Aena Aeropuertos tiliza un sistema de información empresarial, con una amplia gama de más de 70 aplicaciones, con muy diversas funcionalidades y tecnologías.

De cara a racionalizar la gestión de este recurso fundamental, tanto en términos de reducción de costes como en mejora de la capacidad de respuesta y la eficiencia de los servicios, Aena Aeropuertos ha recurrido a un consorcio dirigido por Bull con INSA, agrupando siete contratos en uno y cambiando a un modelo de servicio de mantenimiento de aplicaciones basado en un Acuerdo de Nivel de Servicio con más de 40 indicadores de diferentes ámbitos para garantizar la calidad del servicio de todo el ciclo de vida de las aplicaciones SW gestionadas bajo este servicio: indicadores de gestión del servicio, gestión de los recursos, desarrollo de aplicaciones, mantenimiento evolutivo, disponibilidad de aplicaciones, aseguramiento de la calidad de las aplicaciones…

La adjudicación es por un año y más de 4,5 millones de euros, prorrogable hasta 5 años por un importe global de más de 22,5 millones de euros.

Nuevo modelo de Gestión de aplicaciones: 40% de ahorro de costes, nivel de servicio garantizado

Bull será responsable de la gestión del servicio y de una amplia gama de aplicaciones, así como de gran parte de los desarrollos futuros, con arreglo a un nuevo modelo de servicio. Todas las tareas de mantenimiento y nuevos proyectos se incluirán en el ámbito de un presupuesto global y la obligación de una prestación de servicio de alta calidad, apoyado en la gestión por el Centro de Servicios de Bull de Madrid, uno de los siete centros de Bull en todo el mundo, y que recientemente ha obtenido la certificación CMMI Nivel 3.

Para alcanzar los objetivos de reducción de costes, flexibilidad y alta calidad del servicio, Bull se apoyará en el uso de sus métodos y herramientas de gestión a escala industrial, probados con eficacia en otros grandes clientes. Este innovador enfoque permitirá a Aena Aeropuertos conseguir ahorros significativos: más de un 40% en comparación con los siete contratos anteriores, evitar limitaciones en la carga de trabajo, beneficiarse de la agilidad propia de recursos de gran valor añadido y de las mejoras sugeridas por un socio como Bull, experto en su actividad de negocio y en sus sistemas de información.

Transición del modelo actual al nuevo servicio: transparente para los usuarios

Uno de los aspectos claves en este tipo de servicios es la etapa de transición, ya que los sistemas están en entornos productivos. Es preciso garantizar el servicio y realizar dicha transición de forma transparente para los usuarios de Aena, desde el actual modelo – con un enfoque de servicio diferente y prestado por equipos de diferentes proveedores (unas 80 personas) – al nuevo modelo. Para ello, Bull ha aplicado su propia metodología y experiencia, basada en tres etapas, en cinco dominios de conocimiento y con una serie de indicadores para monitorizar durante el proceso.