A pesar de haber incrementado la venta de licencias en un espectacular 27% con respecto al año 2011, la filial ibérica de Information Builders que engloba España, Portugal y México no ha logrado conseguir los objetivos de facturación autoimpuestos el pasado año por su máximo responsable, Miguel Reyes, en el que esperaba obtener unos ingresos cercanos a los 12 millones de euros. Concretamente, la filial se ha quedado en los 11,5 millones o lo que es lo mismo, 100.000 euros menos que los obtenidos el pasado ejercicio 2011 en el que se obtuvieron 11,5 millones.

Publicidad

Preguntado por este hecho, el máximo responsable de la filial ha afrimado que «este pequeño descenso se ha debido sobre todo a México, país en el que la facturación ha descendido un 15%». El directivo ha achacado este descenso en el mercado mexicano a las elecciones producidas el pasado año en ese país que «hacen que cada seis años la economía se pare de forma radical».

A pesar de ello, los objetivos para el año que viene se mantienen y esperan que se mantenga una línea estable de crecimiento e incrementar la cifra de negocio gracias a la colaboración con el canal de distribución y la internacionalización de la filial