Juan Manuel Sáez de la Calle, Director de la Revista Byte TI
Juan Manuel Sáez de la Calle, Director de la Revista Byte TI

Mi carta del mes pasado, «Hacernos un Sánchez con la Tecnología», no consiguió todo el éxito apetecido. Es cierto que tuve algunas amables felicitaciones, pero también uno que me puso a parir.

Publicidad

En concreto, un muy cabreado lector gallego me escribió para reprender que un medio tecnológico hiciera valoraciones políticas y, tras exigir su baja de todas nuestras publicaciones, me llamó “facha”.

Como no era cuestión de tentar a la represión de la nueva Ley de Protección de datos, le dimos de baja de forma inmediata, sin atreverme a intentar sugerirle que, tal vez, no me había entendido o no me había explicado bien.

Lo cuento, sobre todo, tras conocer el nombramiento de David Cierco como director general de Red.es, y recordar que le otorgamos en 2008 el premio Personalidad del año de nuestra revista Byte TI. En la entrega de aquel galardón el señor Cierco afirmó ante los asistentes : “Estoy convencido de que los próximos tres o cuatro años van a ser escenario de grandes éxitos compartidos. Tenemos el compromiso de mantener el esfuerzo y de que, todos juntos, trabajando y colaborando, vamos a conseguir que nuestro país esté entre los diez más avanzados del mundo en tecnologías de la Información”.

Con la premura de las vacaciones, no me ha dado tiempo a comprobar fehacientemente si se ha conseguido su predicción, pero me arriesgo a señalar que lo dudo. Por ello, vamos a darle otra oportunidad a David Cierco, que, además, me consta, tiene conocimiento y voluntad para hacer cosas.

Pero, como va a tener poco tiempo, le animaría a que se hiciera “un Sánchez”. Cuenta con las dos premisas a las que hacía referencia en mi anterior artículo para conseguir ese objetivo: el cargo le ha venido del cielo (no se lo podía esperar, como le ocurrió a su Presidente) y, al no tener opción de que le aprueben nada en el Parlamento, pues que se dedique a gastar en políticas que repercutan en la salud tecnológica del país, que falta nos hace.

Por lo demás, no le costaría mucho buscar el consenso con la comunidad tecnológica (universidad, empresas, sindicatos y administraciones públicas) para elaborar un plan integral de modernización, que efectivamente nos ponga en el lugar que nos debería corresponder a nivel internacional. A esto se le llama necesidad de competir para sobrevivir.


Entra en liza Xiaomi en nuestro país. Empresa puntera china un gigantón que tiene recursos ingentes para invertir y lograr su objetivo de tratar de “tú a tú” a sus dos grandes competidores (Samsung y Huawei) fuera del territorio asiático. Apuesta por la comunicación a gran escala y, en España, se ha hecho con los servicios de Raquel Sanz que venía haciendo un gran trabajo en Huawei. Seguro que lo hará fenomenal.