Kingston Technology Company, el mayor fabricante independiente de productos de memoria del mundo, desgrana algunas de las tendencias de mercado imperantes en la actualidad. El consumo de información en la Red, que en los últimos años ya había experimentado un crecimiento exponencial, se ha disparado más si cabe tras la masiva popularización de los dispositivos móviles. Ante este nuevo escenario, Kingston destaca cinco tendencias tecnológicas clave:

Publicidad

 1.    Movilidad: los dispositivos móviles actuales no destacan por su capacidad de almacenamiento interno.  En este contexto, la tecnología NAND Flash, presente en llaves USB y tarjetas SD y CompactFlash, juega un papel fundamental como solución complementaria.

 2.    Virtualización: con la llegada de la virtualización, la optimización de la memoria es imprescindible. Solo así se garantiza un funcionamiento fluido de todas las máquinas virtuales.

 3.    Rendimiento empresarial: la renovación del parque informático tiene un nuevo frente abierto, materializado en la apuesta por los discos de estado sólido (SSD) frente a los tradicionales discos duros magnéticos (HDD). Con ellos, el rendimiento del sistema operativo y las aplicaciones aumenta sensiblemente. Según Gartner, en los próximos años este tipo de discos pasarán a ser la opción principal para el almacenamiento interno en dispositivos cliente, con un crecimiento del 15,9 % para 2012. Los discos SSD son considerados más pequeños, más rápidos y mucho más eficientes que los discos duros magnéticos.

 4.    Velocidad: la llegada del nuevo estándar USB 3.0 es una de las tendencias indiscutibles para los próximos meses. Así, las placas base compatibles con esta tecnología se popularizarán en lo que queda de año.

 5.    Seguridad: ante el indiscutible protagonismo de los dispositivos móviles, la encriptación de los datos que contienen se antoja vital. Asimismo, pese a que apenas el 10% de las llaves USB están encriptadas actualmente, en los próximos años pasarán a ser mayoría las que cuenten con algún tipo de protección, desde AES de 256 bis hasta FIPS-140 de Nivel 2.

“Nos encontramos ante un giro fundamental en la forma de uso de plataformas informáticas y dispositivos electrónicos, donde los usuarios priorizan el rendimiento, la velocidad y la seguridad frente a la capacidad de almacenamiento”, afirma Jordi García, responsable de Desarrollo de Negocio en Kingston Technology Iberia. “En Kingston, como el mayor fabricante independiente de productos de memoria del mundo, ya estamos preparados para facilitar esta importante transición”.