos sumergibles (tablets y smartphones) presentados por Fujitsu. Efectivamente, se pueden pasar horas en remojo sin sufrir ningún daño, pero la pregunta es: ¿para qué necesitamos un aparato de estos que sea sumergible? ¿Acaso el buceador tiene ansias de tuitear mientras está debajo del agua? ¿Necesitamos hablar mientras nos estamos dando un baño en la playa? Pues seguramente, tú que estás leyendo esto creas que no, pero no sé por qué me da que dentro de unos meses cuando el calor apriete y necesitemos darnos un chapuzón, más de un@ llevará su móvil abrochado al bañador / Bikini… y si no al tiempo.






Nokia


Para ser una compañía moribunda, como dicen, el stand no lo reflejaba. Posiblemente fue el stand más visitado de la feria (junto con el de chinos y coreanos) lo que en principio parece apuntar a que la gente aún confían en Nokia. No sólo eso: fueron los que dispensaron un mejor trato a los visitantes dada la gran cantidad de personal que la compañía desplazó al stand. De esta forma, ninguno de los que se acercó allí se quedó sin conocer de primera mano, y contada por un especialista exclusivo para casi cada usuario, las novedades de la marca finlandesa. Novedades entre las que destaca el Nokia 808 PureView, no por el teléfono en sí, sino por la cámara que incorpora: 41 megapíxeles del ala. ¿Cuánto pesará cada foto que se haga con el susodicho aparato? ¿Podremos mandarlas bien a través del Whatsapp? Sólo hay que probralo.






El crack



Rick Ferguson,  director de invetigación de seguridad EMEA de TrendMicro. Este hombre que parece haber salido de un concierto de heavy metal de la década de los ochenta dio una lección a todos los que fuimos a su conferencia de los peligros que acechan a los dispositivos móviles actuales. No sólo eso, lo explico de una forma sencilla y amena metiéndose al público en el bolsillo.






Los profesionales


Y para terminar, siempre se ha dicho que la feria más importante de nuestro país, SIMO, fracasó en su momento porque no era profesional. Se decía que se veía mucho estudiante de colegio trasteando con los aparatitos que traían las diferentes compañías y que así era imposible hacer negocio. Hombre, en el MWC parece difícil que los estudiantes puedan costearse la entrada de 700 euros, pero la realidad es que aquí también haberlos, los ha habido.