Intel ha utilizado la tecnología de ANSYS para su nueva familia de procesadores Xeon E5-2600, lo que permitirá obtener mejoras innovadoras en cuanto a velocidad, fidelidad y productividad. Gracias al aumento de la producción, la tecnología del nuevo procesador de Intel permitirá a los usuarios de ANSYS recrear más ideas de productos, agilizar la toma de decisiones entre diseños y aumentar su productividad.

Intel ha trabajado conjuntamente con los expertos de ANSYS en computación de altas prestaciones (HPC) para el desarrollo de esta solución ya que la simulación de ingeniería genera problemas de computación numéricamente grandes y los equipos de desarrollo de productos son a menudo grandes consumidores de los recursos informáticos de una empresa.

ANSYS ha trabajado con Intel para garantizar que el conjunto de nuestros clientes puedan sacar partido a la nueva familia de procesadores Xeon con el fin de acreditar que sus productos actuarán de la forma esperada en el mundo real” —declaró Jim Cashman, presidente y director ejecutivo de ANSYS— “Esta nueva plataforma es como una gran fuente de energía para la mayoría de las actividades y estratégicamente supone tener una tecnología que permite la simulación de ingeniería en un entorno HPC”.

ANSYS, anticipándose a las mejoras en HPC como las de Intel, añade continuamente nuevas funciones a su software, lo que permite mejorar el rendimiento global de manera excepcional. Por ejemplo, con un proyecto de demostración denominado 50:50:50, los ingenieros de automoción utilizan los morphing, que son solvers numéricos de dinámica de fluidos computacional (CFD) avanzada, entornos HPC y automatizadores de procesos que permiten simular 50 variantes de formas de un vehículo con simulaciones CFD de alta fidelidad. Estas variantes emplean una malla computacional de 50 millones de células para simular cada punto de diseño, en un tiempo total de 50 horas después de la puesta en marcha del caso inicial. Este dato ya es impresionante, pero utilizando los procesadores Xeon E5-2600 de la nueva generación de Intel, estas mismas simulaciones se llevan a cabo en solo 34 horas, lo que s upone una mejora adicional del 48%.

“Los clientes que utilizan el software de simulación de ingeniería de ANSYS esperan encontrar precisión, eficiencia y productividad para generar diseños sobresalientes lo más rápido posible” —indicó el Dr. Rajeeb Hazra, director general del Grupo de Computación Técnica de Intel— “Intel y ANSYS, trabajando juntos, han hecho posible que el nuevo procesador Xeon E5-2600 de Intel actúe desde el punto de vista del rendimiento de computación, de memoria y de entrada y salida, de tal modo que permita a la tecnología más reciente de ANSYS, lograr un rendimiento avanzado para una amplia gama de usuarios. Estamos deseando colaborar en el futuro con ANSYS con el fin de ampliar este trabajo y aprovechar también la arquitectura MIC (Many Integrated Core) de Intel”.

ANSYS e Intel siguen explorando los límites del procesamiento de escalabilidad horizontal, como la arquitectura MIC, que combina varios núcleos de procesamiento de Intel en un solo chip. También existe un esfuerzo de colaboración en optimización de interconexión, en la cual ANSYS y el Grupo de Tecnología de Estructura de Intel trabajarán para mejorar aún más el rendimiento y la escalabilidad.