Fernando Jofre

Cerrando el primer cuatrimestre del año, la ciberseguridad está en el “candelabro”, como diría aquella. Antes la SEPE, ahora las webs del Ministerio de Justicia y del INE… Los ciberataques se han convertido en habituales y no se descarta la relación entre unos y otros. Está claro que tanto el sector público como el privado deben revisar sus presupuestos anuales para defenderse de las amenazas. Y la pyme no está exenta de riesgos. Nadie debe creerse aquello de que “esto no es para mí”.

Los principales riesgos se resumen en cuatro: el ransomware, la automatización de ataques (la cara “oscura” de la tan atractiva automatización de procesos de la que tanto hablamos últimamente), los ataques en entornos Cloud y el ciberespionaje. Seguro que te suenan. Y alguno te habrá llegado. Seguro.

Ahora bien… ¿Cómo reforzar los presupuestos cuando apenas tenemos recursos para otras áreas no menos importantes? Recuerdo hace muchos años -antes de lo que ahora es internet- cuando en las pymes ya se empezaba a dedicar un presupuesto anual a la suscripción de sistemas antivirus, partida presupuestaria antes innecesaria e inexistente. Ahora sería impensable prescindir de ella. Pero muchas pymes se han quedado ahí… sin ampliar coberturas a pesar de que el entorno ha cambiado radicalmente.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) gestionará este año 260 millones de euros en ayudas para fortalecer las capacidades de ciberseguridad empresarial. Espero que algo te llegue, la verdad.

Este propio organismo ya registró el pasado año 130.000 incidentes graves en ciberseguridad, además de un aumento del 80% de ciberataques con casi 40.000 ataques diarios. Y esto no tiene visos de ir a menos. De hecho, el 75% de las pymes está convencida de que irá a más en este año 2021, según el State of Website Security and Threat Report de Sectigo. Teniendo en cuenta además que este mismo estudio revela que el 50% de las pymes ha sufrido una violación de su sitio web en algún momento, y el 40% está siendo atacada mensualmente.

Lo peor de todo es que un 75% de las pymes cree que lo está haciendo bien. Que están mitigando los riesgos de manera efectiva. ¿Está tu empresa en esa falsa creencia? Háztelo mirar…

>