vodafone y másmóvil compartirán fibra
vodafone y másmóvil compartirán fibra

Nokia acaba de anunciar la nueva generación de su familia Photonic Service Engine (PSE) de procesadores de señales digitales súper coherentes. El Nokia PSE-3 será un instrumento fundamental en la evolución de los proveedores de servicios de comunicaciones y proveedores “web-scale” para satisfacer la creciente demanda de tráfico de vídeo, servicios en la nube y comunicaciones 5G, ya que maximiza la capacidad y el rendimiento de todos los enlaces de sus redes ópticas.

Publicidad

El chipset PSE-3 es el primer procesador digital de señales coherente que permite implementar la conformación de constelación probabilística (PCS, del inglés Probabilistic Constellation Shaping), técnica de modulación pionera inventada por Nokia Bell Labs. La PCS lleva la capacidad de transmisión de la fibra óptica casi hasta el límite de Shannon, máxima capacidad teórica de un canal de comunicaciones (definida por Claude Shannon en 1948 cuanto trabajaba como investigador en Bell Labs).

El Nokia PSE-3 será un instrumento fundamental en la evolución de los proveedores de servicios de comunicaciones

Mediante la conformación inteligente de la señal para adaptarla a las características de la fibra óptica, la PCS genera longitudes de onda más resistentes al ruido y a otras interferencias degradantes, lo que supone un aumento de hasta el 65 por ciento de la capacidad de las redes actuales y una reducción del consumo energético por bit del 60 por ciento. Las redes construidas con sistemas que utilizan el nuevo chipset requieren hasta un 35 por ciento menos de transpondedores ópticos y, gracias al aprovechamiento de la capacidad latente de la fibra desplegadda, el PSE-3 alarga la vida de las líneas y cables submarinos existentes, lo que aporta un significativo ahorro a largo plazo.

El chipset no solo maximiza el rendimiento, sino que lo hace independientemente de la distancia dentro de la red óptica, tanto en entornos metropolitanos como submarinos. El PSE-3 es ideal para proveedores de servicios de comunicaciones y proveedores “web-scale” que desean extender los límites de sus redes ópticas e incrementar el retorno de sus inversiones en fibra.

Además, gracias a su potente y sencilla capacidad de programación, el Nokia PSE-3 se presenta como una magnífica oportunidad para los operadores de redes, que pueden crecer más allá de la limitada flexibilidad de las redes 100G/200G predominantes en la actualidad, y conseguir redes de extraordinaria escalibilidad y automatización. El PSE-3 revierte la complejidad creciente en los sistemas de multiplexación por división de longitud de onda (WDM), ya que ofrece una capacidad ajustable de 100G a 600G con un formato único y uniforme de modulación, velocidad de transferencia y tamaño de canal. Esto simplifica enormemente la planificación y la operación de red, al tiempo que facilita de forma considerable implementar operaciones dinámicas que permite a los operadores implementar servicios innovadores y disminuir los costes.