Comunidad de CIOs Revista Byte TI | Noticias tecnología

Únete a la Comunidad de Directivos de Tecnología, Ciberseguridad e Innovación Byte TI

Encontrarás un espacio diseñado para líderes como tú, donde podrás explorar tecnologías emergentes, compartir estrategias y colaborar en soluciones de vanguardia

IA Inteligencia Artificial IA generativa open source

Cuál es el impacto de la Inteligencia Artificial en la empresa

Los inicios de la Inteligencia Artificial (IA) se remontan a la década de 1950. Sin embargo, no ha sido hasta la actualidad cuando se ha incrementado su inversión, investigación y aplicación práctica.

El crecimiento de esta tecnología se debe a una serie de factores cruciales que han convergido entre sí. En primer lugar, los avances tecnológicos en hardware y software han mejorado significativamente la capacidad de procesamiento, permitiendo el desarrollo de modelos de IA más sofisticados y efectivos. La llegada del aprendizaje profundo ha sido especialmente transformadora al permitir que las máquinas identifiquen patrones complejos en grandes conjuntos de datos.

La abundancia de datos disponibles ha sido otro pilar fundamental, proporcionando la base necesaria para entrenar algoritmos de IA de manera efectiva. Además, la implementación exitosa de soluciones de IA en sectores clave como la salud, las finanzas y la conducción autónoma ha demostrado la relevancia práctica de esta tecnología, generando un interés generalizado en su aplicación y desarrollo futuro.

“La democratización de la IA no solo ha nivelado el campo de juego, sino que también ha fomentado la diversidad y la inclusión en la comunidad de desarrollo. Al reducir las barreras de entrada y permitir la participación de una amplia gama de actores, desde startups hasta individuos, se ha estimulado la colaboración y la innovación en todo el mundo”, subraya Alfred Maeso, Lead Expert en Netmind y Responsable del CoE de Innovación y Transformación Digital en SELAM en BTS.

Y es que, el mundo de la IA es como una montaña rusa, dónde en el pasado hubo mucha euforia en todo lo que podría aportar, pero finalmente limitaciones diversas (técnicas, de cómputo o de falta de información) hicieron que su desarrollo se parase radicalmente en varias ocasiones, que es lo que se conoce con las glaciaciones de la IA.

En palabras de Javier Campelo, Head Analytics & AI de aggity se ha alcanzado una capacidad de cómputo sin precedentes, se dispone de una cantidad masiva de datos y los algoritmos matemáticos están evolucionando de manera exponencial, “el uso de la IA se ha generalizado, afectando tanto a la vida cotidiana de las personas como a las operaciones de diversas organizaciones, desde actividades simples como tomar una foto o recibir recomendaciones en plataformas de entretenimiento hasta mejorar la eficiencia y productividad en empresas y fábricas”.

Para José Luis De la Fuente, Head of Data de Devoteam, “es cierto que la Inteligencia Artificial lleva años en desarrollo, pero en los últimos años ha gozado de mayor éxito al confluir una combinación de avances tecnológicos en hardware y software que han hecho posible el desarrollo y la implementación de modelos de IA más potentes y eficientes; el crecimiento exponencial en la cantidad de datos generados y disponibles para el análisis ha sido fundamental para el éxito de muchas aplicaciones de IA. Por otro lado, ha aumentado la inversión para investigar en el desarrollo de la IA por parte de compañías públicas y privadas. Algunas empresas como Google, Facebook, Amazon o Microsoft están invirtiendo enormes sumas de dinero en el desarrollo de tecnologías de IA y en la adquisición de startups prometedoras en este ámbito. Todo ello ha dado lugar a que la IA capte la atención del público general y mediático por su potencial para transformar la sociedad y la economía: se han dado increíbles avances en áreas como los vehículos autónomos, robótica, atención médica, etc.”.

inteligencia artificial

Sin duda, este avance tecnológico ha tenido un impacto significativo en la sociedad. Así lo cree, Marc Rivero, Lead Security Researcher de Kaspersky, que destaca que la IA se está implementando en una amplia gama de sectores, “desde la salud hasta las finanzas y la industria, con aplicaciones prácticas que prometen mejorar la calidad de vida de los usuarios. Automatización de tareas, mejora de la eficiencia y la productividad, y la capacidad de resolver problemas complejos son solo algunas de las ventajas potenciales que ofrece”. A lo que añade que, esta tecnología también se ha vuelto más accesible, “gracias al desarrollo de herramientas y recursos que la hacen más fácil de usar para una variedad de usuarios, incluso aquellos sin conocimientos técnicos. La divulgación y la educación sobre la IA también han aumentado, lo que ha contribuido a una comprensión más amplia y profunda de sus implicaciones y potencialidades”, asegura.

Mario de Felipe, director general, Syntax Iberia resume que este revuelo por la IA, se debe en su mayoría a la IA Generativa, “es decir, aquella capaz de generar texto, imágenes, música o video. Lo que ha cambiado es que en este momento se ha llegado a la combinación de tecnología, investigación, cómputo y accesibilidad a los datos capaz de hacerla despegar”.

La llegada de ChatGPT

Siguiendo con el punto anterior, ¿realmente comprenden las empresas el alcance y los beneficios que la IA puede ofrecer, o están simplemente deslumbradas por las últimas innovaciones, como la aparición de ChatGPT? Con opiniones diversas en el sector, Ramón Riquelme – Senior Advisory Solutions Consultant de Appian, reconoce que la aparición de sistemas como ChatGPT ha generado un cierto nivel de interés y atención en la inteligencia artificial, pero es importante reconocer que la IA abarca mucho más, “es crucial que la empresa no se deje deslumbrar por una sola aplicación de IA, sino que adopte una visión más estratégica sobre como la inteligencia artificial puede transformar nuestro negocio y generar valor a largo plazo. Esto implica formarnos sobre las diferentes tecnologías y aplicaciones de IA e identificar oportunidades concretas dentro de la organización. Es importante también entender que la IA no es una herramienta mágica, sino que para aprovechar sus beneficios al máximo hay que respaldarla con una estrategia clara y definida además de con habilidades desarrolladas en torno a la IA, una cultura de organización abierta y preparada para los cambios y una tecnología adecuada para su implementación”.

Esto es algo que tienen en cuenta los CEOs de las empresas, que según María Vázquez Terrés, directora de Soluciones Empresariales de Microsoft España ha observado, “tenemos que ver la IA como una tecnología que viene a potenciar nuestras capacidades y a hacernos más eficientes, al liberarnos de tareas repetitivas. En Microsoft queremos ser el compañero de viaje preferente en la transformación digital de nuestros clientes. Azure, nuestra nube, está ayudando a las empresas a transformarse digitalmente hoy y mover sus negocios hacia un futuro impulsado por la IA”.

Beneficios de la IA y su aplicación

La Inteligencia Artificial representa una triple oportunidad para acelerar la economía, según datos de Alberto García Arrieta, Managing Director de data e IA de Accenture España y Portugal, su modelo revela que en 2038 la inteligencia artificial puede crear 10.3 trillones de dólares de valor en el escenario de adopción moderado, “hacer crecer los negocios y crear trabajos de mayor calidad para las personas, con una tecnología que sea humana desde el diseño, tal y como se recoge en la última edición de nuestro informe Technology Vision. Para aprovecharla, debemos poner a las personas a los mandos de esta tecnología. El foco de otras tecnologías era la productividad mientras que el foco de esta deriva en la reinvención completa de los flujos de trabajo”.

Si nos referimos a la IA generativa, en opinión de David Marcos Torres, Data Analytics Business Manager de Inovery, los principales casos de uso son:

  • Question&Answering: Es decir contestar preguntas u ofrecer soporte, algunos ejemplos son los chatbot, sugerir soluciones a personas que resuelven incidencias, etc…
  • Estructurar o clasificar información: Actualmente casi todas las compañías tienen grandes cantidades de información valiosa en documentos ofimáticos, campos de texto libre y similares que no son capaces de explotar correctamente.
  • Búsquedas avanzadas: la búsqueda de información hasta ahora dependía en gran medida de que la información contenga exactamente el dato buscado, en el mejor de los casos búsquedas con algoritmos sintácticos (uso de sinónimos, etc.…), ahora podemos realizar búsquedas basadas en significado y no solo en sintaxis.

“Lógicamente estos casos de uso presentan grandes oportunidades en diferentes ámbitos como la automatización de tareas, el soporte a la toma de decisiones o la reducción de la carga de trabajo en la atención al cliente”, especifica.

Desde Dynatrace, por ejemplo, han desarrollado AI Observability, que contribuye a la monitorización del consumo de tokens en modelos generativos de IA, controlando eficazmente los costos asociados. Jose Manuel Iglesias, su Sales Engineer Manager, explcia que estos beneficios destacan la IA como una herramienta integral para mejorar tanto la eficiencia operativa como la experiencia del usuario, desempeñando un papel crucial en la optimización de procesos comerciales y en la satisfacción del cliente.

“Desde nuestra perspectiva, la amplitud de beneficios que ofrece la IA, desde la mejora de procesos internos hasta el control de costos, resalta su versatilidad y capacidad para impactar positivamente en diversas áreas empresariales. La inclusión de soluciones específicas como AI Hipermodal subraya la importancia de abordar desafíos específicos asociados con la implementación de la IA, como el control de costos en entornos generativos. Esto refuerza la idea de que la IA no solo es una tecnología innovadora, sino una herramienta estratégica para el éxito empresarial en un mundo cada vez más digital”, indica.

Conociendo sus beneficios, el siguiente paso es saber crear una estrategia para incorporar la IA en una organización. Un paso clave dice Campelo, no es más que,“pensar en grande, empezar pequeño y escalar rápido”. A lo que añade que, “un punto fundamental es identificar los casos de uso o las palancas de negocio para sacar provecho de estas tecnologías. En aggity solemos comenzar con nuestra metodología diferencial Data Labs & para concienciar a los directivos e identificar oportunidades, de forma que en sólo 2 sesiones tenemos un roadmap de proyectos accionables, priorizados y cuantificados. A partir de ahí, es necesario tocar la tecnología, y para ello solemos comenzar con un quick win que permita empezar a capturar todo el potencial”.

Siguiendo esta pauta, para Rivero,En primer lugar, es crucial definir objetivos y prioridades claras, identificando los problemas específicos que la IA puede abordar y los resultados esperados de su implementación, “en segundo lugar, habría que realizar una evaluación exhaustiva para entender el nivel de conocimiento y experiencia por parte de los empleados, así como su infraestructura tecnológica y recursos disponibles para invertir en esta tecnología. Y, por último, es importate identificar cuales son las tecnologías de IA más relevantes que se alineen con los objetivos de la compañía y sea, así, compatible con su infraestructura. Esto asegura que la implementación de la IA sea efectiva y que las soluciones elegidas estén bien integradas en el entorno empresarial”.

A lo que, Maeso destaca que no se debe pasar por alto el factor humano, “proporcionar programas de capacitación y desarrollo para el personal es esencial para garantizar que estén familiarizados y cómodos con el uso de herramientas de IA. Asimismo, en BTS somos expertos en fomentar una cultura organizativa que promueva la experimentación, el aprendizaje continuo y la adaptación es crucial para una integración exitosa de la IA en la empresa”.

¿Debemos incorporar ya la IA?

Ante el crecimiento acelerado de la Inteligencia Artificial (IA) y su impacto potencial en los procesos empresariales, surge un dilema crucial: ¿es mejor esperar hasta que la IA esté más desarrollada o incorporarla desde ya en los procesos empresariales? Para de Felipe, la respuesta es No, “nuestra recomendación es no esperar, ya que en el momento en el que la IA esté desarrollada, lo estará para todos, y si no hemos hecho el trabajo previamente, tendremos que empezar de cero sin el conocimiento necesario para alcanzar la madurez necesaria. No se trata de preguntar si vamos a hacer uso de ella o no, esa cuestión está superada, sino cómo vamos a hacer uso de ella. Ya lo vivimos durante la irrupción de la tecnología cloud, cuanto antes la entendamos, mejor le podremos sacar rendimiento. De hecho, en el caso del cloud, cuando llegó la pandemia, aquellas empresas que ya tenían el trabajo previo hecho tuvieron mejores opciones que las que no lo tenían. Los algoritmos son el nuevo internet, están aquí para quedarse, y quien no domine su uso se va a quedar atrás más rápido aún que en ocasiones anteriores”.

Desde otra perspectiva más cautelosa, para García lo mejor es que exista un término medio, “en Avvale, siempre hemos seguido la misma estrategia: primero testamos internamente y vemos cuál es el valor que puede aportarnos a nosotros como empresa y, después qué valor podemos aportar a nuestros clientes. Es importante no quedarse atrás con las nuevas tecnologías pero siempre sabiendo dónde están sus límites y haciendo un uso ético de las mismas”.

Torres aclara que los beneficios son grandes como para ignorarlos, “esperar demasiado puede suponer perder ventajas competitivas frentes a competidores, eso sí, con precaución, no es necesario hacer una apuesta de todo o nada. Nosotros recomendamos comenzar con pruebas de concepto que demuestren la viabilidad y el valor que se puede obtener con estas tecnologías”.

La seguridad en la IA

La Inteligencia Artificial puede ser utilizada para fines maliciosos como la creación de deepfakes o la ciberdelincuencia, y la posibilidad de pérdida de empleos debido a la automatización de tareas. Además, en manos equivocadas, estas tecnologías también podrían ser utilizadas para generar mensajes engañosos o maliciosos, como phishing o spam.

Para garantizar la integridad en estos sistemas es fundamental implementar medidas de seguridad sólidas para proteger los datos que se utilicen, incluido el cifrado, el control de acceso y la monitorización de posibles violaciones de seguridad. Asimismo, es importante realizar auditorías periódicas para detectar y corregir posibles problemas y educar a las personas sobre sus inconvenientes y beneficios.

En este sentido, existe un esfuerzo constante en la industria de la ciberseguridad y de la Inteligencia Artificial para hacer que estas herramientas sean seguras y de confianza, aplicando enfoques que incluyen el uso de técnicas de seguridad cibernética y la incorporación de sistemas de seguridad en la propia IA.

En respuesta a estos desafíos, Alfedro Maeso explica que la nueva legislación europea sobre IA que se está implementando por fases, con plena aplicación programada para 2026. “Esta legislación prohíbe ciertos tipos de tratamientos de datos considerados de máximo riesgo. Además, establece requisitos específicos incluyendo aspectos relacionados con la transparencia, la supervisión humana, la solidez, la precisión y la ciberseguridad.Para garantizar la integridad de los datos utilizados en sistemas de IA, es fundamental que las empresas cumplan con los requisitos legales establecidos, así como con las directrices y guías proporcionadas por la legislación europea. Esto implica establecer políticas sólidas de gobernanza de datos y seguridad, realizar evaluaciones periódicas de riesgos y auditorías, y garantizar la supervisión humana durante el uso de los sistemas de IA. Al hacerlo, se promueve una implementación ética y transparente de la IA, en línea con los estándares legales y éticos establecidos por la legislación europea”.

Por su parte, el portavoz de Devoteam asegura que “es importante tener en cuenta la diversidad y la imparcialidad de los datos para evitar sesgos. Limpieza y preprocesamiento de datos para eliminar datos erróneos, duplicados o irrelevantes. Validación y verificación, seguridad de los datos, lo que implica implementar medidas de seguridad, como el cifrado de datos, el control de acceso y la auditoría de registros, para garantizar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de los datos. Monitoreo continuo y transparencia y trazabilidad en el proceso”.

Un punto a tener en cuenta para securizar el uso de esta tecnología recae en fomentar la educación y la formación en IA, “para que los trabajadores y usuarios puedan comprender en su totalidad los beneficios y riesgos. Ante el nuevo mundo que nos ofrece la IA, los marcos regulatorios resultan necesarios para establecer límites y desarrollos responsables, permitiendo la evolución e implementación en los múltiples campos”, dice Ramón Riquelme.

Por ello, para evitar el uso indebido, las empresas deben establecer políticas claras sobre privacidad de datos y transparencia. Según un estudio de Kaspersky, solo el 27% de las empresas tiene normas claras y las cumple, “es crucial revisar regularmente el cumplimiento de estas políticas. se están desarrollando una serie de sistemas de defensa como los sistemas de detección de anomalías, que utilizan algoritmos de aprendizaje automático para descubrir comportamientos irregulares en los sistemas informáticos. También la autenticación multifactor, que puede ayudar a prevenir los ataques de suplantación de identidad y otras formas de fraude online. Y, por otro lado, son importantes los sistemas de seguridad basados en el comportamiento de los usuarios, ya que se pueden emplear para detectar actividades sospechosas, como la transferencia de grandes cantidades de datos o el acceso a recursos no autorizados. Asimismo, el análisis de código fuente se utiliza para identificar y corregir las vulnerabilidades de seguridad en el software”, señala su Lead Security Researcher.

En palabras de Manuel Ángel García, se de deben establecer cuáles son los principios éticos que rigen todos y cada uno de los desarrollos basados en IA. Estos principios deben asegurar la equidad, privacidad y seguridad, la inclusión y transparencia.

Procesos que se beneficiarán de la IA

La observabilidad de datos se convertirá en un pilar fundamental en la estrategia empresarial para 2024. Las proyecciones indican que la observabilidad de datos se volverá obligatoria a medida que las organizaciones busquen impulsar una automatización más inteligente y una toma de decisiones más rápida.

“En Dynatrace, abogamos por soluciones avanzadas de observabilidad, que permiten una ingesta más rápida y segura de datos de alta calidad. Estas soluciones, respaldadas por la inteligencia artificial, no solo facilitarán el análisis a mayor escala, sino que también abordarán los riesgos asociados con datos de baja calidad. La integración de la observabilidad de datos en la estrategia empresarial será esencial para garantizar la frescura de los datos, identificar anomalías y respaldar la toma de decisiones informada”, apunta el Sales Engineer Manager en Dynatrace.

Así lo resume el Managing Director de data e IA de Accenture España y Portugal, que dice que los procesos que más se van a beneficiar serán todos aquellos procesos con gran carga cognitiva,” lo que podemos denominar tareas de lenguaje que estimamos representan el 51% del tiempo de las personas. En nuestro estudio Generative AI Technology in Business | Accenture hicimos un análisis detallado por actividad y por industria donde estimamos que, de media, el 40% de las horas de trabajo de una persona se verá impactada por la IA”.

Por su parte, el Senior Advisory Solutions Consultant de Appian, destaca que desde la compañía trabajan en distintos sectores en los que la IA resulta muy útil para su estrategia, como en empresas de servicios financieros, el sector público, empresas de seguros y de ciencias de la salud. “Todos ellos se benefician de la IA gracias a la gestión de riesgo, automatización de procesos, mejorar la experiencia de los clientes, así como la mejora de los procesos internos garantizando el cumplimiento de la normativa, entre otras muchas ventajas que ofrecemos desde nuestra plataforma”.

Sin lugar a duda, la inteligencia artificial está marcando el presente y futuro de todos los aspectos de la vida. Su potencial para mejorar nuestro día a día, nuestra forma de trabajar o incluso, nuestra salud, entre otras cosas, es enorme y seguirá en aumento, conforme las empresas implementen esta tecnología.

Deja un comentario

Scroll al inicio