Danny MacAskill

Equipado con una cámara GoPro de alta definición en su casco (¿para qué querrá el casco?) este ciclista de alto riesgo no tuvo mejor idea que para ir a darse un chapuzón al mar, desplazarse con su bicicleta a través de las azoteas de la ciudad canaria de Las Palmas hasta llegar al océano. Un deportista de alto riesgo que logró su objetivo y que la gracias a la cámara instalada muestra cada pedalada dada.

La espectacularidad del vídeo muestra el riesgo que asume el británico Danny MacAskill. Este ciclista, que dejó su trabajo de mecánico para dedicarse “full-time” a su afición a saltar de tejado en tejado en bicicleta sin romperse la crisma,  lleva practicando el ciclismo extremo desde hace más de quince años y ha sido nominado, en la última edición, a los premios Laureus del deporte en la categoría de “Mejor deportista de acción”.