El Ayuntamiento de Valladolid ha modernizado su red de comunicaciones mediante la implantación de equipos FastIron FCX de Brocade, que le ha permitido llevar la conexión por fibra de 8 a 35 centros y dotarse de alta disponibilidad. Las nuevas soluciones les han permitido desplegar una red de conmutación estable y de alta capacidad y disponibilidad que permite a todos los usuarios trabajar de forma ininterrumpida.


Aunque el Ayuntamiento de Valladolid dispone desde hace años de una red de comunicaciones de fibra óptica, necesitaban implementar una red estable y de alta disponibilidad eliminando protocolos de red de elevada convergencia como RSTP, para poder desplegar nuevas aplicaciones telemáticas como ToIP y vídeo. Asímismo deseaban optimizar los protocolos de enrutamiento utilizados, sustituyendo RIP v2 por OSPF.


Para el Ayuntamiento de Valladolid, que cuenta con 2.395 empleados, de los cuales 1.200 son usuarios TIC, existían una serie de carencias. En concreto y como explica el Técnico Superior de Telecomunicación del Ayuntamiento de Valladolid, Jorge de Teresa, “incluida la Casa Consistorial, solo estaban conectados por fibra ocho centros, mientras que la conexión del resto de edificios hasta 50 se basaba en líneas ADSL, la solución NetLAN de Telefónica o una VPN de Ono”.


Con el objetivo de implementar una red estable y de alta disponibilidad, y ante la disponibilidad de recursos asociados al Plan E, el Ayuntamiento de Valladolid, que suma 313.437 habitantes empadronados, convocó un concurso público para la contratación del suministro e instalación de la infraestructura de su red corporativa de voz y datos. De entre los fabricantes que habían sido considerados, Brocade fue la empresa elegida para la tarea, a través del integrador Bull. De Teresa explica la razón de esta elección: “La construcción de un switch virtual formado por ocho nodos Brocade ubicados en distintos centros y la renovación de todos los equipos de cabecera en 34 centros por una pila de dos equipos Brocade, incluidas en la propuesta de Bull, permitían alcanzar en un mismo proyecto el objetivo que se contemplaba conseguir en varios pasos, lo que daba gran redundancia a la solución. La oferta de Bull mejoraba, además, los acuerdos de nivel de servicio y ampliaba en dos años el periodo solicitado de al menos un año de servicios de gestión de la red en remoto”. “En total se trata de 68 equipos -dos por centro- Brocade FastIron FCX624S”.

Las principales mejoras radican, por tanto, en la mayor disponibilidad de la red que permite a todos los usuarios trabajar de forma ininterrumpida. En palabras de Jorge De Teresa, “La solución nos ha permitido implementar una red de conmutación estable y de alta capacidad y disponibilidad que nos permitirá afrontar el despliegue de nuevas aplicaciones tecnológicas avanzadas para dar servicios de valor añadido a nuestros usuarios y, consecuentemente, mejorar el rendimiento de los mismos y prestar un mejor servicio al ciudadano”.


“Este proyecto pone de manifiesto que cuando la misión es crítica, las organizaciones pueden resolver sus necesidades con Brocade”, dijo José Javier Pérez, Country Manager para Iberia de Brocade. “Uno de los compromisos de la estrategia Brocade One es proveer redes de alta disponibilidad y sencillez sin igual a nuestros clientes. Nuestras soluciones de redes, que son inigualables en rendimiento y fiabilidad, han dotado al Ayuntamiento de una red estable y de alta disponibilidad. Su nueva red permite a los usuarios trabajar sin interrupciones, simplificando enormemente el diseño, la implementación y la configuración de su infraestructura de TI.”