Toshiba TEC Europe acaba de lanzar al mercado el BS-C10, un pack tecnológico “Todo en Uno” que ofrece a los pequeños y medianos comercios de todos los sectores una alternativa real de bajo coste con la que reemplazar sus antiguas cajas registradoras.


Toshiba calcula que actualmente en España existe un amplio parque instalado de cajas registradoras, la mayoría en el sector de la hostelería, pequeñas tiendas de barrio, mercados tradicionales, centros de belleza, kioscos o se usan en el comercio ambulante. Para todos ellos ha sido diseñado el “Todo en Uno” BS-C10.


Para animar al cambio a los que prefieren todavía hoy las cajas registradoras convencionales, el equipo digital de Toshiba iguala la forma y el funcionamiento básico de estas: tamaño compacto, un solo cable de conexión, ergonomía y sencillez de uso. Pero multiplica sus funcionalidades e incluye una solución de software autoinstalable, que no necesita formación previa, ni conocimientos técnicos, y que al ser multisecto­rial se adapta a cualquier comercio. La firma japonesa aporta así al BS-C10 todas las ventajas que se atribuyen a una caja registradora, incluido un coste de compra y propiedad asequible.


Toshiba ha dotado a su “Caja Registradora Digital” de la tecnología que sólo puede aportar un TPV, el único dispositivo informático desarrollado específica­mente para el comercio: pantalla táctil, mayores funcionalidades y personalización de opciones; gestión de artículos; informes y estadísticas avanzados, control de inventario, e incluso posibilidad de cobrar con tarjetas bancarias y/o de cliente.


Así, el BS-C10 “todo en uno” es un compendio de TPV y software de gestión para comercios de cualquier sector. Se conecta usando un solo cable a la red eléctrica e incluye pantalla táctil de 10,4”, impresora de tickets, cajón portamonedas, e incluso puede montarse con un visor para el cliente y un lector de tarjetas bancarias o de cliente. Para configurarlo, el equipo dispone de una guía interactiva de asistencia que dirige al usuario paso a paso y que incluye muchas opciones de personalización, tanto de sector como de tienda, muy sencillas de poner en marcha.


“Estamos ofreciendo la evolución lógica a aquellos que todavía se han resistido a cambiar al TPV desde la caja registradora. Hemos analizado las razones y hemos diseñado un producto que por fin les ofrece todo lo que no veían en un TPV, con el que no tienen que cambiar la forma en que trabajan, al que no le tienen que buscar un nuevo emplazamiento, porque cabe en el mismo sitio, y que proporciona un mayor control del negocio, una operativa más sencilla y un mejor servicio al cliente”, apunta Carlos Camarós, director comercial retail de TOSHIBA TEC Europe en España.