gemelo digital gemelos digitales

Los gemelos digitales son réplicas digitales de objetos o espacios físicos reales que son utilizadas a menudo como escenarios de prueba y desarrollo


El desarrollo empresarial y la digitalización caminan de la mano hacia la consecución de un tejido productivo innovador, centrado en la implementación de tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA), que nos permite perfeccionar los procesos de producción en nuestras industrias. Este entorno digital se define en base al constante cambio. En este sentido, el metaverso aporta el escenario perfecto para la evolución de la digitalización, que se centra en un entorno inmersivo de internet.

El metaverso no se define como una red única, sino como mundos virtuales en continua evolución, entidades virtuales que funcionan como una contraparte o complemento al mundo real.

En este contexto surge el concepto de gemelos digitales: réplicas digitales de objetos o espacios físicos reales que son utilizadas a menudo como escenarios de prueba y desarrollo. Están alimentadas por datos y existen dentro de un ‘mundo virtual’ independiente a sus contrapartes reales. El metaverso en sí sería como un gemelo digital de nuestro mundo real, de ahí la relación entre ambos conceptos.

Los gemelos digitales focalizan el desarrollo de la industria 4.0

Los gemelos digitales son una tecnología disruptiva que está revolucionando la industria y será fundamental para las fábricas 4.0. No obstante, su ámbito de aplicación es amplio y puede abarcar desde el análisis digital de una nave industrial hasta la simulación en 3D de un edificio de 8 siglos de historia como es la Catedral de León, para la que en Plain Concepts empleamos point cloud, robótica y el motor gráfico Evergine. La unión de todas estas tecnologías ofrece como resultado una visualización tridimensional de un edificio en muy poco tiempo y con una precisión extraordinaria.

En la industria, uno de los sectores donde más aplicaciones se están dando, el gemelo digital supone una representación virtual detallada de una instalación industrial o del proceso de producción en todo su ciclo de vida. Un gemelo digital puede generarse para fábricas totalmente nuevas o para plantas que ya se encuentran en funcionamiento para, por ejemplo, integrar o rediseñar una línea de producción en un sistema existente.

Según el informe “Digital Twins: Adding Intelligence to the Real World” del Instituto de Investigación Capgemini, el 60% de las organizaciones ya está utilizando esta tecnología de simulación y se espera que su uso aumente en un 36% en los próximos 5 años.

Para hacer posible la creación de gemelos digitales en periodos muy cortos de tiempo, encontramos la tecnología point cloud

Pero ¿qué utilidades veremos con este avance? Puede ayudar, por ejemplo, a crear planes de mantenimiento predictivo basados en análisis de datos, o a facilitar la producción de piezas y productos personalizados y adaptados a las demandas y requerimientos específicos de los clientes. Asimismo, las simulaciones permitirán ejecutar procesos más eficientes, reduciendo costes y emisiones contaminantes.

Para hacer posible la creación de gemelos digitales en periodos muy cortos de tiempo, encontramos la tecnología point cloud. Esta nube de puntos digitales en la que interviene la inteligencia artificial proporciona una precisión muy alta a la hora de representar visualmente el mundo físico en el metaverso.

Otra de las claves del gemelo digital se encuentra en la interconexión permanente en la nube, permitiendo al usuario acceder al instante a cientos de datos con los que puede controlar la evolución del espacio real sin tener que estar físicamente en él. Obtener información digitalizada de industrias, proyectos y todo tipo de lugares físicos gracias a los gemelos digitales supone un ahorro de costes para nuestras empresas al mismo tiempo que facilita los procesos de experimentación respecto al uso de estructuras físicas.

Por otro lado, la aplicación de esta tecnología innovadora no solo se centra en la producción y el cliente, sino que la llegada de experiencias inmersivas también contribuye a aumentar el nivel de seguridad de los empleados y, en consecuencia, mejorar su satisfacción.

En definitiva, la aplicación de los gemelos digitales en el mundo industrial supone una revolución al superar el método de ensayo y error en los desarrollos técnicos por un nuevo sistema que permite actuar con inmediatez y eficiencia al mismo tiempo que conservas tu trabajo en un entorno digital para después aplicarlo en el mundo real.

En Plain Concepts sabemos que, a pesar de que es una tecnología con margen de evolución, el futuro industrial pasa por el uso de herramientas como los gemelos digitales, que ya se han convertido en un eje fundamental en la convergencia entre el mundo físico y digital

Por Alejandro Hidalgo, Head of Digital Strategy & Partnerships de Plain Concepts