De la mano de su Vicepresidente de Ventas, Gonzalo Landaluce, Software AG ha presentado los resultados del estudio estratégico llevado a cabo por IDC con el objetivo de realizar un análisis exhaustivo de la madurez de las empresas españolas en la gestión de los procesos y el alineamiento entre los departamentos de negocio y de Tecnologías de la Información. El estudio, realizado entre las 250 empresas más grandes de España el pasado mes de abril, fundamentalmente del segmento financiero y administraciones públicas, fue respondido por 165 máximos responsables de los departamentos de TI y de negocio de dichas organizaciones.

 Ayudar a las empresas y organizaciones en el proceso de digitalización es fundamental en plena expansión del mundo digital y los entornos cloud, conscientes de la importancia y los beneficios que aporta la digitalización de procesos a entidades de todos los sectores de actividad. Esta situación hace que se genere una preocupación por parte de la empresa por encontrar la información adecuada en el momento preciso, cumplir con las distintas normativas y proteger esa información. Esas necesidades ejercen una gran presión a la hora de gestionar la información y la toma de decisiones de la empresa y precisa su flexibilidad y adaptación a un entorno cambiante en tres cuestiones clave: capacidad de alineación entre negocio y TI, gestión de un contexto diverso y visión estratégica y analítica del negocio.

 En la capacidad de alineación de TI con el negocio para proporcionar una oferta orientada a servicios, del estudio se desprende que el grado de alineación entre las capacidades de TI y necesidades de negocio es bastante alto (aunque no completo), un 47,7% desde la perspectiva de los departamentos de tecnología y un 58,3% desde los de negocio. En  el caso del soporte a procesos de negocio, un 47,7% de los entrevistados pertenecientes a TI opina que entre el 20% y el 40% de los procesos están ineficientemente soportados por TI. Cuando se realiza la misma pregunta a las personas de negocio, este porcentaje aumenta hasta el 60%.

 En el área de la gestión de unidades de negocio a través de la simplificación, reutilización y mejora de los procesos de negocio, es destacable, por un lado, que las áreas de negocio de las empresas encuestadas consideran un alto nivel de utilización de métricas estandarizadas a nivel corporativo y métricas no estandarizadas con áreas de negocio que sí las tienen, frente a las áreas de TI que no consideran que el uso sea tan extendido. En cuanto a las métricas de los procesos, los departamentos de TI consideran que están totalmente alineadas con la estrategia de la organización (50%), mientras que la percepción de las áreas de negocio es que esa alineación es bastante más baja (17%).

 En el estudio se aprecia que ambos departamentos están en línea respecto a la existencia de mapas de procesos de negocio (29,2% según los departamentos de TI, y un 33,3% para los departamentos de negocio),  así como en la existencia de cierto grado de automatización de esos procesos. Para Gonzalo Landaluce, “estos datos muestran una clara conciencia en nuestras empresas de la importancia de la gestión de procesos de negocio, y de su automatización, o digitalización, para conseguir una mejora continua basada en indicadores de rendimiento en tiempo real”.

 Respecto a los indicadores que muestran el nivel analítico de una empresa, del estudio se desprende que los departamentos de TI consideran que la información está disponible para quien y cuando se necesite (33,8%) siendo esta consideración más alta para los departamentos de negocio (51,7%). Sin embargo, ambas áreas de las empresas analizadas están prácticamente alineadas cuando se habla de que la gran mayoría de las decisiones se toman a posteriori y no en tiempo real junto con TI, así como es similar la percepción del uso de herramientas analíticas estandarizadas en la organización.  

 Desde una perspectiva de la estrategia de las organizaciones en el año 2011, la mayor preocupación de los responsables de TI es la reducción de costes (72,3%), seguida muy de lejos por el incremento de los ingresos (10,8%). Los responsables de TI también tienen la vista puesta en la reducción de costes (48,3%), ocupando su preocupación por el incremento de ingresos un porcentaje del 25%.