VMware ha anunciado que Catalana Occidente, uno de los mayores grupos aseguradores del país, ha optado por la virtualización de las aplicaciones estratégicas de la compañía, como SAP y Exchange, de la mano de VMware. El proyecto se inició en el año 2003, de la mano del experto integrador MORSE Spain S.L., con las primeras versiones de VMware, con el reto de poder proveer de entornos de trabajo más ágiles para que los desarrolladores pudieran desplegar soluciones y servicios de una forma más rápida y acelerar los procesos de puesta en producción.


Catalana Occidente necesitaba dar respuesta a la creciente demanda de servicios dentro de la compañía sin incrementar el volumen de servidores. Además, tenía la necesidad de desplegar nuevas aplicaciones y módulos de trabajo rápidamente y reduciendo los costes de hardware, especialmente en un entorno SAP.


La respuesta que ofreció la virtualización a la compañía fue tal que rápidamente, partiendo de un primer clúster inicial, la solución se extendió a los entornos de pre-producción y de producción con lo que se consiguieron también importantes beneficios relacionados con el aprovechamiento de hardware, además de alta disponibilidad y capacidad para ofrecer nuevos servicios a diferentes empresas del grupo. De hecho, tras diferentes fusiones y adquisiciones, Catalana Occidente contaba con los sistemas heredados de compañías como Multinacional Aseguradora (MNA), NorteHispana o Seguros Bilbao. Los procesos de integración de las diferentes compañías se simplificaron enormemente para poder desplegar servicios corporativos sin incrementar los costes.


“Catalana Occidente es pionera en el uso de tecnologías innovadoras y debido a los diferentes procesos de integración de las diferentes compañías necesitábamos contar con una solución fiable que nos permitiera incrementar la agilidad en el desarrollo de nuevos servicios. Y la solución era, sin duda, VMware”, afirma Josep Roca, CTO del Grupo Catalana Occidente. “Con VMware nos hemos dado cuenta de las infinitas posibilidades que nos brinda el uso de tecnologías innovadoras. Tal es nuestra apuesta por ello que ahora mismo cualquier tecnología que entre en la compañía debe cumplir un requisito básico: ser virtualizable”.

Actualmente la compañía mantiene 500 servidores virtuales en 18 servidores físicos que permiten a los responsables de tecnología dar respuesta a las necesidades de crecimiento del negocio sin realizar inversiones adicionales. De hecho, los usuarios de Catalana Occidente han notado especialmente la rapidez en la puesta en producción de los servicios, que pueden ponerse en marcha y estar totalmente operativos en pocas horas.


“Antes de confiar en VMware, Catalana Occidente sólo contaba con alta disponibilidad en los ocho servidores principales de sus oficinas. Ahora, con las soluciones de VMware, todas las máquinas cuentan con alta disponibilidad” asegura Alejandro Solana, director técnico de VMware España. “Además, Catalana Occidente ya puede desplegar nuevas aplicaciones y módulos de trabajo, especialmente en entorno SAP en horas y con reducciones en los costes de hardware”.


Además, otras de las mejoras más palpables por los usuarios de la aseguradora, son la facilidad de provisión de máquinas en entornos virtuales, ya que los tiempos de reacción para crear nuevos sistemas son de unas pocas horas frente a los lapsos que se sufrían previamente, o la mejora en la disponibilidad de las aplicaciones gracias a la división de roles de los servidores y las mejoras propias de estos entornos. Cabe destacar en este sentido que actualmente la primera opción para introducir un nuevo servicio o aplicación en la compañía es en el entorno virtual, por lo que se puede afirmar que VMware se ha convertido en la herramienta estándar. Así, el hecho de que pueda virtualizarse es un requisito indispensable para cualquier nueva aplicación que se implante en la compañía.