D-Link  varias familias de Switches que acercan la tecnología de conmutación de redes a diez Gigabit al entorno pymes. Hasta ahora, las redes a diez Gb eran casi exclusivos para grandes empresas y corporaciones debido al alto coste de la necesaria conectividad por fibra óptica, pero la progresiva implementación de la interfaz 10 GbE sobre cable de cobre gracias al estándar 10GBASE-T 802.3an (que permite distancias de hasta 100 metros con cable CAT-6A o superior), ha acercado este importante salto tecnológico a las infraestructuras de red de pequeñas y medianas empresas. Aunque las redes Gigabit Ethernet ya están muy extendidas, el volumen de datos producido y gestionado por las empresas no para de aumentar vertiginosamente y requiere electrónicas de red de mayor capacidad para transferir, procesar, y almacenar los datos del día a día. La virtualización y la tecnología cloud (en la que grandes cantidades de datos ya no se almacenan en local en cada ordenador sino en servidores o en la nube) así como el elevado volumen de datos de los archivos de vídeo, imágenes o audio en alta resolución, aumenta la necesidad de mayor ancho de banda entre los dispositivos y los servidores.

Publicidad

Hasta ahora, las redes a diez Gigabit eran casi exclusivas para grandes empresas y corporaciones debido al alto coste de la necesaria conectividad por fibra óptica

En este marco, y para que las pymes se acerquen a las redes a diez Gigabit, D-Link ha presentado las familias de Switches Smart 10 Gigabit (DXS-1210) y Easy Smart 10 Gigabit (DXS-1100-10TS), capaces de dar respuesta a las necesidades de cualquier tipo de empresa y negocio. La conectividad, tanto cobre como fibra óptica a través de SFP+, garantiza la flexibilidad de instalación e integración de la red en diferentes entornos. Dotados de un alto rendimiento y muy baja latencia, los modelos DXS-1100-10TS, DXS-1210-10TS y DXS-1210-12TC se erigen como piezas ideales para cubrir las necesidades de Virtualización, servicios Cloud, aplicaciones servidor a servidor, y como concentradores para cabinas SAN . Su atractivo coste los posiciona como referente para las PYMEs que quieran abordar esta migración tecnológica a las redes 10 GbE.

Según Antonio Navarro, Country Manager de D-Link Iberia “el salto a las redes a diez Gigabit supone una oportunidad en términos de negocio y servicios para los VAR e Integradores de Sistemas. “Según los analistas, continua Navarro, el número de puertos instalados de 10 GbE aumentará significativamente y en 2018 superará al número de puertos Fast Ethernet 10/100. Los 10 Gigabit representarán la mayor proporción de los ingresos del mercado de la conmutación a pesar de la reducción natural de los precios. La tecnología 10 Gigabit ya no está únicamente reservada para las conexiones al núcleo de red, sino que se extiende cada vez más a los switches de planta, concentradores, top-of rack, etc.”