Blue Coat Systems ha presentado nuevos controles sobre las aplicaciones móviles que cierran la brecha de seguridad en la red corporativa que generan las aplicaciones móviles no autorizadas. Desde que los empleados traen sus propios dispositivos móviles al trabajo, la brecha de seguridad de las aplicaciones móviles se ha hecho más grande. Con sus controles sobre las aplicaciones móviles, Blue Coat otorga al departamento de informática la capacidad de gestionar el uso de aplicaciones no autorizadas y aplicar las políticas de forma coherente en todos los dispositivos de la red.

El crecimiento de iniciativas BYOD (“Bring your own device” o “traiga su propio dispositivo”) ha dado lugar a un aumento de dispositivos móviles y aplicaciones desconocidas y no controladas en la red empresarial. Según Forrester Research, Inc., el 57% de los empleados eligió y compró su propio smartphone sin la orientación ni el asesoramiento de su compañía.1 Según la compañía de medición de aplicaciones móviles Flurry, cada Smartphone tiene una media de 65 aplicaciones móviles instaladas. Se estima que para el año 2016, 350 millones de empleados usen smartphones en el trabajo, por lo que la cantidad de aplicaciones móviles usando la red corporativa seguirá creciendo rápidamente.1

El incremento de dispositivos móviles en la red empresarial da lugar a dos riesgos marcados que llevan a impactos en la red imprevisibles y no deseados. En primer lugar, contribuye al creciente problema de aplicaciones no autorizadas en la red móvil. En segundo lugar, las políticas corporativas no pueden ser aplicadas coherentemente en todos los dispositivos.

Igual que las aplicaciones basadas en la web, el uso de aplicaciones móviles está disminuyendo dramáticamente el control del departamento de informática sobre la red. A diferencia de las aplicaciones web basadas en el navegador, sin embargo, las aplicaciones móviles y sus correspondientes operaciones son normalmente independientes y se apartan del control de soluciones de seguridad web tradicionales.

Para prevenir un uso no autorizado y no deseado de la red empresarial, los controles de aplicaciones móviles de Blue Coat extienden a las aplicaciones móviles los mismos controles operativos granulares que la compañía provee para aplicaciones web. Con estos controles operativos, las empresas pueden establecer políticas centradas en funciones específicas tanto para aplicaciones web como para aplicaciones móviles. Esto permite a las compañías aplicar coherentemente sus políticas en todos los dispositivos y les permite retomar el control sobre las aplicaciones de su red.

Por ejemplo, un negocio que quiere mitigar la filtración involuntaria de información confidencial o almacenada en un lugar seguro podría implantar una política para Twitter que prevenga a los empleados de enviar tweets pero permita el acceso para una lectura completa o seguimiento. Los controles de aplicaciones móviles de Blue Coat amplían esa política de aplicaciones web a la aplicación móvil de Twitter, permitiendo acceso de sólo lectura en todos los dispositivos conectados a la red de la empresa.

“El crecimiento de iniciativas BYOD ha creado una situación en la que los directores de seguridad informática se están enfrentando a una avalancha de dispositivos y aplicaciones desconocidos y no controlados en la red corporativa,” señala Steve Daheb, director de marketing de Blue Coat Systems. “Los controles de aplicaciones móviles de Blue Coat dan a los administradores la capacidad, por primera vez, no sólo de determinar qué aplicaciones se permiten en la red, sino también fijar a qué nivel pueden interactuar los usuarios de dispositivos móviles con esas aplicaciones.”

Los nuevos controles de aplicaciones móviles están integradas en los servicios de Blue Coat® ProxySG®  y Blue Coat Cloud Service. Blue Coat añade nuevas aplicaciones y operaciones a sus controles de aplicaciones móviles cada mes para mejorar continuamente el valor entregado a los clientes y asegurar que tengan los controles más relevantes para gestionar las aplicaciones de su red. Los controles de aplicación móvil se actualizan automáticamente a través de la defensa colaborativa Blue Coat WebPulse™ y están inmediatamente disponibles para los clientes con contratos de soporte vigentes. Para ver una lista completa de aplicaciones móviles compatibles haga click aquí.