Esker, compañía especializada en la automatización de flujos documentales para gestionar la empresa sin papel, anuncia que está apoyando y preparando a las empresas para un año clave, en el que deberán cumplir con las directivas europeas en materia de facturación a entidades el sector público. De acuerdo con la directiva de abril de 2014 sobre factura electrónica y compras públicas (2014/55/EU), en 2020 los proveedores de las distintas administraciones estarán obligados a facturar electrónicamente en todos los países europeos. Esta directiva supondrá significativos ahorros a los gobiernos, al tiempo que impulsará un importante avance del mercado la factura electrónica.

Publicidad

En España, acuerdo con la Ley de Impulso de la Factura Electrónica, publicada en diciembre de 2013, todos los proveedores de la Administración –central, autonómica y local– tendrán, a partir del 15 de enero de 2015, la obligación de facturar electrónicamente utilizando el formato Facturae 3.2. En Italia, idéntica obligación entra en vigor en marzo de 2015.

En Francia, por su parte, los proveedores tenían, desde el 1 de enero de 2012, la opción de enviar facturas electrónicas a los ministerios del gobierno. La nueva directiva viene a eliminar la posibilidad de elección en todo el sector público, incluyendo las instituciones locales y regionales. La obligación de facturar electrónicamente se extenderá en 2017 a las grandes compañías, y en 2020  a las pequeñas y medianas empresas.

En este sentido, la solución de Facturas a Clientes de Esker está preparada para procesar los diferentes formatos de e-factura a utilizar en toda Europa, (Facturae en España, Fattura-Pa en Italia, EDI UBL en Francia…) así como para comunicarse con las plataformas que cada administración disponga para enviar las facturas y recibir notificaciones.

“Esker es un jugador clave en el mercado de la automatización de procesos documentales, con 25 millones de facturas enviadas anualmente a través de nuestras soluciones por parte de 11.000 clientes en todo el mundo”, señala Jesús Midón, director general de Esker Ibérica. “Nuestra solución de automatización de facturas de clientes ha sido desarrollada para cumplir las necesidades específicas de facturación de las empresas que trabajan con el sector público, y por lo tanto estamos preparados para ayudarles en su evolución a la factura electrónica”.