Según las conclusiones arrojados por el Acronis Global Disaster Recovery (DR) Index (el Índice global de recuperación ante desastres de Acronis) de 2012, el sector público es el que menos confianza deposita en las copias de seguridad y recuperación ante desastres. La mayoría de encuestados de este sector cita la falta de presupuesto y recursos como principales retos. Una tercera parte (33%) no gasta nada en copias de seguridad ni recuperación ante desastres y el 41% indica que no cuenta con personal capacitado de TI para gestionar todos sus sistemas.   

La encuesta realizada por Acronis a unas 6.000 pequeñas y medianas empresas (PYMES) de 18 países mostró que más de la mitad (65%) de las organizaciones del sector público sufrirían un importante período de tiempo de inactividad, en caso de que ocurriera un desastre. Las dos terceras partes dicen que sus operaciones de DR no están bien gestionadas, y casi la mitad (47%) declara que sus ejecutivos empresariales no apoyan sus operaciones de copias de seguridad y recuperación ante desastres. Cuando se les preguntó si la protección de datos se había vuelto una prioridad algo más importante debido a los desastres naturales de 2011, solamente uno de cada cinco (21%) había informado a sus gerentes sobre los problemas a los que se enfrentan.

Los resultados de la encuesta indican que el sector público es relativamente lento, comparado con otros sectores, en adoptar la virtualización. Una cuarta parte (23%) de todas las organizaciones del sector público no ha adoptado ningún tipo de virtualización.  Igualmente, el sector público es el que menos probabilidad tiene de proteger sus servidores virtuales, con el 70% afirmando que no realizan copias de seguridad de sus servidores virtuales con la misma frecuencia que la de sus servidores físicos, o que no sabe si lo hace. 

Sin embargo, la cloud se está convirtiendo en una alternativa más popular para el sector público. El 92% predice que utilizará la cloud en los siguientes doce meses y la mitad (55%) está de acuerdo con que la cloud les permite disminuir los costes operativos.  No obstante, un sorprendente 39% no tiene ninguna estrategia de copias de seguridad externas, por lo que si ocurriera un desastre ‘in situ’ no tendrían posibilidad de recuperación.

Casi todos los gestores de TI del sector público (76%) que participaron en la encuesta creen que su mayor reto en un ambiente híbrido es transferir los datos entre ambientes físicos, virtuales y de cloud.  A pesar de esto, los resultados de la encuesta indican que la mayoría de empresas todavía falla en la consolidación de sus herramientas de copias de seguridad y recuperación ante desastres de cara a hacer frente a este reto. Casi todos confían en múltiples herramientas, y un tercio (32%) utiliza tres o más soluciones distintas para proteger sus datos. Dos tercios (63%) utilizan diferentes soluciones de copias de seguridad para sus entornos virtuales y físicos.

Respecto a los resultados, Albert Barnwell, country manager de Acronis Iberia afirmó que: «Los recortes presupuestarios del sector público, a nivel global, están perjudicando duramente cada departamento, aunque podría ser un catalizador positivo para el cambio. Al adoptar nuevas tecnologías, tales como la virtualización y la cloud, y al consolidar la cantidad de productos de copias de seguridad que tienen, muchas organizaciones del sector público podrían mejorar sus procesos de recuperación ante desastres y ahorrar dinero.»