AMD acaba de presentar sus nuevos procesadores Opteron, el 6200 y el 4200, en un encuentro con la prensa europea. Se trata de los nuevos chips que incorporan la tecnología Bulldozer y con los que la compañía asegura superar a los Xenon de Intel en todas las facetas, pero principalmente en consumo y escalabilidad.

Según ha afirmado Alberto Bozzo, general manager de AMD EMEA., “estamos observando desde hace algún tiempo que el mercado de servidores está creciendo de forma muy importante en EMEA a un ritmo de doble dígito anual. Por eso creemos que los nuevos productos que presentamos en estos momentos, se lanzan en un momento ideal”.

La compañía ha presentado en Munich las nuevas joyas de la corona para el mercado empresarial. Se trata del AMD Opteron 6200, también denominado Interlagos, cuyas principales características son que ofrece una gran escalabilidad gracias a ser el primer procesador que incorpora 16 núcleos. Por su parte, el Opteron 4200, conocido como Valencia destaca en su eficiencia energética.

En una maratoniana jornada, los directivos de AMD se han esforzado en hacer hincapié en las principales ventajas de estos dos nuevos productos. Y es tal y como ha señalado Leslie Sobon, vicepresidenta mundial de marketing de AMD, “estos nuevos chips contribuirán al crecimiento del mercado de forma significativa. Una prueba de ello ha sido el significativo número de partners que han apoyado este lanzamiento. Fabricantes como Dell, Gateway o HP han colaborado proactivamente en que hoy podamos presentar estos nuevos chips. Pero como los nuevos procesadores están diseñados para la nueva era Cloud, también han participado en su desarrollo empresas del mundo del software como VMware, Microsoft o Red Hat.

Según han apuntado varios directivos de la compañía las empresas de hoy se están dando cuenta de que todo esta convergiendo: ya no queremos dos ordenadores o dos dispositivos moviles, pero queremos tener acceso a toda nuestra informacion en cualquier momento y lugar. Este es el reto de la industria TI para los próximos años.

Gracias a la virtualizacion los datacernters no son como los de hace un par de años. Las compañías están empezando a apostar claramente por las nubes privadas y las están implementando en algunos de sus departamentos. Además, estan pidiendo flexbilidad para tener acceso a la informacion en cualquier lugar. “Por erso tenemos que ser dinámicos. El nuevo Opteron ayuda  a las empresas a solucionar estas demandas. No solo es importante dar flexibilidad, escalabilidad, etc. sino que además se trata de ser eficiente y redicir el coste energético”, ha afirmado Sobon.

Ataque frontal a Intel

Para mostrar a la prensa todas las bondades de los nuevos procesadores, los directivos de la compañia no han tenido ningún reparo en atacar con toda la artilleria a su máximo rival, Intel. El primer ataque es que el Opteron 6200 es el primer procesador x86 de 16 núcleos. Gracias a ello el procesador reduce el consumo significativamente, lo que también beneficia al consumo de la CPU. Es en la eficiencia donde se han relizado importante mejoras. Por ello aseguran que el consumo por núcleo es un 56% mejor que el que ofrecen los chipsets de Intel.

Más comparaciones con los Intel Xeon, según los responsables de la multinacional: Aunque en principio el chip de AMD es ligeramente superior (alrededor de 5$) el rendimiento es un 89% superior al de Intel. Además los nuevos procesadoresson un 72-77% más baratos en aplicaciones de virtualizacion. En eficiencia energetica tambien el consumo es menor.

Además, en lo que se refiere a la virtualización los nuevos chips son más escalablesya que han incrementado el ancho de banda en un 73%. Este incremento permite a los servidores manejar más carga de trabajo y hospedar más máquinas virtuales. Además, requieren la mitad de energía por núcleo que las versiones anteriores, unos 4,37 W.

En definitiva el nuevo procesador esta diseñado para ser hipereficiente en entornos cloud y virtualizados y supera claramente a cualquier procesador de la competencia.  Por su parte el 4200 es el que ofrece un menor coste de consumo por core.


>