Las redes inalámbricas se han ido transformando, desde los sistemas analógicos de primera generación de antaño, a las redes digitales actuales de alta velocidad 3G y futuras. Con distintas finalidades en mente, se han desarrollado diferentes redes inalámbricas que se han ido haciendo cada vez más atractivas: desde las soluciones de conexión directa de corto alcance, a las redes de usuarios múltiples y de gran velocidad.
Para sacarle partido a estas tecnologías, algunos fabricantes de móviles han sido pioneros en añadir soporte a las nuevas redes inalámbricas e integrarlas en sus dispositivos para ofrecer nuevos y mejores servicios.
Nokia integra en sus dispositivos muchas y distintas tecnologías de radio, celulares y no celulares, que han sido optimizadas para diferentes necesidades. Además, Nokia cree que los dispositivos y servicios multiradio ofrecen nuevas oportunidades comerciales, tanto a los actuales como a los nuevos operadores, empresas, emisoras de radio y desarrolladores, ya que permiten la creación de nuevos servicios.
Otra ventaja sobre las tecnologías multiradio de Nokia es que se compilan sobre estándares abiertos, para una máxima interoperatividad y una amplia aceptación. Las tecnologías de radio más corrientes en la actualidad son:
– Bluetooth, una tecnología de redes inalámbricas ampliamente utilizada que soporta una tasa de transmisión de datos en bruto de hasta 3 Mbps a distancias de hasta los 10 metros. Esta tecnología suele emplearse en la sincronización inalámbrica y en la conexión con dispositivos de alta portabilidad como sensores o receptores GPS.
– Bluetooth ULP (originalmente llamado Wibree) es el Bluetooth de ultra baja potencia (ULP). Se trata de la primera tecnología abierta de radio de corto alcance que ofrece conectividad entre dispositivos móviles y pequeños dispositivos alimentados con pilas de botón, como relojes y sensores cardiovasculares. Esto es posible ya que consume sólo una fracción (1/10) de la potencia de la tradicional tecnología Bluetooth. El desarrollo de Bluetooth ULP se inició en 2001 cuando el Centro de Investigación de Nokia descubrió nuevas oportunidades en el uso de los dispositivos diminutos de baja potencia.
– GPRS o General Packet Radio Service, es una tecnología de radio para redes GSM que añade protocolos de cambio de paquetes, un tiempo de establecimiento más breve para las conexiones y la posibilidad de facturar según la cantidad de datos enviada, en lugar de según el tiempo de conexión.
– EDGE permite que los operadores GSM usen las bandas de radio GSM actuales para ofrecer servicios y aplicaciones multimedia basadas en IP a una teórica velocidad máxima de 384 kbps. La implementación de EDGE es relativamente sencilla y sólo requiere unos pequeños cambios en el hardware y el software de la red, ya que usa la misma estructura marco que las redes actuales de GSM.
– 3G UMTS. La red UMTS consiste en una arquitectura de red separada, conformado por el dominio conectado por circuito o “Circuit-Switched” (CS) y el conectado por paquetes o “Packet-Switched” (PS). En UMTS, el dominio PS ofrece una conexión de datos que permite servicios como el correo electrónico, la navegación Web y la transferencia de ficheros. El dominio CS se usa para las comunicaciones en tiempo real, como las llamadas telefónicas.
– HSPA o High Speed Packet Access (3,5 G) es la siguiente evolución de la 3ª Generación y ofrece una velocidad de descarga mucho más rápida y una mejor experiencia de usuario. Está compuesta por dos tecnologías clave: HSDPA (Acceso a Paquetes de Descarga de enlaces de Alta Velocidad) y HSUPA (Acceso a Paquetes de Subida de enlaces de Alta Velocidad). Actualmente, algunos terminales como el Nokia N95 pueden soportar la categoría 5 de HSDPA, lo que significa que la tasa más alta de transmisión es de 3,6 Mbit/s en la descarga.
– WiFi es la red diseñada para ofrecer banda ancha de forma inalámbrica a los ordenadores. La velocidad de transferencia de datos para WiFi puede llegar a ser hasta de 54 Mbit/s y con un alcance en espacios abiertos de 140 metros para el estándar IEEE 802.11g.
Su uso se ha popularizado entre empresas y hogares, bien para complementar o para reemplazar las redes LAN y, como los costes han bajado, su uso se ha extendido hasta sitios públicos como aeropuertos y cafeterías. Dispositivos móviles como el Nokia N95 incluyen conectividad WiFi, convirtiéndolos en verdaderos ordenadores de bolsillo.

Conclusiones

La adopción de Internet continúa creciendo, ampliándose su uso a dispositivos móviles y demandando una mayor velocidad de conexión. Sin embargo, con las redes inalámbricas actuales, la tasa de bits y la cobertura del servicio son limitadas, por lo que se necesitan otras tecnologías que incrementen estos aspectos. Un ejemplo de ello es WiMAX que es una tecnología de redes de acceso inalámbrico que ofrece altas velocidades de transferencia con una amplia cobertura, incluso en zonas edificadas.
La integración de diferentes tecnologías es lo que permitirá la convergencia de los servicios móviles con los fijos, ofreciendo al usuario una experiencia consistente de servicios (voz, datos, vídeo) indistintamente de la ubicación. Lo que resulta en la necesidad de dispositivos multiradio.
Nokia ha demostrado ya su capacidad para integrar diferentes tecnologías en un solo dispositivo y simplificar para el usuario la vasta complejidad de las aplicaciones multiradio, ofreciendo así una magnífica experiencia móvil. Además, la integración de nuevas tecnologías de radio no sólo aporta una transferencia de datos más rápida, sino también nuevos servicios, como la localización y navegación con antena GPS y televisión con receptores de emisión DVB-H.

>