trabajo híbrido

Por qué las empresas no deberían ignorar la transición al trabajo híbrido y flexible. Las empresas han pasado años cuidando y formando a los mejores empleados, aquellos que aportan valor y contribuyen con un excelente rendimiento. En el momento actual, esas mismas empresas corren el riesgo no solo de perder a los mejores talentos, sino también de ser incapaces de atraer a profesionales de nivel que los sustituyan. ¿Por qué? Algunos directivos insisten en volver a una política de retorno a la oficina, ignorando las preferencias de una mayoría de empleados, que aspiran a evolucionar y poder trabajar ‘desde cualquier lugar’ (Everywhere Workplace)

Un vistazo rápido a los titulares de noticias de compañías como Tesla, pone de manifiesto la disparidad de opiniones entre las empresas y sus trabajadores en lo que respecta a retomar el trabajo en la oficina. Una carta abierta al equipo directivo de Apple, avalada por miles de empleados, reclamaba: “Dejen de tratarnos como a colegiales, a los que hay que decir dónde deben estar y qué deberes tienen que hacer”. A pesar de la incertidumbre económica, la especulación y el alto nivel de desempleo (3,5 el pasado mes de septiembre, en Estados Unidos), pienso que seguimos en la ‘era del empleado’. Muchos profesionales están dejando claro que el lugar de trabajo híbrido ha llegado para quedarse, independientemente del mercado laboral. Así, las empresas que exijan la vuelta a la oficina a tiempo completo, se arriesgan a perder a sus mejores talentos.

La reacción de los empleados

Durante los últimos dos años o tres años, los empleados han perfeccionado su estrategia de trabajo a distancia, han restablecido el equilibrio entre la vida laboral y personal y han ahorrado tiempo y dinero en los desplazamientos diarios. Ahora, muchos de los que tienen la posibilidad de hacer su trabajo a distancia, no ven la ventaja de volver a la oficina a tiempo completo.

Por cada argumento esgrimido para justificar el regreso, hay aspectos en contra, y los empleados los están poniendo sobre la mesa. Por ejemplo, uno de los motivos más citados para volver a la oficina es la interacción y colaboración personal. Aunque no todos los trabajadores estén en desacuerdo, algunos han rebatido que no es algo que obligatoriamente tenga que hacerse a diario.

“Cuando trabajamos en la oficina, estamos muy concentrados en nuestra tarea. No es como si cinco de nosotros nos juntáramos para resolver un problema; no funciona así “, comentaba recientemente un empleado en un artículo publicado en Bloomberg.

También, algunos afirmaban que las reuniones siguen siendo virtuales incluso con el trabajo en la oficina, lo que ha dado lugar a quejas – como las mencionadas en el artículo antes mencionado – sobre la necesidad de buscar una guardería o el tiempo que supone desplazarse a la oficina en hora punta, sólo para participar en reuniones de Zoom a las que fácilmente podrían haberse unido desde casa.

La importancia de la flexibilidad

Los estudios demuestran una y otra vez que los empleados buscan una mayor flexibilidad en su jornada laboral y valoran cada vez más el equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Según una reciente encuesta de CNBC y Catalyst, “el 76% [de los encuestados] afirma que le gustaría que su empresa implantara un modelo de trabajo flexible, en cuanto a horario y/o ubicación”.

Como resultado, el trabajo en la oficina se está convirtiendo en una reliquia del pasado, y el antiguo modelo de 09:00 a 17:00, de lunes a viernes, se vino abajo cuando los empleados aprendieron a adaptarse y prosperar en el lugar de trabajo remoto.

Las empresas podrían ofrecer a los empleados la flexibilidad que desean si dejaran de preocuparse por dónde y cuándo se realiza el trabajo, para enfocarse en el objetivo o resultado final de la tarea como tal.

Esto no significa que los empresarios tengan que rebajar sus expectativas. Permitir a los empleados disfrutar de un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida privada, podría tener como consecuencia un aumento de su productividad. Según el Digital Worker Experience Survey, Gartner 2021, el 43% de los encuestados afirmó que tener un horario flexible supondría una mejora en su productividad.

Ubicación, ubicación, ubicación

Para algunos trabajadores, el desplazamiento diario al lugar de trabajo podría evitarse con la reubicación. Una encuesta de Zillow (vía Business Insider) desveló que más de 1 de cada 10 estadounidenses se había mudado durante la pandemia. Y es que el número de nómadas digitales está aumentando. Según un estudio MBO Partners de 2021, 15,5 millones de trabajadores en Estados Unidos se declaran nómadas digitales, con un espectacular aumento del 112% desde 2019.

Por qué las empresas no deberían ignorar la transición al trabajo híbrido y flexible

Lo cierto es que la imposición de volver a trabajar a tiempo completo en la oficina, puede suponer la renuncia de todos aquellos empleados que, sencillamente, no puedan volver al trabajo presencial, debido a las limitaciones geográficas.

Atraer y retener el talento

El Everywhere Workplace está teniendo un papel fundamental en la retención y atracción de los trabajadores, ya que hoy en día tienen más en cuenta que nunca las compensaciones y beneficios cuando aspiran a una posición en la empresa. El estudio Everwhere Workplace, marzo 2022 de Ivanti, que encuestó a 4.510 trabajadores de oficina y 1.609 profesionales de TI en todo el mundo, desveló que el 71% de los empleados preferirían trabajar desde cualquier lugar antes que un ascenso.

Las empresas tienen ahora más que nunca la oportunidad de impulsar una fuerza de trabajo verdaderamente global, una vez que eliminan la limitación que supone trabajar entre cuatro paredes. Esto podría suponer un aumento significativo de las reservas de talento, pasando de unas pocas docenas a cientos de trabajadores cualificados, lo que significa que las empresas podrían encontrar mayor facilidad a la persona profesionalmente más cualificada para el puesto, no a la que casualmente vive más cerca de la oficina.

Otra ventaja añadida es la posibilidad de ampliar los esfuerzos de diversidad, equidad, inclusión y pertenencia de la empresa a través de la contratación. La capacidad de atraer y retener a una plantilla diversa, permite a las empresas aprovechar una gran variedad de conocimientos, puntos de vista y talentos, lo que reforzaría la capacitación de las empresas para afrontar los complejos desafíos que tienen que abordar.

El futuro del trabajo

Sigue siendo un mercado de empleados, y la capacidad de una organización para retener a los mejores talentos y seguir atrayendo a los mejores, podría depender de su grado de apuesta por el Everywhere Workplace. Según un reciente estudio de Gallup, “nueve de cada diez empleados, con capacidad para trabajar a distancia, preferirían disponer de un cierto grado de flexibilidad para continuar trabajando a distancia en el futuro, y seis de cada diez optarían claramente por el trabajo híbrido”.

Es un hecho que una mayoría de empleados se inclinan por este modelo, y probablemente confían en que sea así el trabajo del futuro. ¿Adoptarán las organizaciones este modelo, o se arriesgarán a perder a sus mejores talentos en favor de otros que sí lo hagan?

Autor: Sal Viveros, Head of Global Corporate Communications, Ivanti