bitcoin criptojacking crypto
bitcoin criptojacking crypto

Minar criptomonedas parece algo reservado a grandes sistemas o a ordenadores convencionales. Sin embargo, el hecho de que tengamos un malware en nuestro dispositivo móvil para que un ciberdelincuente pueda minar criptomonedas es algo que los inmensa mayoría de los usuarios no considera posible. La realidad demuestra lo contrario.

Publicidad

Y es que, el auge de las criptomonedas también ha supuesto un crecimiento en el número de programas de software desarrollados por cibercriminales para infectar teléfonos móviles con el objetivo de minar criptomonedas sin que los usuarios lo sepan. Los cryptojacking, que es como se conoce a esta familia de amenazas, son una variante de malware que se oculta en un dispositivo para aprovecharse de sus recursos con el objetivo de minar criptomonedas sin que el usuario tenga conocimiento.

Hay un crecimiento en el número de programas de software desarrollados por cibercriminales para infectar teléfonos móviles con el objetivo de minar criptomonedas sin que los usuarios lo sepan

“A pesar de que en los últimos tiempos las monedas digitales están viendo cómo su valor se devalúa, el cryptojacking sigue siendo una de las tendencias predominantes entre las amenazas más buscadas. De hecho, nuestro informe de abril indica que las tres variantes de malware predominantes fueron cryptojackers”, señala Eusebio Nieva, director técnico de Check Point. “Los teléfonos móviles se han convertido en el principal blanco de los ataques, ya que, como suelen estar desprotegidos, son más fáciles de infectar”, añade Nieva.

Para minar criptomonedas se destina potencia del procesador de un servidor, PC o smartphone para realizar cálculos que verifiquen las transacciones de la moneda digital. A cambio, se recibe una compensación económica en esa criptomoneda, que posteriormente es canjeable por otras divisas como euros o dólares.

¿Cómo detectarlo?

Para saber si nuestro móvil está infectado por malware para minar criptomonedas, desde Check Point señalan que “un programa malicioso destinado a minar monedas virtuales de forma oculta se aprovecha de los recursos del smartphone”. Por tanto, aunque el programa funcione sin que el usuario lo sepa, hay determinados aspectos que indican que algo le está pasando al dispositivo. Desde la compañía apuntan a las siguientes señales como primeros indicios de alarma:

  1. Decae el rendimiento: el teléfono funciona más lento y, además, se calienta más de lo normal. Esta es una de las principales señales de alarma.
  2. Gasto excesivo de la batería: debido al uso excesivo de los recursos del teléfono, la duración de la batería comienza a reducirse significativamente.
  3. Aparecen apps desconocidas: es muy probable ver en el teléfono alguna aplicación no conocida y que, por tanto, no se haya descargado de forma voluntaria. Esto suele ocurrir cuando se instala algún programa desde un sitio no oficial.

Para evitar descargar un malware criptominero, Check Point recomienda utilizar sólo tiendas de aplicaciones oficiales, además de vigilar la autenticidad del programa y los comentarios de los usuarios como regla de oro para evitar abrir la puerta a los ciberatacantes.

¿Qué hacer si notamos estos síntomas?

Por norma general, los programas maliciosos suelen instalarse en los dispositivos móviles cuando el usuario descarga alguna aplicación desde un mercado no oficial. Si, según se produce esta descarga empieza a notar que el smartphone presenta problemas y no funciona correctamente, lo primero que debe hacer para solucionar este problema es eliminar la aplicación lo antes posible.

Aunque es posible que con sólo este gesto se solucione el problema, también es recomendable utilizar un antivirus para llevar a cabo un análisis del dispositivo en mayor profundidad. Check Point, por su parte, destaca que la prevención es la mejor medida de seguridad para garantizar la seguridad de los dispositivos móviles. En este sentido, ofrece a sus clientes corporativos SandBlast Mobile, la solución de ciberseguridad con la tasa de captura más alta del mercado, que ofrece protección avanzada contra todo tipo de ataques de malware móvil.