soberania en la nube

La nube híbrida: Estamos viviendo un boom tecnológico sin precedentes; la IA Generativa, el Big Data o la computación cuántica son tecnologías disruptivas que están impactando de forma definitiva tanto en las empresas y organizaciones como en cada uno de nosotros.

La irrupción de los modelos fundacionales ha creado una nueva era de la IA. Era el paso necesario para llegar a la siguiente fase con la IA Generativa, a la democratización y escalado de esta tecnología en el ámbito empresarial y social, que abre las puertas a otro universo en la eficiencia empresarial y la innovación. Aquí las empresas tecnológicas jugamos un papel clave para seguir acompañando a nuestros clientes en todo el proceso de desarrollo de la IA, teniendo siempre como bandera la ética y la privacidad.

Por su parte, la computación cuántica también está haciendo grandes avances para resolver problemas que la computación actual nunca podrá alcanzar. La nube aquí también juega un papel crítico para que las empresas puedan acceder a ordenadores cuánticos como un servicio, aprendiendo, desarrollando y ejecutando algoritmos y programas cuánticos a la vanguardia, sin perder de vista la seguridad con capacidades de criptografía cuántica pensadas para la protección total del presente y del futuro.

A diferencia de muchas otras revoluciones que hemos vivido durante la historia de la humanidad, la era digital dista mucho de ellas por cuestiones como la velocidad de desarrollo o la transversalidad con la que impacta en todas las capas sociales. Y no sólo eso, estas tecnologías suceden de forma simultánea, se complementan y crecen en paralelo, lo que impulsa y potencia la innovación como nunca antes.

Sin embargo, al igual que las redes neuronales se entrelazan en nuestro cerebro, hace falta un elemento de unión, un elemento que ofrezca las mejores características para que se produzca esa innovación y avance con la mejor seguridad y resiliencia. Aquí entra en juego el Cloud, una tecnología que no es nueva pero que en forma de cloud híbrida se consolida como el sistema capaz de articular el correcto funcionamiento de tecnologías tan impactantes como la IA para el ámbito empresarial o la computación cuántica.

Una nube preparada para todo

A nivel mundial, el volumen de datos que se genera diariamente no para de crecer, a medida que más personas y organizaciones generan y comparten información digital. En este contexto, los centros de datos, que son el corazón para las operaciones críticas de empresas y las actividades cotidianas de millones de ciudadanos en el mundo, han necesitado seguir creciendo, llevándonos hasta el escenario actual en el que nos encontramos y en el que España está resultando ya un jugador clave.

Nuestro país se ha consolidado como un player geoestratégico excelente para albergar centros de datos y regiones cloud de diferentes hiperescaladores, por cuestiones tan cruciales como la conectividad, su excelente posición geográfica entre América, Europa y el Norte de África, y porque tenemos una gran infraestructura. Dede IBM tuvimos esto claro hace tiempo, por eso anunciamos en septiembre de 2021 que abriríamos la primera Región Cloud Multizona de la compañía en España y por eso acabamos de inaugurarla en Madrid.

La nube híbrida, clave en el impulso de la innovación en la era de la IA Generativa y la computación cuántica

En este momento de desarrollo acelerado, las empresas necesitan actuar rápido y de forma fluida, sin barreras que puedan afectar a su competitividad. Por eso, el enfoque de nube híbrida ha ido ganando popularidad y se ha consolidado como el modelo más utilizado —el 77% de las empresas ya ha adoptado este modelo— para poner sus cargas de trabajo indistintamente en entornos de nube privada, pública o distribuida, con independencia de la infraestructura que tengan por debajo y de su localización geográfica.

Lo que nos diferencia con esta Región Cloud Multizona que acabamos de inaugurar es que ofrecemos a los clientes la forma más abierta, segura y mejor preparada de adaptarse a sus necesidades

Las empresas tienen una serie de inhibidores para la transformación digital: retos en forma de seguridad y confidencialidad de los datos, el marco regulatorio, el miedo a ser prisioneros de un solo proveedor y la complejidad de integrarse en entornos heterogéneos. Nosotros podemos asegurar que nuestra nube es la más abierta —no hacemos prisioneros a nuestros clientes—, la más segura y robusta, y la única adaptada para sectores altamente regulados.

Hablamos constantemente de lo rápido que está ocurriendo el avance tecnológico en todas sus formas, pero en paralelo y no siempre tan rápido como las innovaciones per se, se desempeña la regulación. Hoy en día, las empresas que operan en la Unión Europea deben tener en cuenta directivas como NIS2, para garantizar la seguridad de las redes y la información dentro de la UE, en un momento en el que la ciberseguridad es un elemento protagonista.

Y, en el ámbito del sector financiero, las exigencias tecnológicas son aún mayores. Normativas como DORA impactan significativamente en las entidades financieras y su resiliencia digital, lo que enfatiza la necesidad de un entorno tecnológico que lo contemple y se adecúe, para eliminar posibles riesgos de cumplimiento.

Nuestra Región Cloud Multizona es especialmente interesante para aquellos sectores que operan en mercados regulados. De hecho, una de sus características diferenciadoras es que tiene la capacidad de ejecutar IBM Cloud for Financial Services, que ofrece un entorno altamente seguro y especialmente diseñado para que las instituciones de servicios financieros realicen transacciones con sus socios tecnológicos y FinTechs.

En definitiva, las tecnologías disruptivas de hoy en día forman un ecosistema de innovación y progreso espectacular. Por ello, es fundamental que las empresas españolas y europeas actúen bajo un paraguas que les ofrezca resiliencia, seguridad, rendimiento y cumplimiento normativo para poder desarrollar sus competencias en innovación, así como desempeñar una correcta soberanía sobre sus datos, un activo cada vez más valioso.

La nube es una tecnología que, en su forma de cloud híbrida, se ha convertido en un elemento decisivo para impulsar el avance en la era digital, como la base sólida y el aliado perfecto para que las empresas pueden aprovechar todo el potencial de estas tecnologías disruptivas y abrirse camino hacia un futuro empresarial más eficiente y avanzado.

Autor: Horacio Morell Gálvez, presidente de IBM España, Portugal, Grecia e Israel