Prostitución
Prostitución

El Mobile World Congress que se celebra la semana que viene en Barcelona genera 60.000 empleos y unos ingresos de 150 millones de euros. Pero también genera un importante incremento de la prostitución. Se estima que mujeres venidas de todas partes del mundo se establecen durante esa semana en la Ciudad Condal para ofertar servicios sexuales. Desde la Organización se muestran dispuestos a luchar contra este tipo de servicios y acaban de realizar su primera acción solicitando a la agencia de chicas de compañía Apricots la retirada de su valla publicitaria ubicada en la confluencia de la Gran Vía a su paso por L’Hospitalet de Llobregat, próxima a la Feria de Barcelona que acoge el evento y arteria principal de circulación desde el aeropuerto de Barcelona. El argumento de la organización de dicho congreso es crear un ambiente confortable para los delegados provenientes de todo el mundo.

Publicidad

De común acuerdo y pese a no estar obligada a ello, Apricots ha decidido retirar la valla publicitaria durante los días del MWC para mostrar así su compromiso con la ciudad de Barcelona y su proyección internacional. Como explica Javier Martínez, CEO de Apricots, “el incremento de la afluencia en nuestros locales no es debido específicamente a la celebración del Mobile World Congress, sino simplemente por el gran incremento de visitantes en la ciudad, aunque es verdad que en términos generales el perfil de hombre de negocios es más proclive a requerir este tipo de servicios”.

La valla será retirada el próximo miércoles 17 de febrero y está situada en la confluencia de la Avinguda de Vilanova y la calle Primer de Maig de l’Hospitalet de Llobregat.

Ya en las dos ediciones anteriores del MWC esta valla publicitaria fue objeto de controversia por una parte del público asistente al evento. Este año, la agencia de chicas de compañía ha aceptado su retirada por dos razones: “Por un lado, por la transparencia de nuestras actividades y, por otra parte, para apoyar el buen desarrollo del evento más relevante de Barcelona, ciudad natal de Apricots”, afirma Martínez.

Para nosotros la prostitución es una práctica que tiene que ser ética, voluntaria y legal”, insiste el CEO de Apricots. En Cataluña, los locales donde se ejerce la prostitución son legales desde 2002, con la aprobación del Decreto 217/2002, y actualmente están incluidos en el Decreto 112/2010.