esker
esker

Esker ha anunciado sus resultados correspondientes al segundo trimestre de 2018, en el que los ingresos por ventas han ascendido a 22 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 18% con respecto al mismo período de 2017. Para la primera mitad de 2018, el crecimiento se sitúa en el 17%. Una vez más, Esker ha registrado el trimestre más exitoso de su historia.

Publicidad

La actividad de Esker se ha mantenido muy dinámica y continúa marcada por el éxito de las soluciones basadas en la nube. Los ingresos derivados de las soluciones de automatización en modo servicio (SaaS) se han incrementado en un 21% sobre el trimestre anterior, y ya representan el 87% del negocio de la compañía. Estos resultados reflejan la implementación de numerosos contratos firmados en los períodos anteriores, así como el crecimiento de los que ya eran clientes de Esker.

Récord de contratos

En lo que va de año, la compañía ha firmado un significativo número de nuevos contratos, que alimentarán el crecimiento de la compañía en los sucesivos trimestres. El valor acumulado de estos contratos nuevos es un 54% mayor en comparación con la primera mitad de 2017.

La actividad de Esker se ha mantenido muy dinámica y continúa marcada por el éxito de las soluciones basadas en la nube

A 30 de junio, el efectivo de la compañía se sitúa en 22 millones de euros después del pago de dividendos. Con 12 millones de euros netos en caja y 140.000 en acciones de tesorería de inmediata disponibilidad, Esker cuenta con los recursos financieros necesarios para proseguir su estrategia de combinar el crecimiento orgánico con nuevas adquisiciones.

Por lo que respecta a las previsiones, la firma confirma sus expectativas de conseguir un nuevo crecimiento de doble dígito en 2018. Los elevados ingresos recurrentes (78% de las ventas en la primera mitad de 2018), derivados del modelo de pago por uso, ofrecen excelente visibilidad sobre los resultados futuros.