EMC presenta los resultados de su encuesta sobre Transformación TI, que revelan que cinco de cada 10 organizaciones consultadas en España se verán inmersas en un cambio transformacional significativo en el próximo año. Asimismo, el estudio desvela que los principales desafíos para las compañías españolas son:

Publicidad


  1. Aumento de los ingresos – 42 por ciento
  2. Desarrollo de nuevos productos y soluciones – 37 por ciento
  3. Mejora de la experiencia de cliente – 35 por ciento


Estos desafíos muestran que las compañías no sólo están apostando por la transformación como herramienta para reducir costes, sino también como palanca de crecimiento activo para el negocio.


En nuestro país, el 54 por ciento de las organizaciones consultadas ha iniciado un proceso de transformación en sus funciones de TI. El estudio también subraya las cinco prioridades relacionadas con TI para las organizaciones españolas.


  1. Mantenimiento de tecnologías – 54 por ciento
  2. Gestión y almacenamiento de datos – 45 por ciento
  3. Integración de tecnologías complementarias – 43 por ciento
  4. Cloud computing – 42 por ciento
  5. Optimización de fiabilidad, escalabilidad y rendimiento – 37 por ciento


De acuerdo con estos datos, las compañías españolas están enfocando las TI como un soporte para sus objetivos de negocio. De hecho, ocho de cada diez desarrolla en paralelo estrategias de negocio y de TI, demostrando que las tecnologías son consideradas como un driver para lograr crecimiento, y no como un área gasto para la compañía.


Principales conclusiones del estudio:

Las competencias en TI siguen evolucionando

Uno de los aspectos más importantes que evidencia este estudio es que no sólo los negocios o las áreas de TI se verán afectados por esta trasformación. Los roles de los profesionales de las tecnologías de la información también experimentarán una serie de cambios que afectan a su labor diaria. Al mismo tiempo, aumenta la concienciación sobre cloud computing y los análisis de Big Data –dos de las tecnologías más revolucionarias de esta década– que liderarán la emergencia de estos nuevos roles. De hecho, el 51 por ciento de las empresas se muestran convencidas de que el cloud computing dará lugar a nuevos roles y responsabilidades en las áreas de TI durante los próximos tres años. En este sentido, el 36 por ciento augura que con Big Data sucederá lo mismo. Entre los nuevos perfiles destacan el cloud architect y el científico de datos (data scientist).


Otro dato relevante es que el 17 por ciento de las compañías en España admite no estar actualmente en un nivel adecuado de competencias y conocimiento que les permita cumplir con sus prioridades de TI satisfactoriamente.


Big Data creará nuevos ganadores y rezagados


En España, el 38 por ciento de las organizaciones preguntadas se muestran firmemente convencidas de que el resultado de los análisis de Big Data dará origen a nuevos grupos de “ganadores y rezagados”, claramente diferenciados en la industria, durante los próximos cinco años. Asimismo, el 25 por ciento afirma que o bien ha iniciado el despliegue de herramientas de análisis de Big Data o bien están considerándolo seriamente.


De este resultado se infiere que el 75 por ciento aún no ha considerado como una opción real la optimización de la gestión y del análisis de sus datos. Es un hecho que la carrera por sacar el máximo provecho de esta tecnología ya ha comenzado y que los ganadores y rezagados se decidirán en función de su velocidad a la hora de desarrollar tecnología analíticas de Big Data.


A medida que esta tendencia de Big Data se abre paso en la agenda corporativa, es evidente que las compañías españolas están comenzando a ser conscientes de que aumenta el valor de sus datos, por lo que también se agudiza la necesidad de protegerlos. El 84 por ciento de las organizaciones que han participado en la encuesta revelan que la seguridad de la información y el gobierno TI es una prioridad para su negocio, mientras que el 29 por ciento sitúa la seguridad de redes en la octava posición de sus prioridades de TI, evidenciando la enorme importancia que toma la privacidad y la protección de los activos en las empresas actuales.


La nube desplaza a las tradicionales arquitecturas de TI

El estudio de EMC también arroja otra conclusión interesante: la búsqueda de la transformación de los negocios a través de cloud, como demuestra el hecho de que el 42 por ciento de las compañías contemple la nube como una prioridad. Así, cinco de cada diez organizaciones considera que las arquitecturas en la nube sustituirán a las TI tradicionales en los próximos tres años. A pesar de las particularidades de cada sector, del estudio se desprende que el cloud computing está jugando un papel crítico a la hora de contribuir a la transformación del negocio y de sus operaciones.