efectivamente, la nube ha sido el pilar que le faltaba a los dispositivos. Aunque es verdad que éstos llevan existiendo desde finales del siglo pasado ha sido hace relativamente poco, con la aparición de los primeros smartphones y la explosión de las tabletas cuando las empresas se han dado cuenta de que la unión entre dispositivo móvil y Cloud Computing lo convertía en un matrimonio esencial para el desarrollo de la empresa moderna y que, en este caso sí, parece que el divorcio entre ambos no se presentará. Y es que, las soluciones de Cloud Computing  proporcionan beneficios en eficiencia y costes al permitir el acceso desde cualquier dispositivo a un gran abanico de soluciones, si bien las aplicaciones de almacenamiento en la nube son unas de las más destacadas. A su vez la fuerte acogida de los nuevos Servicios interactivos, en donde el dispositivo móvil se relaciona e intercambia información con el mundo físico, es una tendencia imparable con tecnologías como NFC o la realidad aumentada. Y es precisamente a través de las capacidades NFC donde el pago a través del teléfono móvil, la compra de títulos de transporte o el control de inventario, entre otros, se convertirán en servicios masivos y altamente innovadores. Todas estas tendencias se ven acompañadas por un fuerte crecimiento del número de dispositivos Smartphones, y Tablets, los cuales superan en España los 18 y 2 millones de equipos respectivamente; lo que está provocando un incremento exponencial del tráfico de datos e impulsa la transformación hacia las nuevas redes ultrarrápidas. Como asegura Carlos Bécker, Director de Marketing de Productos de la Unidad de Negocio de Empresas de Vodafone“en realidad la esencia de la tecnología cloud es la movilidad. Trabajamos para facilitar y simplificar las comunicaciones de nuestros clientes sin importar dónde se encuentren. Nuestra oferta en la nube es el resultado de la constante inversión en infraestructura de red y en tecnología móvil como aspecto fundamental para transformar los negocios de nuestros clientes. Por otro lado, a medida que crece el parque de dispositivos móviles y el desarrollo y uso de aplicaciones empresariales, también aumentan las posibilidades del trabajo en movilidad. Esta tendencia, unida a la estandarización de las políticas BYOD (Bring Your Own Device), impulsa a las empresas a trasladar sus servidores de trabajo a la nube para que sean accesibles a todos los empleados, sin importar dónde se encuentren”.

Descárgate el PDF del Tema de Portada en PDF (Gratis)

La nube no sólo se trata de tener el correo y verlo en el móvil o de almacenar fotos en DropBox. El dessarrollo es tal que aplicaciones complejas como un CRM pueden ser vistas y trabajadas desde cualquier terminal independientemente de cuál sea esté y del sistema operativo que utilice. Así por ejemplo, la compañía portuguesa de soluciones de CRM y ERP, Primavera BSS tiene en la movilidad y en la nube su gran apuesta. Gloria Ugarte, responsable de marketing de la firma cree que “A día de hoy, las aplicaciones colaborativas y de movilidad son las que están dando mayores pasos en entornos cloud computing. El mercado demanda cada vez más el acceso a información desde cualquier lugar, evolucionando hacia una mayor flexibilidad y movilidad. El auténtico valor de la nueva tecnología móvil no es otro que la inmediatez en acceder a información de gestión en tiempo real lo que permite agilizar la toma de decisiones, evitar errores y minimizar los riesgos. El uso generalizado de dispositivos móviles, a través de los cuales es posible controlar el negocio desde cualquier lugar, aporta numerosos beneficios para áreas tan específicas como servicio al cliente, fuerza de ventas, trazabilidad en la entrega de productos, gestión de inventarios o gestión de rutas, pero también en términos generales ya que las empresas se benefician de un aumento de la productividad, reducción de costes, mayor calidad de servicio e incluso de la generación de nuevos modelos de negocio. La demanda generada por los usuarios obliga a los fabricantes a reforzar nuestra apuesta e inversión en soluciones de movilidad que faciliten el acceso a la información, no solo en los centros de trabajo, sino desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. Por todo ello no es difícil entender por qué cloud y movilidad caminan de la mano, marcando tendencia en el sector de las TI. La tecnología móvil tiene un gran impacto en las empresas al afectar positivamente a alcanzar mayor eficiencia organizacional. Son estas herramientas, junto con las de Business Intelligence, las que son empleadas por las empresas como factor diferenciador con respecto a su competencia contribuyendo a alcanzar mejores resultados económicos”. En la misma línea se encuentra otra de las empresas dedicadas a las soluciones de gestión empresarial: La multinacional Sage. Su CTO, Albert Samprieto cree que “Cada vez vamos a tener aplicaciones más usables que nos permitan tener la misma experiencia de usuario que desde un ordenador. El mercado se mueve hacia una experiencia de usuario única independientemente del medio que utilicemos: pagar con el teléfono en centros comerciales, chatear dentro de una tienda física con un experto en el producto que estamos evaluando, conversar con compradores de ese producto, etc” Este directivo es tajante a la hora de opinar sobre los que aporta la nube al mundo móvil: “Sin nube no hay movilidad. Los datos tienen que estar previamente en la nube para que una aplicación móvil sea capaz de consumirlos a no ser que estemos pensando en aplicaciones móviles totalmente aisladas del mundo”. Y en esa misma línea se sitúa Tomàs Font, Director Unidad de Negocio Despachos Profesionales de Wolters Kluwer | A3 Software que cree que actualmente es difícil de imaginar un entorno cloud sin soporte de movilidad, pero también es difícil imaginar el caso inverso. Realmente la movilidad no deja de ser una extensión del propio mundo cloud, más segmentada, más focalizada y más adaptada al punto de uso. En definitiva, la movilidad es una puerta de acceso al mundo cloud y una manera de reinventar el negocio”.


Ir de la mano

Sin embargo, el matrimonio cloud-movilidad no ha alcanzado su madurez. Digamos que han pasado los escarceos previos y se encuentran en la fase de conocimiento mutuo, descubriendo las bondades del otro y mostrando sólo la cara más positiva. Desde luego, todavía no se han planteado tener retoños. ¿Qué es lo que falta para llegar a esa fase de consolidación total? Víctor Carralero, Director de WebSphere de IBM asegura que “La informática móvil y las tecnologías en la nube son dos fuertes tendencias con potencial para ayudar a las empresas a ser más competitivas. No obstante, los enfoques tradicionales de desarrollo de software pueden hacer que los cambios e innovaciones lleven semanas y para triunfar en un mercado en constante cambio, las organizaciones no pueden permitirse alargar los plazos. Tienen que ofrecer soluciones móviles y en la nube con mayor rapidez y frecuencia que nunca. En IBM nuestro objetivo pasa por ofrecer a los desarrolladores aplicaciones móviles eficaces que permitan a las empresas mejorar las relaciones con sus clientes, que permitan a los empleados ser más productivos o conectarse con un ecosistema de socios”.

Sin embargo no todos piensa que al matrimonio le queden pasos que dar Por ejemplo, Filipe Ribeiro , jefe de productos y servicios de Konica Minolta cree que “el Cloud y la movilidad se puede decir que son indivisibles. Disruptivos pero indivisibles. Y aunque pareciera que la movilidad va por delante en desarrollo, no es así, ya que este efecto pasa por la utilización visible de las herramientas móviles, que han significado la enorme aceptación por parte de todos nosotros, de los dispositivos móviles. Se puede decir que el crecimiento de las soluciones móviles solo tiene cabida con la presencia del Cloud. Por razones de infraestructura, rapidez de acceso a los datos, ubiquidad, y muchas otras razones de eficiencia y velocidad”.

La realidad demuestra que cada vez más las empresas están adoptando todo tipo de soluciones móviles para incrementar la labor de sus trabajadores, dotarles de mejores y más eficientes herramientas, aumentar la relación con los clientes a fin de dotarles unos mejores servicios y por supuesto, reducir costes. Porque uno de los principales elementos de las soluciones móviles es que se obtienen unos retornos de la inversión muy rápidos y las ventajas de la adopción de cualquier tipo de solución móvil, por pequeñas que sea, se empiezan a notar desde el primer instante, al contrario de lo que ocurre con otro tipo de solución, cuyos beneficios se observan pasados unos meses e incluso años.


Las ventajas

El cambio a la movilidad empresarial trae consigo numerosos beneficios, pero estos dependen de la adopción de una cultura empresarial que esté alineada con la estrategia de la compañía y el enfoque de un equipo de gestión para que siga así. Se necesita que el equipo de gestión entienda y aprecie el valor de este tipo de infraestructura. Además se necesita establecer un entorno de servicio y soporte que sea proactivo, predictivo y que realmente dé soporte al negocio en todo momento. Hoy en día, si el email, o el correo de voz, o alguna otra tecnología no están disponibles, la interrupción, frustración, por no mencionar los costes, son enormes. Así que no solo se trata de contar con la tecnología correcta, sino también contar con un conjunto sólido de servicios que garantice que la infraestructura esté conectada en todo momento. Dos de los retos a los que se enfrentan las empresas se encuentran en los sistemas de gestión centrales y la gestión del cambio. En relación con la integración, los aplicativos móviles muestran las mismas necesidades de verticalización que cualquier sistema de gestión, donde cada empresa es un mundo. La dificultad de alcanzar un estándar en el intercambio de datos entre el aplicativo móvil y, por ejemplo, un ERP, con frecuencia de distintos proveedores, y su inadecuada parametrización puede dificultar el óptimo aprovechamiento de los datos recopilados por la tableta o el smartphone, aunque esto no quiera decir que no se obtengan ciertas ventajas básicas. En cuanto a la gestión del cambio, los empresarios son cada vez más conscientes de su importancia, tratándose de evitar que el empleado perciba al aplicativo móvil como un elemento de control y se muestre reticente a la hora de utilizarlo, lo que mermaría su aprovechamiento, frente a sus múltiples facilidades para el trabajo diario de los usuarios.

Las ventajas son claras. Como expone el responsable de Vodafone, “la gestión de dispositivos móviles aumenta la flexibilidad y productividad de una empresa, al tiempo que reduce costes. Además los empleados perciben un beneficio claro en la movilidad ya que les evita desplazamientos y les permite estar siempre conectados, sin importar dónde se encuentren. Por ejemplo, para los departamentos de ventas, que tienen que estar todo el día visitando a sus clientes, suponen una ventaja aún mayor porque una vez terminada su jornada laboral no tienen que volver a la oficina para centralizar sus datos, sino que pueden gestionarlo todo a través del móvil. Además, gracias a los planes integrados de voz y datos se pueden realizar reuniones vía telefónica aprovechando las llamadas ilimitadas”. Y es que si hay un aspecto que destaca por encima de cualquier otro en el apartado de la movilidad ese es el de la productividad. Según se desprende del estudio “El futuro conectado de las pymes” de Vodafone, en el que han participado más de 1.700 pequeñas y medianas empresas de seis países europeos, destaca el incremento en la confianza de éstas en el futuro crecimiento, junto con un fuerte compromiso para seguir invirtiendo en las tecnologías de la información y la comunicación con el fin de mejorar la productividad.

Para José María Ochoa, Director de Estrategia Corporativa, Marketing y Comunicación de Alhambra-Eidos “Son muchas las ventajas de la movilidad, pero a mi parecer son dos las que claramente despuntan: habilitan la capacidad de realizar procesos estés donde estés y en el momento que sea necesario (ubicuidad) y la capacidad de crear servicios de valor para los clientes que apoyen despliegues de negocio que sin la movilidad son “casi imposibles”. Por su parte el portavoz de A3 Software considera que las principales ventajas hay que buscarlas “en la microsegmentación de clientes y potenciales, la personalización de contenidos, el acceso directo al consumidor, canal 24×7 que siempre está disponible y, mejor aún, son el único sistema que incorpora de manera nativa métodos de pago. Actualmente la gran mayoría de las empresas son conscientes de las ventajas a nivel de negocio que la movilidad puede aportar, pero todavía se debe trabajar sobre cómo engranar la estrategia de movilidad dentro de las mismas. Son conscientes del porqué, pero no tanto del cómo enfocarlo”.

En definitiva cada uno puede ver diferentes ventajas pero la principal ventaja que aportan es la mejora de la productividad y de la eficiencia, lo que se materializa es una mejor gestión del tiempo para los empleados y un mayor rendimiento. Con los nuevos dispositivos móviles no es necesario estar un lugar específico para mantener una adecuada comunicación con los clientes y con los compañeros de trabajo. Las empresas pueden confiar que la información y herramientas que necesitan sus empleados para el desempeño de las actividades del día a día estén disponibles en todo momento y lugar.  Sumado a esto, la potencia que aportan algunos dispositivos móviles permite también un ahorro en los, hasta ahora, costes fijos de infraestructura. Muchas empresas están analizando muy detalladamente la posibilidad de que sus trabajadores trabajen la mayor parte del tiempo desde fuera de sus oficinas, y así poder reducir en los costes asociados al puesto de trabajo físico que sólo serán utilizados en aquellos momentos en los que es necesario un contacto presencia. Como afirma Francisco José Verdugo, responsable del negocio cloud de Trend Micro, “Sin duda aportan flexibilidad al empleado al poder estar conectado como si físicamente estuviera en la oficina. Servicios como el correo electrónico y el acceso a datos corporativos están a la orden del día. Estos dispositivos ayudan a incrementar la productividad, pues los usuarios que estén fuera de la oficina pueden acceder a sus recursos y trabajar desde fuera de la misma, además de hacer que los usuarios puedan sentirse más motivados y cómodos. Las empresas son muy conscientes de estas y otras muchas ventajas.


Desarrollo total

A pesar de que las ventajas son innumerables, la movilidad todavía tiene mucho recorrido en el ámbito empresarial. Y no será por falta de soluciones específicas provenientes de desarrolladores, fabricantes de dispositivos o incluso las propias operadoras, que ven en la prestación de servicios de pago por uso un nicho de mercado con el que no contaban hace unos años y que podría paliar los estrechos márgenes que les dejan los ingresos por su negocio tradicional de ofrecer sólo servicios de telecomunicaciones. En este sentido, Carlos Bécker, Director de Marketing de Productos de la Unidad de Negocio de Empresas de Vodafone España asegura que “desde Vodafone hacemos posible que cualquier empresa, independientemente de su tamaño, pueda beneficiarse de las ventajas que ofrecen soluciones de comunicación escalables e innovadoras que ayudan a mejorar la productividad en la actual coyuntura económica. Por ejemplo, una oferta de Comunicaciones Unificadas de Oficina Vodafone lleva a la nube todas las herramientas que cualquier empresa necesita para ser más productiva y engloba todas las comunicaciones fijas y móviles, de voz y datos, con la tecnología móvil como núcleo, o lo que es igual servicios de telefonía y de TI en la nube. De esta forma, los servicios se prestan desde la red sin necesidad de instalaciones adicionales por parte del cliente. Gracias a este modelo, los profesionales no necesitan realizar instalaciones adicionales y cuentan con una única solución de comunicación y colaboración fácil de gestionar, con un solo proveedor y factura. Tampoco hay cuotas de mantenimiento, lo que  también supone un ahorro en costes”.

En lo que están casi todas las personas entrevistadas para la realización de este reportaje es que es en la empresa donde se encuentran las claves para un desarrollo total del mundo móvil. Y eso se produce porque en muchas ocasiones no se tiene claro lo que se pretende. Como asegura el portavoz de Konica Minolta, “lo que falta en la empresa para un desarrollo total del mundo móvil, es la definición de políticas claras de movilidad, así como la implementación de plataformas consistentes que permitan la estabilidad y interconexión con la infraestructura IT tradicional y existente en la empresa”. Otro ejemplo, el portavoz de A3 Software Wolters Kluwer: “Falta visión global y estratégica, definición de objetivos claros en relación con la mobility y, sobre todo, tener los medios necesarios para conseguir estos objetivos. No siempre las organizaciones disponen de este conocimiento o capacidades en un primer momento ni a nivel técnico ni a nivel de negocio. En estos casos, es imprescindible buscar alianzas con partners especializados que proporcionen, más allá de la posibilidad del desarrollo técnico, la posibilidad de asesorar en capacitación interna y en procesos de negocio como el mobile marketing”.

Pero se supone que una vez que las empresas tengan claras cuáles serán sus necesidades, la movilidad y todo lo que ella engloba, no tendrá freno alguno. Como muestra un botón. Según un reciente estudio de IBM el 90% de las empresas de todo el mundo están planteando mantener o

incrementar sus inversiones en tecnologías móviles en los próximos de 12 a 18 meses. Hoy en día, las aplicaciones móviles están ayudando a realizar transacciones del negocio a la vez que aportan información de valor añadido a los empleados para que puedan identificar nuevas oportunidades de negocio. Vistos los buenos resultados, muchas empresas quieren integrar el canal móvil a lo largo de todo su negocio. Muchas incluso van mas allá, preparándose y adaptándose para que los dispositivos móviles pasen a ser el modo preferente de interacción con clientes y empleados. Es el denominado enfoque de MobileFirst (“primero, el móvil”).

“Según la tecnología móvil va creciendo en funcionalidad y popularidad, las organizaciones se están viendo desbordadas por el diluvio de datos, desafiadas por las expectativas de los clientes y enfrentadas a decisiones complejas”, dice Joan Ramón Mallart, líder de movilidad de IBM GBS en España. “Los retos de la movilidad hacen que las empresas reconozcan la necesidad de diseñar una estrategia de centrada en el cliente que les permita seguir siendo competitivas”.

Y es que tal y como se afirma en un informe de Marta Muñoz Méndez Villamil de IDC, la empresa española actual debe aceptar esta realidad y tratar de adaptarse a ella. Esta adaptación sin embargo, no es tarea fácil. Requiere en algunos casos de cambios estructurales u organizativos, de creación y lanzamiento de nuevas aplicaciones, de nuevas políticas de seguridad etc. Todos ellos factores que han de tenerse claros antes de implantar políticas de movilidad dentro de la empresa y que no siempre se pueden realizar con los recursos internos a mano. En muchos casos, el apoyo de socios que permitan explorar los distintos aspectos de movilidad o aconsejar en las distintas fases será crucial. Se trata, no de frenar el paso a esa movilidad, sino de tratar de implantar un ritmo de adopción de la misma adaptado a las necesidades de cada empresa y de sus clientes (internos y externos), marcado por las aplicaciones que se implantan, la seguridad, la capacidad de absorción y aprendizaje de los empleados y los costes, entre otros factores.


Seguridad

Finalmente hablamos de la que parece ser la gran barrera con que se encuentra la adopción de una estrategia de movilidad en una empresa. Siguiendo el mismo estudio de IDC, el éxito o fracaso de una estrategia de movilidad dependen en gran  medida de las acciones individuales de los empleados de la empresa, que pueden poner en peligro la seguridad de la información, los terminales y las aplicaciones que utilizan.

Por este motivo, continúa el informe, es crucial para una buena implantación de cualquier estrategia de movilidad el tener una buena estrategia de seguridad que no comprometa los datos y la información corporativos ni personales. Esta seguridad debe estar directamente relacionada con las distintas unidades de negocio que vayan a hacer uso de los dispositivos y aplicaciones móviles. De esta forma, la involucración del equipo de Sistemas (IT) en las distintas áreas de negocio y en las decisiones que atañen a la movilidad a nivel de grupo es crucial. Se puede decir que en cierto sentido el resto de las unidades de negocio han de tomar al equipo de Sistemas como un socio más al que involucrar en sus decisiones y actividades.

En lo que a la seguridad se refiere, el portavoz de Trend Micro lo tiene claro: “Los usuarios son muy conscientes de lo que tienen, pero no tanto de sus riesgos. Desgraciadamente es difícil concienciar a usuarios y empresas hasta que no han sufrido una brecha real en cuanto a la seguridad de sus dispositivos. En términos generales, y a pesar de que cada vez se conocen más casos relacionados con incidentes de seguridad y dispositivos móviles, sigue habiendo falta de concienciación. El trabajo de concienciación y educación debe ser constante y aquí tanto los fabricantes de tecnología, como las propias empresas usuarias, los padres de familia, instituciones públicas y los medios de comunicación, deben aunar esfuerzos para promover la seguridad. No se trata de meter miedo a los usuarios y empresas, sino de que piensen a qué pueden exponerse y las consecuencias que pueden conllevar ciertas formas de actuación. Se debe pretender que el usuario actúe con sentido común y que no se perciba que las inversiones en soluciones de seguridad son un gasto, sino todo lo contrario”. Otra firma dedicada a la seguridad, ESET, en boca de su directora de marketing y ventas, Yolanda Ruiz, considera que “no somos conscientes del riesgo que entraña el hecho de utilizar un smartphone y la cantidad de posibilidades que tiene un cibercriminal de acceso o utilización de la información. Estamos en la misma situación de hace años, cuando tuvimos que hacer un gran esfuerzo de concienciación para que el usuario de un ordenador normal se diera cuenta de que había una cosa que se llamaba virus y que podía echar a perder toda la información del PC. Se conciencia a través de campañas educativas y de un gran esfuerzo, por parte de todos, a la hora de evidenciar los riesgos. Los medios de comunicación y las autoridades también tienen un papel importante en esta labor, al evidenciar los peligros, los riesgos y los casos reales que están sucediendo cada día. Porque en esto, como en todo, sólo “nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena”. En cuanto a las empresas, ahora están empezando a ser conscientes del riesgo que entraña, pero el proceso de incorporar dispositivos personales que se utilizan con fines empresariales al plan de seguridad de la compañía es un proceso complejo. Y eso contando con empresas grandes que tienen políticas de seguridad y de contingencia, porque si miramos a empresas medianas o pequeñas, lo normal es que no lo tengan y que su riesgo, por lo tanto sea mayor. Tendrán que pasar unos años y unos cuantos sustos para que podamos afirmar que los usuarios y las empresas están concienciados y ponen las medidas de seguridad pertinentes. De momento, estamos todavía en un nivel muy incipiente de la seguridad en dispositivos móviles, no sólo en cuanto a la instalación de software sino en cuanto a la adopción de medidas preventivas de seguridad”.

La seguridad, sin embargo, no es sólo un tema con el que se comprometen las empresas dedicadas a este tipo de soluciones. Las operadoras son muy conscientes también de los riesgos. En Vodafone aseguran que “cada día los usuarios son más conscientes de lo que supone la seguridad en el móvil, pero aún es un largo camino por recorrer. Los operadores trabajamos para ofrecer a nuestros usuarios los máximos estándares de seguridad. Todos nuestros productos en la nube, encriptan los datos una vez están alojados en ella y sólo pueden ser desencriptados cuando el usuario, con una clave y contraseña, accede a ellos. En este sentido, Vodafone Cloud garantiza la disponibilidad de la información desde cualquier dispositivo smartphone o tablet y la seguridad de los mismos en caso de incidencia. Y a través de Vodafone Protect, en caso de pérdida o robo, el cliente puede localizar y bloquear el smartphone o Tablet, y borrar todos los datos personales a distancia”.

Parece estar claro que el hacker tiene una nueva fuente de la que poder beber. Y lo mejor de todo es que, en general, el usuario no cree que su Smartphone sea como un ordenador de inseguro y su iPAD, a fin de cuentas es Apple, “a la que no le afectan los virus”. La realidad es totalmente diferente, porque los smartphones, son en realidad los nuevos ordenadores y los iPADs, no son los antiguos Macintosh que utilizaban un par de frikis y que por tanto, no era rentable fabricar virus específicos para ellos, por aquello de la rentabilidad. Como si de la fábula de Pedro y el lobo se tratara, los tradicionales fabricantes de soluciones de seguridad para ordenadores y servidores venían advirtiendo desde hace tiempo de los peligros que entrañaban estos nuevos ordenadores de bolsillo. En realidad, los usuarios nunca les prestaron demasiada atención cuando hablaban de PCs como para prestársela cuando hablaban de seguridad en dispositivos móviles. A fin, de cuentas a nadie se le colgaba nunca un móvil y si lo hacía, con quitar la batería y volvérsela a poner se solucionaba el asunto. La situación ha cambiado mucho y cada vez son mayores las amenazas a los dispositivos móviles.


La evolución del móvil hacia una herramienta bancaria


Por Sergio Garcia Desplat, Director Database & Technology de SAP IBERIA


Hoy en día utilizamos los teléfonos móviles y las tabletas para comunicarnos, ver vídeos, jugar y conectarnos a las redes sociales, pero estos dispositivos han ido más allá de la mera comunicación y del entretenimiento: se han convertido en tarjeta de embarque, GPS y oficina bancaria.

A diferencia del primer mundo, en los países subdesarrollados hay millones de personas que no tienen cuenta, para los que los beneficios de los servicios del dinero móvil son claros. Gracias a esos servicios, pueden pagar cuentas, realizar ingresos, enviar dinero a la familia y efectuar diferentes tipos de transacciones a través de dispositivos móviles, desde dónde y cuándo quieran. Para una gran parte de la población mundial se han constituido en una ayuda y en la forma de abrirles las puertas de los servicios financieros.

En la actualidad existen cerca de 130 despliegues o aplicaciones vivas de dinero móvil: transacciones financieras y servicios de dinero a través de un dispositivo móvil, frente a las 20 que había en 2009. No obstante, a pesar de este crecimiento, los índices de activación de clientes siguen siendo bastante bajos.

Mientras, desde una perspectiva global, parte de este retraso se debe a los problemas del tercer mundo con las infraestructuras, los bancos de países del primer mundo también están teniendo problemas a la hora de lanzar servicios de dinero móvil. El desconocimiento y las ideas erróneas de los consumidores acerca de estos servicios son los mayores impedimentos a los que se enfrentan, aunque pueden resolverse a través de una buena evangelización. Una vez que los consumidores sean conscientes de lo que es cierto y lo que constituye un mito, los bancos podrán dar nuevos pasos para lograr el despegue de los servicios de dinero móvil.

Algunos de los principales mitos sobre dinero móvil que los bancos deberían erradicar a través sus campañas de publicidad, marketing y relaciones públicas, son los siguientes:

Mito 1: si no es un establecimiento físico, tu dinero no está a salvo

La gente se pregunta con frecuencia cómo puede confiar en los operadores móviles para mantener su dinero a salvo. Tanto consumidores como empresas pueden estar seguros de que el dinero móvil, independientemente de si tiene base en un banco o en una aplicación para comercios, está igual de protegido y cumple las mismas normativas establecidas por los gobiernos para las transacciones financieras. Al igual que con la extensión del uso de los teléfonos móviles han ido desapareciendo de nuestras calles las cabinas o teléfonos públicos, el dinero móvil tiene el potencial de terminar con los establecimientos tradicionales. Es más económico tener un único canal móvil para realizar las transacciones y los pagos que saturar los mercados regionales con oficinas locales.

Mito 2: el dinero móvil es difícil de usar

En un mundo en el que hay más teléfonos móviles que seres humanos, las posibilidades de proporcionar nuevos servicios bancarios a la población son interminables. De acuerdo con el informe Global M-Banking Report, de la firma irlandesa Research and Markets, la interfaz amigable de los “smartphones” ha propiciado el aumento de la gestión de dinero móvil. Las funciones de autoservicio y la mejora de la usabilidad han logrado que resulte tan cómodo como llevar un cajero automático en el bolsillo.

Mito 3: el dinero móvil incrementa el fraude

Es cierto que se ha producido un incremento del fraude en la última década. Sin embargo, los casos de fraude no están relacionados con el uso del dinero móvil. Por el contrario, los canales móviles son actualmente más seguros y los informes sobre fraude en las transacciones realizadas desde dispositivos son mínimos. Los dispositivos móviles ofrecen niveles de seguridad adicionales no disponibles a través de otros canales, haciendo más fácil la salvaguarda de las transacciones bancarias y la detección precoz de actividades potencialmente fraudulentas. Por ejemplo, las transacciones de dinero a través de dispositivos móviles pueden tener aparejados datos basados en la ubicación e IDs móviles únicas, lo que permite a los proveedores cruzar referencias sobre el comportamiento típico del consumidor para identificar cualquier cosa que se salga de lo normal y determinar de dónde procede. Las autorizaciones de seguridad también se pueden modificar, al igual que se puede desactivar un dispositivo robado o perdido.

En definitiva, realizar pagos a través del móvil, resulta igual de seguro que hacerlo a través de cualquier otro medio como las tarjetas de crédito, transferencias bancarias o efectivo. Ahora es necesario transmitir esta seguridad a los consumidores.


Ventajas de la movilidad en la empresa

Víctor Carralero, Director de WebSphere de IBM

Las empresas que no hayan adoptado ya una estrategia móvil se arriesgan a perder oportunidades de mejorar sus interacciones con clientes, empleados y socios de negocio. Además, también pueden perder la oportunidad de incrementar su productividad y la rapidez con la que pueden desarrollar y lanzar productos y servicios al mercado. Por el contrario, las empresas que hayan implantado correctamente tecnologías de movilidad estarán ya registrando rendimientos mucho más elevados en áreas como:

–         Analítica: gestionar datos móviles estructurados y no estructurados, manejar grandes volúmenes de información y analizar y determinar qué acciones son las mejores para llevar a cabo.

–         Velocidad: entrega a tiempo de la información que los clientes necesitan sobre un determinado servicio, independientemente de la ubicación en la que se encuentren.

–         Integración: garantizar la interoperabilidad con otros sistemas y APIs para servicios de datos externos o basados en la nube. También se puede proporcionar una arquitectura orientada a servicios y compartir información con otros sistemas y dispositivos.

–         Seguridad: las estrategias de “Trae tu propio dispositivo” están haciendo que las empresas sean más conscientes de que deben invertir más en seguridad, lo que supone una gran ventaja para sus negocios.


La barrera de la seguridad

Carlos Herrero, Principal Consultant, Technical Sales, CA Technologies

La seguridad es una de las principales barreras para la plena adopción de la movilidad en las grandes compañías. Es cierto que los usuarios no son conscientes de los riesgos asociados al acceso a propiedad intelectual sensible o contenido corporativo desde los dispositivos móviles, y esto se acentuará con la llegada de nuevas generaciones de trabajadores, ya nacidos en el mundo digital y con un concepto de privacidad casi inexistente.

Para dar solución a estas cuestiones y aprovechar eficazmente las oportunidades que nos brinda la movilidad, desde CA Technologies proponemos:

– Garantizar la experiencia de usuario a la vez que se securizan de manera efectiva todos los aspectos de la movilidad gracias a la suite CA EMM compuesta por los módulos CA MDM para la gestión de dispositivos móviles, CA MAM para la gestión de apps, CA MCM para gestión de contenidos y colaboración segura en entornos de movilidad y CA MEM para la securización y cifrado de correo electrónico en cualquier plataforma u OS móvil. Esta suite se apoya en la revolucionaria tecnología Smart Containerization (TM) patentada por CA Technologies y que permite aplicar políticas dinámicas y controles de grano fino a los dispositivos, emails, apps y contenido accedido desde los dispositivos móviles.