cajeros y TPVs
cajeros y TPVs

S21sec ha anunciado una importante actualización de su sistema Lookwise Device Manager (LDM), desarrollado por la multinacional para gestionar de forma específica la seguridad de cajeros y TPVs, a través de avanzadas prestaciones de protección, monitorización y control de los mismos.

Publicidad

“El cibercrimen es un negocio que se nutre de atacar aquellos objetivos donde se detecta un mayor potencial lucrativo y tanto TPVs como cajeros se hallan actualmente en el punto de mira”, explica Xabier Mitxelena, CEO de S21sec. “Los cibercriminales están innovando de manera continuada para lograr ejecutar ataques exitosos, por lo que tomar las medidas de seguridad más eficaces que detengan su explotación es una necesidad apremiante para toda la industria bancaria”.

Actualmente existen más de 3 millones de cajeros y TPVs en todo el mundo. La proliferación de sistemas heterogéneos, la falta de políticas activas de actualización o la generalización en el empleo de plataformas de uso masivo como Windows, hacen que estas redes sean cada día más vulnerables.

Actualmente existen más de 3 millones de cajeros y TPVs en todo el mundo

En el caso de los TPVs, la problemática es parecida y su uso incremental, junto con la ingente cantidad de información sensible (datos de tarjetas y PINs) que procesan, les hace especialmente vulnerables a técnicas cibercriminales muy dirigidas, como las del tipo RAM scrappers (barridos de memoria).

Con Lookwise Device Manager, S21sec ofrece a sus clientes una plataforma modular que protege los activos críticos frente a usos maliciosos o fraudulentos, centralizando la gestión de políticas y la operación de la seguridad en un único punto, para proteger redes de hasta miles de dispositivos críticos cumpliendo con los estándares actuales como PCI-DSS, SGSI-ISO/UNE 27001, LOPD, etc

La nueva versión 2.4 de Lookwise Device Manager incorpora importantes mejoras respecto a versiones anteriores, incluyendo soporte de procesos críticos de lista blanca, nuevas opciones para el despliegue de software de terceros, mayor facilidad en los procesos de instalación y actualización y mejoras en la gestión del cifrado Full Disk Encryption. También ofrece mejoras en la gestión de protección de hardware y en la consola y las herramientas de whitelisting.