F5 Networks anuncia el lanzamiento de un software que viene a ampliar su plataforma híbrida de servicios y que mejora, de forma relevante, la agilidad, seguridad y rendimiento de los despliegues de aplicaciones en la nube. Las novedades que incorpora consiguen que las organizaciones puedan unificar los recursos de hardware, software y servicios gestionados para lograr mayores eficiencias de TI y ahorros de costes.

Servicios de Aplicación Híbridos Ampliados para un Rendimiento Optimizado en Todos los Entornos TI

La versión 12.0 de BIG-IP® se basa en la propuesta de F5 en el área de servicios de entrega de aplicaciones y amplía el modelo F5 Synthesis mediante la combinación de recursos tanto físicos como virtuales con el fin de soportar mejor los entornos híbridos y cloud. Esta aproximación permite a las organizaciones llevar a cabo de forma más sencilla la transición de cargas de trabajo a entornos en la nube en el momento en el que se necesite y se incorporen tecnologías como HTTP/2, manteniendo la misma visibilidad, seguridad y control de las infraestructuras tradicionales.

F5 acelera las migraciones cloud, permitiendo a las empresas integrar capacidades de seguridad, gestión y orquestación en sus implementaciones tanto en sus instalaciones como fuera de ellas. Además, la arquitectura programable y extensible de F5, así como el creciente ecosistema de partners logran que sus servicios de aplicación se conviertan en un complemento ideal para las tendencias TI más actuales, tales como SDN, NFV y sistemas convergentes.

Integración Completa y Eficacia TI con Implementaciones Microsoft Azure

F5 da soporte a las organizaciones que implementan arquitecturas TI híbridas y cloud mediante las soluciones BIG-IP virtual edition, disponibles en Azure Marketplace. Inicialmente, todos los módulos de software BIG-IP estarán disponibles en Azure a través del modelo de licencias Good, Better, Best de F5 en una configuración “bring your own license” (BYOL), con opciones de 25 MB, 200 MB y 1 GB.

Los clientes de F5 y de Microsoft dispondrán de opciones adicionales a la hora de optimizar sus entregas de aplicaciones y sus tecnologías cloud en un framework unificado. Además, F5 ofrece un rendimiento diferenciado en Azure en comparación a otros fabricantes, incluyendo un amplio conjunto de capacidades de seguridad y gestión de tráfico que permiten a las empresas desplegar aplicaciones y servicios con la misma facilidad y funcionalidad que en un centro de datos propio.

Aplicaciones con Seguridad Mejorada para unas Capacidades de Protección y Acceso Superiores

El lanzamiento de BIG-IP 12.0 de F5 incluye un gran número de mejoras integradas en las soluciones de seguridad y acceso de F5:

  • Acceso Fiable en Todos los Tipos de Entornos TI con SSO – F5 refuerza las capacidades de  autenticación, autorización y contabilización (AAA) seguras a aplicaciones basadas en la nube, en la web y virtualizadas, gestionando de forma centralizada las funciones de federación de identidades. F5 ofrece una escalabilidad superior a 5x con relación a la que presentan otros fabricantes en la gestión de acceso y de identidades. Además, F5 es uno de los únicos proveedores líderes en acceso en extender single sign-on (vía SAML) a aplicaciones cliente y otros entornos browser-less, tales como Microsoft Office 365.
  • Protección Superior con el Mayor Vector de Espectro DDoS y Visibilidad de Ataques Mejorada – Con BIG-IP 12.0, F5 ofrece las funcionalidades de mitigación más completas para protegerse frente a sofisticadas amenazas DDoS de alto volumen, tanto en las instalaciones del cliente como en la nube. F5 también ayuda a las organizaciones a reforzar su seguridad y agilidad con una visibilidad de amenazas simplificada, ofreciendo exhaustivos informes sobre los ataques.
  • Capacidades SSL Mejoradas para una Seguridad Completa – El uso de SSL por parte de las organizaciones se está incrementando rápidamente, con muchos equipos de TI moviéndose hacia un enfoque de “Todo Encriptado”. BIG-IP ofrece una encriptación SSL integrada e innovadora, así como visibilidad para gestionar los certificados y las claves de seguridad en despliegues físicos, virtuales y en la nube, todo ello sin los puntos ciegos o pérdidas de rendimiento típicos de las ofertas de otros proveedores.